The Dante Club de Mathew Pearl

The Dante Club es una novela detestivesca de Mathew Pearl.

La historia narra como un grupo de poetas se ven involucrados en la investigación de una serie de grotescos asesinatos, en los que el asesino recrea los castigos que describe Dante en su Divina Comedia.

Los primeros capítulos del libro pueden ser un tanto lentos, debido a que, en lugar de una historia, el autor parece estar contando un sinúmero de historias que poco o nada tienen que ver una con la otra.

Por un lado nos describe el primer asesinato. Por otro lado nos da a conocer a los miembros de la policía. Por el otro a los miembros del Club de Dante. Y vemos una serie de sucesos y conocemos una serie de detalles que aparentemente no tienen gran importancia en la historia. Ese es el primer error del lector, ya que absolutamente todo lo que vemos en estos primeros capítulos resulta ser esencial para entender la historia.

En esos capítulos es que conocemos a los personajes. Muchos nombres probablemente les resultarán conocidos, ya que, aunque la historia es ficción, Pearl utiliza personas reales. Los miembros del Dante Club son Henry Wadsworth Longfellow, Oliver Wendell Holmes, James Russell Lowell y J.T. Fields.

Longfellow es uno de los poetas más reconocidos en el Boston de 1965. Su historia es algo trágica, ya que perdió a su esposa en un terrible accidente. Es padre devoto de tres hijas que son su mundo entero. Y el gran proyecto de su vida profesional es la primera traducción al inglés de La Divina Comedia de Dante. En esta labor Longfellow reclutó la ayuda de Lowell, Holmes y Fields, quienes son sus grandes amigos y almas afines, todos apasionados por el trabajo del poeta florentino.

Lowell es un poeta talentoso, ingenioso y muy famoso también. Un genio de las letras, si bien es un desastre para los negocios, cosa que él admite sin ninguna verguenza (al pan, pan y al vino, vino). Lowell es apasionado y es el primero que insta a sus compañeros a tomar cartas en el asunto. Para él, el hecho de que el Club de Dante sean los únicos con el conocimiento necesario para resolver estos asesinatos, hace que estén moralmente obligados a detener a Lucifer (nombre con el que entre ellos se refieren al asesino).

Dr. Holmes es poeta y novelista, aunque en ambos casos le falta la genialidad de Longfellow y el ingenio de Lowell. El lo sabe y lo resiente un poco. En un principio el está dispuesto a defender a Dante, siempre y cuando no signifique su perdición. Es el más ambivalente de los cuatro y parece que en cualquier momento puede abandonarlo todo, pero al final resulta ser una de las piezas claves para detener los asesinatos. Debido a que es médico y además profesor en Harvard, la casualidad lo lleva a estar presente en varias de las autopsias en los casos de asesinatos y es prácticamente el primero que se da cuenta de la relación entre los asesinatos y los castigos del infierno dantesco.

Fields es el publicista de los tres escritores y hasta cierto punto su protector y fanático número uno. Es el más pragmático del grupo. Sus análisis de la situación son más fríos y más enfocados en proteger a todos los involucrados.

Nicholas Rey es el primer y único policía mulato en Boston, quien fue nombrado por el gobernador. Tiene muchas restricciones, por ejemplo, no puede usar uniforme ni arma de fuego y no puede arrestar a un hombre blanco a menos que esté acompañado de un policía blanco. Rey tiene muchas cosas en su contra. Sus compañeros policías no lo toman en serio ni lo consideran uno de ellos. La población civil, por su parte (tanto blancos como negros), lo resienten y lo consideran una ofensa al balance social.

Sin embargo, es precisamente Rey (quien nunca ha leído a Dante ni habla italiano) el que descubre que los asesinatos están relacionados y, más aún, deduce que Longfellow, Lowell, Holmes y Fields saben mucho más al respecto de lo que han compartido con la policía.

Rey es mi personaje favorito. Es un sabueso y desde el principio ve mucho más que sus compañeros policías. Se interesa incluso por los detalles más pequeños y que los demás policías descartan como sin importancia. Y a medida que avanza la historia, nos damos cuenta de que precisamente esos detalles son los más reveladores.

Así que les pido paciencia en esos primeros capítulos en los que muchos querrán simplemente dejar el libro. En el momento en que el paso se acelera, absolutamente todo empieza a pasar a la vez y puede llegar a ser tan abrumador que en más de un momento tuve que cerrar el libro y dejarlo a un lado para poder procesar todo lo que estaba pasando.

Ahora, para los que no estén muy familiarizados con la Divina Comedia, ¿qué tal si repasamos los círculos del infierno de Dante?

