Sea Swept – Los maravillosos hermanos Quinn

Chesapeake Bay Saga es una de mis series favoritas de Nora Roberts. Esta narra la historia de los hermanos Quinn: Cameron, Ethan, Phillip y Seth.

Me gusta mucho la manera en que Nora Roberts describe este mundo completamente masculino.

Por supuesto que hay personajes femeninos, pero (algo bien raro en sus libros) pasan a un segundo plano.

Lo primero que debemos saber de la serie es que Cameron, Ethan, Phillip y Seth no son realmente hermanos… Hermanos de sangre, quiero decir.

Ray y Stella Quinn adoptaron a Cameron, Ethan y Phillip cuando éstos eran adolescentes. A su corta edad los tres habían vivido abuso, maltrato, negligencia y tenían un impresionante resumé delictivo. Aun así, Ray y Stella los acogieron en su hogar y se convirtieron en una familia.

El primer libro de la serie es Sea Swept y es la historia de Cameron.

Cameron fue el primero que llegó a la casa de Ray y Stella Quinn. Había huído de su casa, donde vivía con un padre alcohólico y abusador, después de que éste le diera una paliza que casi lo mata. Cam planeaba robarse el Corvette de Stella para huir a México. Ray lo sorprendió en el proceso, pero Cam estaba tan mallugado, que en lugar de llamar a la policía, lo metió a la casa para que Stella (quien era pediatra) le echara un vistazo. Poco después Cam se convirtió en el primer hijo de Ray y Stella Quinn.

Cuando Cameron se hizo hombre, se convirtió en un daredevil, participando en carreras de barcos, carros, motoras y prácticamente cualquier derivado, en toda Europa. Era todo un hotshot, famoso y admirado, colleccionando trofeos y súper modelos.

Al iniciar la historia, Cam estaba en Monte Carlo después de haber ganado una importante carrera, cuando recibe la noticia de que Ray tuvo un accidente y estaba al borde de la muerte.

Luego de horas de viaje, Cam llega al hospital justamente para ver morir al que para todos los efectos era su padre. Claro, no sin antes hacer que Cam, Ethan y Phillip prometieran cuidar y proteger a Seth, el niño de 10 años que Ray acaba de rescatar, tal y como hace tantos años los rescató a ellos.

Los tres hermanos lo prometen, porque, hello! en ese momento le hubieran prometido a Ray cualquier cosa. Después es que vienen los detalles.

Cameron tenía su vida en Europa; Phillip en Baltimore, donde trabajaba en una agencia de publicidad; Ethan, aunque se había quedado en Saint Christopher, tenía su vida hecha y estaba contento con su privacidad.

La cosa es que los tres hermanos tienen que volver a casa para proveerle una familia a Seth. Esto se hace mucho más difícil ya que Seth no confía en ninguno de ellos. A sus 10 años, Seth ha vivido cosas tan terribles que se me parte el corazón de sólo pensarlo.

Cuando entra en escena la trabajadora social encargada del caso de Seth, Anna Spinelli, la historia se pone muy interesante. Primero porque ella está dispuesta a ayudar a los hermanos a obtener la custodia de Seth, siempre y cuando la convenzan de que es lo mejor para él. Y segundo porque lo único en lo que Cameron piensa es en seducirla. Claro, a Anna no le molesta para nada esa idea.

Me gusta mucho la pareja de Anna y Cam porque los dos son fuertes, decididos y creen que quieren una relación sin ataduras, juegos ni promesas. Me encantó verlos poco a poco enamorarse, algo que los asustaba, especialmente a Cam.

Me gustó más verlos pelear. Porque las parejas enamoradas pelean; claro que sí. Y apasionadamente. Cualquier pareja que lleva años junta y que me diga que no pelea, está mintiendo o hace falta algo en esa relación.

En todo momento Cam pensaba que todo esto era una etapa en su vida. Después de que la situación de Seth se resolviera y la adopción fuera final; después de que el negocio de construcción de botes que estaba empezando con sus hermanos estuviera sólido; después de que su obseción con Anna pasara… Después, él podría volver a su vida.

No fue hasta mucho después que se dio cuenta, no sólo de que ésta era su vida, sino también de que no tenía ningún interés en regresar a lo que dejó atrás.

De los tres hermanos, Cam es el primero que se gana la confianza y el cariño de Seth. Quien lo ayuda a entender que ahora es parte de una familia; una familia dispuesta a luchar con uñas y dientes para proteger a los suyos. Para Seth, quien nunca ha tenido a nadie que lo proteja y que no sabe lo que es pertenecer a algo, esta es una nueva y maravillosa sensación.

Otra cosa que me encanta de este libro es que Cam puede ver a Ray. Algo que no nos sorprende de Nora Roberts, ya que es especialista en meter aquí y allá a sus fantasmas amigables. Un poco como la conciencia de los personajes.

El segundo libro de la serie es Rising Tides y es la historia de Ethan.

2 thoughts on “Sea Swept – Los maravillosos hermanos Quinn

  1. Querida Sheila a mi también me encanta esta saga que me prestaste un día. Los personajes masculinos le quedan perfectamente comibles a Nora. Debe ser porque leí que ella tiene varios hermanos que conoce a profundidad los hombres y sus pensamientos. Mi personaje favorito es Ethan porque es el más callado, calmado y centrado, ero cuando ve una injusticia es una furia y pelea como todo un guerrero. Estoy de acuerdo contigo que una de las mejores partes de la saga es cuando los hermanos ven al fantasma de su padre y tienen conversaciones existenciales con él. Pero mis partes favoritas son definitivamente cuando todos los hermanos están juntos y tienen sus peleas y discusiones monumentales…

  2. Oh! Las peleas de los Quinn. Es cierto Lizette, definitivamente son geniales. Mis favoritas son una en este libro, cuando Cam y Phillip están discutiendo en el muelle que tienen en el patio de la casa. Ambos se están echando la culpa de haber dejado solo a Ray y la cosa se está poniendo bien intensa cuando llega Ethan por detrás los coge y los tira a los dos al agua (Cool off!). Es una de las razones por las que me encanta Ethan. Después en el libro #3, en el cumpleaños de Seth, cuando Ethan se lo echa al hombro y empieza a caminar hacia el muelle, él creía que lo iban a tirar al agua también, pero lo que querían era enseñarle el bote que le habían construido entre los tres. Me encanta cuando los hombres fuertes e indomables demuestran dulzura.
    Anyway, la otra pelea que me encanta es en el libro #3 y es también entre Cam y Phillip (parece que Cam y Phillip siempre están peleando y Ethan haciendo de referee. jeje). Es cuando Phillip decide que confía en Sybil y quiere estar con ella; claro, despues de convecerse de que ella también quiere lo mejor para Seth.
    En el libro #4 también me encantó (aunque no fue durante una pelea) cuando Cam, Phillip y Ethan (quienes ya estaban entrando en sus 50) cogen a Seth y lo tiran entre los tres al agua. Es como una tradición familiar.

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s