Happy Ever After de Nora Roberts

El cuarto y último libro de la serie de novias de Nora Roberts es Happy Ever After, la historia de Parker.

Debo reconocer que si la historia de Parker hubiera sido la primera y no la cuarta, probablemente la hubiera odiado. Parker es perfeccionista, le gusta controlar todos los detalles, y lo que más odio de ella: tiene su gigantesco waking closet, con sus mil pares de zapatos (a lo Imelda Marcos) organizados por estilo y color.

Pero lo cierto es que cuando llegas a esta historia te das cuenta de que Parker es en realidad la pega que ha mantenido a estas cuatro amigas unidas por prácticamente toda su vida.

Era en su casa que ellas jugaban al Día de Bodas. Eran sus padres quienes las trataban a todas como sus hijas y hasta se las llevaron a París de vacaciones. Y fue ella misma a quien se le ocurrió la idea de Vows.

Cuando murieron sus padres en una accidente, Parker, quien no tenía la necesidad de trabajar ni de hacer absolutamente nada en su vida, se dió a la tarea (con la ayuda de Del) de crear una propuesta de negocios para presentarle a sus amigas. Así, su hogar (la magestuosa mansión de los Brown) se convirtió, no sólo en un salón de actividades sacado de un cuento de hadas, sino también en el hogar y lugar de trabajo de estas cuatro amigas inseparables.

A través de las cuatro historias es Parker la que encuentra el vestido de novia perfecto para cada una de sus amigas. Es un momento tan especial cuando te pruebas ese vestido y miras al espejo e inmediatamente sabes que ése es tu vestido de novia. No importa cuántos te hayas probado antes, ni cuántos te pruebes después, ése es el momento que recuerdas siempre. Esa parte en los libros me encanta. Las cuatro amigas con Mrs. G, chanpaña, risa, lágrimas, complicidad…

Bueno, ya les he advertido antes que soy terriblemente romántica, así que no se quejen.

Pero lo que más me gusta de este libro es ver a todos los personajes desde la perspectiva de Mal. El es el único que no pertenece al grupo por años. Incluso Carter, aunque no pertenecía al grupo íntimo de amigos, los conocía porque estuvo en el colegio con Del, Emma, Parker y Mac, y en la universidad con Del y Jack. Pero Mal es el recién llegado y me parece muy interesante cómo los ve a cada uno de ellos y sus relaciones unos con otros.

Me gustan también las conexiones especiales entre algunos de los personajes, como Parker y Carter, Laurel y Mal, Mac y Del. Esa noción de ser amigos, no simplemente conocer a los amigos de tu pareja.

En este libro vemos la boda de Mac y Carter. Todas las amigas trabajan mucho para que sea un día maravilloso. Parker incluso logró traer al siempre ausente papá de Mac, lo cual significó mucho para Mac, aunque ni ella misma se imaginaba cuánto. Laurel le hizo a Carter un bizcocho en forma de un libro abierto, lo cual fue simplemente genial. Y lo mejor de todo, Mal puso en su sitio a scary Linda. Definitivamente, una boda de ensueño.

En realidad, este libro tiene muchas partes que me gustan mucho. Como cuando Del le apuesta a Mal que no podría lograr que Parker se subiera en su moto y en seguida Jack y Carter deciden entrar en la apuesta también. Por supuesto, Carter tuvo el suficiente sentido común como para apostar a favor de Mal.

De esta parte lo que más me gusta es que Mal convenció a Parker de salir con él, pero justo antes de que ella se subiera en la moto le dijo lo de la apuesta. Lo hizo más que nada porque pensaba que de no hacerlo, ella podía creer que él lo había hecho sólo para ganar la apuesta. Y seamos realistas, este es un grupo de personas que no saben guardar un secreto, así que Parker se iba a enterar de la apuesta más temprano que tarde. Igual, él le dió la opción de decir que no. Claro que ella dijo que sí, salieron, comieron pizza y la pasaron súper.

Otra parte que me encanta es cuando Mac llega a donde Parker con 10 pares de zapatos porque había cometido el error de entrar en una tienda de zapatos (después de que ya había escogido los zapatos de su boda). Mac estaba en estrés porque se había convertido en una de esas novias insoportables con las que ellas tenían que lidiar con bastante frecuencia. Parker en seguida tomó el control de la situación. Ayudó a Mac a escoger los zapatos perfectos para su vestido, encontró entre el montón los zapatos perfectos para Emma y le aseguró a Mac que no se estaba convirtiendo en bridezila… All in a day’s work. Me encantó cuando le dijo que dejara todos los zapatos allí para ella misma ir a devolverlos y le prohibió a Mac que volviera a entrar en una zapatería hasta después de la boda.

Esta historia definitivamente está llena de finales felices. Y después de todo, eso es lo que queremos encontrar en estas novelitas, ¿no?

One thought on “Happy Ever After de Nora Roberts

  1. Pingback: Savor the Moment de Nora Robert « Nuestro Rincón de Lectura

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s