El pergamino de la seducción de Gioconda Belli

Acabo de descubrir a Gioconda Belli y les invito a todos a descubrirla también. Quedé maravillada con la prosa tan poética de esta escritora. Jamás había leído una novela con un lenguaje tan poético pero sencillo a la vez. Investigué un poco y descubrí que esta escritora nicaraguense es poeta. De hecho son más los poemarios que ha publicado que sus novelas. Puedes leer algunas de las poesías de Gioconda Belli en este site www.los-poetas.com/n/biobelli.htm

Este post se lo dedico a mi tía Tetin que me prestó el libro enseguida para que lo leyera. Espero que te guste Titi.

El pergamino de la seducción descubre la historia de Juana la Loca, Reina de Castilla e hija de Isabel la Católica. Más bien Gioconda quiso hacer una interpretación de esta figura histórica tan controversial y desprestigiada por los historiadores ya que todos la recuerdan sólo por ser la loca. A los ojos de la historia Juana es la esposa que enloqueció cuando su marido, Felipe El Hermoso, le fue infiel y no reciprocaba su amor…el-pergamino-de-la-seducción

Junto a Manuel, un profesor de historia español obsesionado con Juana la Loca, y Lucía, una huérfana interna en un colegio de monjas, vamos descubriendo los hechos de la vida de Juana de Castilla y reviviendo su historia personal. Lo más interesante de toda la historia real para mi son estos personajes de ficción literaria que inventa Gioconda para rememorar la vida de Juana.

El libro se da en dos tiempos: el tiempo histórico de Juana y Felipe en el siglo XVI; el tiempo actual de Manuel y Lucía en la década de los 70 que son los que mueven la acción. Quizás porque ya conozco de sobra la historia de Juana la loca y Felipe el hermoso no me interesaba tanto leer sus crónicas pues ya sabía lo que acontecería… Sin embargo, me fascinó la pareja Lucía-Manuel creada por Gioconda y no podía esperar a ver el desenlace.

Entre estos dos personajes nace un amor inesperado y poco usual. Como mencioné antes, Lucía es apenas una niña inocente de 17 años, huérfana y en un país extranjero pues es suraméricana. Manuel es un hombre ya de 40 años, profesor, rico de familia de abolengo que vive en su país natal. Esta relación es desigual desde un principio en términos de poder, ya que Manuel tiene todo el poder y Lucía ninguno: es menor de edad, no tiene sustento, ni oficio, ni familia y es extranjera en España. Gioconda hace un paralelo entre la relación de Juana y Felipe con la relación inventada de Lucía y Manuel: Juana no tenía poder pues no tenía estipendio propio, vivía del sustento de su marido, era forástera en el reino natal de él, el francés no era su lengua materna y estaba a merced de que la encerraran y decidieran todo por ella, engañandola y forzándola a hacer lo que no quería. Ni siquiera podía tener españoles o gente de confianza en su séquito pues Felipe no les quería pagar el servicio y ella no podía retenerlos. De esa forma la rodeó siempre de sus espías y hombres de confianza. Al igual que en la relación de Juana y Felipe, Manuel da las órdenes y Lucía simplemente las acata.

Quiero compartir con ustedes la mejor escena de todo el libro que narra la desfloración de Lucía. Además de ser romántica y erótica, la descripción es real y despojada de artificios pues narra los hechos como lo que son: seductores, dolorosos, fantásticos y desconcertantes. A continuación la prosa poética de Gioconda cobra vida en mi mente por sí sola:

“Yo oía mis quejidos confundirse con los suyos mientras por dentro me invadía una sensación de miel derramada, un panal soltando una sustancia cálida y viscosa y el sumergiendo su mano entre mis piernas, úntandose los dedos llevándoselos a la boca, para luego pasarlos sobre mis labios… Me estremeció la sensación exquisita del primer acercamiento, la dureza suya contra el foso que llevaba a mi castillo interior, pero cuando mi instinto lo animaba a cruzar el umbral hacia los salones secretos, de pronto todas las alarmas se encendieron y un dolor de sitios prohíbidos, de puertas tercamente cerradas se interpuso. Susurré gimiendo que no alcanzaba, que no podía, pero Felipe o Manuel, no sé quien era ni importaba ya, me clavó los brazos abiertos en las almohadas y sobre mis gritos y llanto empujó su sexo como si taladrara mis entrañas en busca de agua….”

