Spell of the Highlander

Cian MacKeltar es un Highlander Laird del siglo nueve. A Cian le aplica aquello de que la curiosidad mató al gato; sólo que en su caso, fueron la curiosidad y la arrogancia las que causaron que el gato quedara atrapado dentro de un espejo encantado.

(Cualquier parecido con “Espejito, espejito dime quién es la más bonita”, es pura coincidencia)

Cian es alto (seis pies y medio). Su cuerpo es musculoso, con hombros anchos. Su cara es “pecaminosamente hermosa”(wow!); con las facciones de un guerrero celta: quijada cuadrada y fuerte, nariz recta y aristocrática y labios super sexy y “besables”. Sus ojos son del color del whisky y su piel como pardo terciopelo.

La parte izquierda de su pecho estaba cubierta de tatuajes de runas rojas y negras, desde la parte de abajo de sus costillas, subiendo hacia el hombro y hasta el borde de su quijada. Cada uno de sus biceps tenía una banda de runas tatuadas.

Su pelo era del color de la caoba con destellos dorados y cobrizos. La mitad estaba recogida en docenas de trenzas finas aseguradas con cuentas metálicas.

Usaba una falda escocesa a cuadros rojos y negros, brazaletes de metal en las muñecas y botas negras de piel. Y por supuesto el bulto siempre presente bajo su plaid.

He descubierto que los Highlanders (ya sean del siglo nueve, 13 ó del presente) sólo piensan en sexo. Se supone que el hombre normal piensa en sexo cada siete segundos. Pues los Highlanders, incluso cuando algo más importante debería ocupar su mente (por ejemplo el hecho de que alguien perverso y muy poderoso esté empeñado en destruirlos a ellos y a todo lo que aman), en lo único que piensan es en sexo. 24-7.

Jessi St James es estudiante de arqueología (y qué interesante que sea estudiante de arqueología, porque Cian es una reliquia viviente). Es ella la que se tropieza con el espejo y queda de una pieza al darse cuenta de que viene con sexy guerrero escocés incluido.

Según Jessi, Cian no tenía rastro de ningún producto químico como colonia o desodorante. Nada artificial. Sólo puro hombre: una mezcla de cuero sobre piel, una pizca de alguna especie como clavo, sudor y la tácita promesa de sexo…

¿Se suponía que eso llenara mi cabeza de fantasías excitantes?

Big fat nay!

Eww… Existe una razón por la que inventaron la colonia y el desodorante… Seamos realistas. ¡Los hombres apestan!

Tengo que reconocer que de todos los Highlanders, Cian es el que menos me gusta. Es odioso, bruto y arrogante. Y si bien todos son arrogantes (hello! ¿Qué hombre con estas características no va a ser arrogante?), los demás son arrogantes sin llegar a lo odioso.

Lo mejor de este libro… Dageus, por supuesto.

Esta historia se supone que es unos meses después de The Inmortal Highlander. Cloe está embarazada y Dageus es el hombre más feliz sobre la tierra.

Y es precisamente su conocimiento de las artes oscuras (debido a que conserva el conocimiento de los 13 drúidas) lo que los ayuda a liberar a Cian.

Si embargo, en este libro hay un error en el timeline. Según el prólogo, la historia comienza el mismo día en que Dageus queda libre de los 13 drúidas, que es el mismo día en que Adam pierde sus poderes. Según el prólogo, Aoibheal usó una gran cantidad de sus poderes, no sólo para liberar a Dageus y castigar a Adam, sino también para hacer interferencia con cualquier tipo de magia. Esto fue lo que causó que los encantamientos de Lucan perdieran efecto y alguien pudiera entrar a su casa y robar el espejo en el que estaba atrapado Cian. Más aun, en el prólogo Aoibheal insinúa que esa era precisamente su intención.

Ahora, ¿cuál es el error? Según The Inmortal Highlander, después de perder sus poderes Adam estuvo como tres meses en el mundo humano antes de encontrar a Gabrielle. Luego, ellos llegan a Castle Keltar unos días antes del solsticio de verano. De hecho, tienen que esperar al solsticio de verano para atraer a Aoibheal cuando los MacKeltar atrasan los rituales que deben realizar ese día para que no desaparezcan las barreras entre el mundo de los humanos y el de los Tuatha Dé Danaan. En Spell of the Highlander, luego de que roban el espejo (con Cian dentro) pasan unos tres meses antes de que el profesor para el que trabajaba Jessi lo comprara en el mercado negro y ella lo encontrara. Ellos llegan a Castle Mackeltar unos días antes de Halloween, que es cuando se va a romper el hechizo si Lucan no paga la ofrenda.

Si ambas historias empezaron el mismo día, y tres meses después ambas parejas estaban llegando a Castle MacKeltar, tendrían que haber llegado al mismo tiempo y no con más o menos tres meses de diferencia.

2 thoughts on “Spell of the Highlander

  1. Difiero amiga. Me encanta la idea de un gigante medieval, tatuado en runas rojas y negras que sólo use falda, sin calzones y siempre esté armado…..
    Cierto si no usa desodorante más vale que no corra o al menos se bañe 3 veces al día. Pero eso es peccata a la minuta, no arruines mi fantasía con tus preocupaciones mundanas de artículos de primera necesidad. Aplaudo la escena en que la heroína le lambe la espalda al hombrón y este casi tiene un accidente como cuando tenía 12 años y acababa de descubrir que las mujeres tienen toto y el pipí….

  2. Estamos de acuerdo en que esa es una de las partes más cómicas. Me dio tanta risa que ella pensara que estaba soñando y dijera: “pues si es un sueño puedo hacer lo que quiera”. Y lo que se ocurre es lamberlo. Qué Jessi! Y eso, que supuestamente era su primer sueño erótico. Me pregunto qué hubiera hecho si hubiese tenido más práctica…

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s