Inner Harbor – La historia de Phillip Quinn

El tercer libro de la serie de los hermanos Quinn es Inner Harbor y es la historia de Phillip.

Tengo que empezar diciendo que, de los cuatro Quinn, Phillip es mi favorito.

Cuando Phillip tenía 13 años tenía la cara de un angel de Botticelli y una habilidad particular para sacar carteras de bolsillos y forzar cerraduras. Pertenecía a una ganga, usaba drogas y acababa de salir de una estadía en la correccional cuando una bala lo alcanzó en medio del pecho.

Esa fue la bala que le salvó la vida, porque en el hospital conoció a Stella Quinn. Ella le habló de su casa, de su esposo, de sus hijos y le ofreció una vida lejos de todo lo que Phillip había conocido hasta ahora.

Phillip aceptó la oferta de Stella por varias razones. Primero, necesitaba un lugar donde vivir, ya que su mamá (quien era una prostituta y drogadicta) le dijo que no se le ocurriera volver al apartamento donde vivían porque estaba harta de que la policía fuera a preguntar por él.

Segundo, él calculó que podría pasar una temporada con los Quinn, viviendo como un príncipe, y cuando se cansara, se iría llevandose todo lo de valor que pudiera encontrar.

Claro, su plan no contaba con que de inmediato caería rendido a los pies de Stella (tal y como les había pasado ya a Cameron y a Ethan); esta mujer tan diferente a la imagen de madre que él tenía en su cabeza. Antes de darse cuenta, ya Phillip era también un Quinn.

Me encanta ese amor incondicional que los cuatro Quinn (Cameron, Ethan, Phillip y su papá, Ray) sentían por Stella. Debe ser porque yo también soy la única mujer en una familia de hombres y me encanta la idea de que mis tres hombres (mi esposo y mis dos hijos) me vean así también. A uno le dan ganas de conocer mejor ese personaje, que era el pegamento que unió a cuatro hombres diferentes y los convirtió en una familia.

Cuando empieza la historia (Sea Swept) nos enteramos de que Stella había muerto de cáncer hacía ocho años. Pero es cuando nos adentramos un poco en la historia de esta familia que nos damos cuenta de que al morir Stella, cada uno se fue por su lado; Cameron se fue a Europa; Phillip a Baltimore y aunque Ethan y Ray vivian en Saint Christopher y se veían más seguido, lo cierto es que tenían sus vidas aparte.

Si la muerte de Stella separó a los hermanos, la de Ray los unió; más que nada por la encomienda que les dejó de cuidar y proteger a Seth.

En el momento en que empieza este libro, Phillip añora su vida en Baltimore. Su apartamento decorado exquisitamente, los restaurantes gourmet, sus botellas de vino, pero sobre todo, su vida social.

Cameron se casó con Anna, Ethan se casó con Grace y ¡el pobre Phillip no ha tenido una cita en seis meses!!!

¿Con qué tiempo?

El está en Baltimore de lunes a jueves y en cuatro días hace el trabajo de una semana, para poder salir el jueves por la tarde directo para Saint Christopher y pasar el fin de semana entre asignaciones escolares de Seth y trabajando como burro en Boats by Quinn.

Claro, todo cambia cuando llega a Saint Christopher al Dra. Sybill Griffin. Sybill es antropóloga, socióloga, sicóloga… Ha publicado varios libros sobre la vida en las grandes ciudades y está trabajando en un nuevo libro sobre las dinámicas sociales, costumbres y tradiciones de los pueblos costeros pequeños. Pero desde el principio nos damos cuenta de que Sybill tiene otros intereses en Saint Christopher.

Sybill no es otra que la hermana de Gloria y tía de Seth. Ella no ha visto a Seth desde que éste tenía dos años y no tenía idea de lo que había sido de su hermana y su sobrino hasta que Gloria se comunica con ella en llanto para decirle que los Quinn le robaron a su hijo y para pedirle dinero para contratar un abogado. Como Sybill sabía que todo lo que decía Gloria era por lo menos 50% mentiras, decidió ir por sí misma a averiguar qué había pasado, por qué los Quinn tenían a Seth y lo más importante, en qué condiciones se encontraba.

Fue muy fácil darse cuenta de que Seth finalmente pertenecía a una familia. A una familia a la que tenía todo el derecho de pertenecer, ya que Sybill tenía información que ninguno de los Quinn sabía, pero que haría que la pelea por adoptar a Seth fuera mucho más fácil.

De todas las mujeres de la serie, Sybill es la que menos me gusta; con sus issues de niña rica ignorada por sus padres, envidiada por su hermana… ¡Qué aburrimiento!

Lo que me encanta de la serie, y de este libro en particular, son las escenas familiares en las que todo el mundo grita, se ríe, come y para el que no pertenece (en este caso, Sybill), es todo un caos. Me parece muy cómico que su basta experiencia en el comportamiento humano no la hubiese preparado para algo tan normal como una fiesta de cumpleaños para un niño de 11 años.

El último libro de la serie es Chesapeake Blue y es la historia de Seth Quinn.

3 thoughts on “Inner Harbor – La historia de Phillip Quinn

  1. Pingback: Rising Tides – Ethan Quinn y su conflicto interior « Nuestro Rincon de Lectura

  2. A mi me encanta Phil porque es un pillo fino. La parte que más me gusta es cuando Sybill le cierra la puerta del hotel y no le contesta las llamadas y Phil escala el edificio y se le mete al cuarto por el balcón abriendo las puertas de cristal!!!! genial

  3. Ay Lizette a mi también me encanta esa parte. El entra por el balcón (forzando la cerradura) y le dice que el es experto en breaking and entering. JAJAJA tan bello. En ese tiempo ella no conocía su historia completa. Me gusta también cuando él está pensando que cuando era niño era carterista, y después creció y se fue a trabajar en publícidad, que no es otra cosa que una forma aceptada socialmente de “picking wallets”. Tan bello Phillip. Me encanta de los tres que tienen siempre una agresividad latente, justo debajo de su calmado exterior. Grace, Ana y Sybill encuentran esto bien excitante, porque son como bombas de tiempo que en cualquier momento pueden explotar. Y ya sabemos como los hombres Quinn canalizan su agresividad. Claro que me encantan.

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s