gioconda-belliGioconda Belli ha profundizado mucho en estos personajes históricos. A través de su lectura pude ir descubriendo la figura de Felipe como lo que era: un principe, bon vivant, presumido, mujeriego, ambicioso pero bien versado en las intrigas y luchas de poder. No cabe duda que su matrimonio con Juana le era ventajoso políticamente ya que el no era más que un príncipe de Borgoña y los Países Bajos, mientras que Juana era heredera al trono de Castilla que ya incluía también al Nuevo Mundo desde hacía unos años y todas las riquezas que eso implicaba. Sin embargo, me queda claro que Felipe sí se enamoró de Juana por su frescura, su pasión y su intensidad en el amor. Esto no debe sorprender a nadie pues ambos eran dos adolescentes (Juana tenía 16 y Felipe 18). íImagínense poder hacer legítimo su primer amor con la intensidad de la adolescencia y sin freno ninguno a los sentimientos de entrega y pasión que desatan esos primeros aleteos del amor sexual! Juana era virgen cuando llegó al matrimonio. A diferencia de otras muchachas de su edad que fueron casadas con viejos enfermos, a Juana le tocó un marido joven, apasionado, apuesto y de cuerpo atlético. El amor fue a primera vista porque tan pronto se conocieron, Felipe exigió a los monjes que los casaran ese mismo día para poder consumar su matrimonio. Es que se moría de ganas… no salieron del cuarto hasta tres días más tarde. Ahí si les digo yo, enloquece cualquiera….

Juana era una mujer voluntariosa e inteligente lo que la hacía rebelde, pues en ese tiempo las mujeres tenían que simplemente acatar las órdenes ya fueran de su padre o de su marido. La Reina Isabel, madre de Juana era la excepción a la norma sin duda. En el caso de Juana no tuvo la dicha de ser soberana pues hasta su propia madre la encerró y privó de sus hijos. Pasó su vida de pelea con el mundo que la quería manipular y decirle lo que tenía que hacer. Juana era una adelantada a su tiempo ya que sólo quería ser madre y esposa. Aunque decía que quería ser reina no me cabe duda de que no le interesaba el poder. Si le hubiera interesado, Juana hubiera encontrado la manera de reinar. Pero la realidad es que le tocó enfrentarse a los hombres que más amaba (Felipe su esposo, Fernando su padre, y luego Carlos su hijo). A todos estos hombres les convenía encerrar a Juana por loca para que ellos pudiesen ser los reyes en vez de ella. Juana tuvo oportunidad de derrocar a su padre y a su hijo, el Emperador Carlos V, pero no lo hizo. También me queda claro que Fernando el Católico envenenó a Felipe el Hermoso para sacarlo del medio aunque no haya evidencia histórica de esto, porque bien sabía Fernando que Juana y Felipe juntos le quitarían el trono y ya se habían ganado el favor del pueblo español. Un hombre de 30 años, saludable y fuerte sale a jugar un partido como era su costumbre y cinco horas más tarde llega sudoroso y envuelto en unas terribles fiebres misteriosas???? Me huele a Fernando el católico que con la cruz quitaba a todo el que se le pusiera delante…

En el caso de Juana triunfó siempre el amor y vivió despojada de lo que más amaba en esta tierra que eran su esposo, sus hijos y la libertad. Sin embargo, no podemos llamarla débil porque Juana vivió largo tiempo, soportó grandes afrontas, humillaciones, robos, despojos y encierros. Fue la única que sobrevivió de sus hermanos hasta largo tiempo y sin morir de parto. Paridora de reinas y emperadores: Leonor reina de Portugal, Carlos V emperador de Alemania y España, Isabel reina de Dinamarca, Fernando emperador Astro Húngaro, María reina de Hungría y Catalina reina de Portugal. Tristemente, también sus hijos la despojarían de su riquezas y de su libertad. Inclusive la historia la despojaría de su sanidad y buen nombre pero no pudo derrotarla del todo ya que Juana La Loca se convirtió en un mito que ha perdurado más de 400 años…

Les invito a leer esta historia de pasión, amor, libertad, intrigas y abusos. Gracias Gioconda por revivirla y hacernos sentir la pasión de Juana por medio de tu relato estilo ” Las mil y una noches”, tu exquisita poesía y escenas de un fino erotismo soñado…íLes deseo a todos Feliz día de San Valentín! Clasifico esta novela como super hot  super hot

Si te gustó este post puedes leer El país de las mujeres de Gioconda Belli. Para otra historia de reinas famosas puedes ver The White Queen de Phillipa Gregory. Si lo que te gustó fue el erotismo puedes leer sobre la serie Fifty Shades o Peach Blossom Pavillion sobre la prostitución en China.

7 thoughts on “El pergamino de la seducción de Gioconda Belli

  1. Pingback: El país de las mujeres de Gioconda Belli | Nuestro Rincón de Lectura

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s