El infierno de Dante está compuesto por nueve círculos:

1. Limbo – Fuera de las puertas del infierno están los neutrales (pusilánimes, indiferentes al bien y el mal). Se encuentran bajo una bandera blanca y cubiertos de moscas y gusanos. Al pasar las puertas del infierno, en el limbo, se encuentran cualquiera que no haya sido bautizado y los paganos virtuosos. Estas personas no son pecadores per se, porque nunca han cometido actos malos, pero nunca aceptaron a Cristo. Quienes están en este círculo no sufren castigo o tormento, pero están condenados a permanecer por siempre separados de Dios.
2. Lujuria – Aquí se encuentran aquellos que han pecado de lujuria. Quienes están en este círculo son sacudidos de un lado a otro por terribles vientos sin poder descansar.
3. Gula – En este círculo los glotones deben permanecer bajo una fuerte lluvia mezclada con granizo. En este círculo se encuentra también Cerbero, quien ensordece a los castigados con sus terribles ladridos y además los desgarra con uñas y dientes.
4. Avaricia y prodigalidad – En este círculo se castigan los dos extremos. Al que acumula bienes materiales y al que los malgasta. Ambos grupos tienen que empujar grandes pesos de oro que simbolizan los bienes que acumularon o despilfarraron.
5. Ira y pereza – Los iracundos están condenados a pelear entre ellos inmersos en el agua pantanosa del río Estigia. Los perezosos están completamente sumergidos en el agua, privados del aire y la palabra.
6. Herejía – En el sexto círculo, los herejes están atrapados en tumbas en llamas.
7. Violencia – Este círculo está dividido en tres anillos.
– En el anillo exterior están los violentos contra los demás. Estos están inmersos en un río de sangre hirviente. Su cuerpo está sumergido de acuerdo con la gravedad de sus pecados.
– En el anillo medio están los violentos contra sí mismos (suicidas). Como perdieron su cuerpo al suicidarse, éstos están transformados en plantas y son atacados constantemente por harpías.
– En el anillo interior están los violentos contra Dios (blasfemos) y la naturaleza (sodomitas y usureros). Están en un desierto ardiente en el que llueve fuego. Los blásfemos están acostados en la arena, los usureros sentados y los sodomitas deambulando en grupos.
8. Fraude – Este círculo está localizado en una fosa dividida en diez bolgias (zanjas o cunetas).
– Bolgia 1: los rufianes y seductores marchan en líneas separadas en direcciones opuestas y son golpeados por demonios.
– Bolgia 2: los aduladores están inmersos en excrementos humanos.
– Bolgia 3: los culpables de simonía (Compra o venta deliberada de cosas espirituales, como los sacramentos y sacramentales, o temporales inseparablemente anejas a las espirituales, como las prebendas y beneficios eclesiásticos-RAE) están enterrados de cabeza, con los pies encendidos en llamas. Enterrado bajo sus cabezas está su botín de dinero malhabido.
– Bolgia 4: los brujos, astrólogos y falsos profetas tienen la cabeza hacia atrás, condenados a nunca mirar hacia adelante.
– Bolgia 5: los políticos corruptos están inmersos en brea hirviente.
– Bolgia 6: los hipócritas caminan llevando una pesada capa de plomo dorada por afuera.
– Bolgia 7: los ladrones son perseguidos y mordidos por serpientes y custodiados por el centauro Caco, quien escupe fuego.
– Bolgia 8: las personas que utilizaron su posición para engañar a otros se queman en llamas individuales.
– Bolgia 9: los cismáticos (pesonas que causaron división y discordia) son desmembrados por demonios con espadas.
– Bolgia 10: los falsificadores sufren enfermedades horribles que los deforman.
9. Traición – Este círculo está dividido en cuatro rondas o zonas concéntricas donde están los condenados dependiendo de la seriedad de sus traiciones.
– Ronda 1 (Caina): están los que cometen traición contra su familia y están inmersos en hielo hasta la cara.
– Ronda 2 (Antenora): están los traidores a su ciudad, país y otras entidades políticas y están sumergidos en hielo hasta la mitad de la cabeza.
– Ronda 3 (Ptolomea): están los que traicionan a sus huéspedes y están acostados boca arriba bajo hielo que les cubre todo el cuerpo con excepción de la cara.
– Ronda 4 (Judeca): están los que traicionan a sus benefactores y están sumergidos completamente en hielo.

Es realmente terrible la manera en que el asesino recrea los castigos en todos sus detalles. En el libro vemos como el asesino recrea el castigo de los neutrales, el de los simoníacos y el de los cismáticos. El último castigo que intenta recrear, aunque es frustrado por los miembros del Dante Club, es el de los traidores.

Lo mejor del libro es que realmente te sorprendes al descubrir quién es el asesino. Porque no es que es la última persona que pensabas, es que jamás lo consideraste.

Me encanta la manera en que Longfellow, Holmes, Lowell y Fields (quienen conocen la Divina Comedia) ayudados por Rey (quien tiene cerebro de policía) siguen las pistas y descubren al asesino. Todo el proceso analítico me pareció muy interesante.

One thought on “The Dante Club de Mathew Pearl

  1. Estoy de acuerdo Shei, este libro me pareció super interesante e innovador. La forma en que el autor construye la trama, acumula la tensión y luego al final resuelve todo de una forma tan sorpresiva hace esos primero capítulos leíbles al fin. Me encanta como recrea la época y el mundo de la Academia del siglo XIX. Jamás pensé que Harvard, meca de la educación, fuera un mundo tan obtuso y prejuiciado…NO querían enseñar la Divina Comedia porque la escribió un católico y era en italiano, un idioma que para ellos no era lo suficientemente refinado para ameritar enseñarlo en el currículo. Por ser una obra papista según estas universidades protestantes, el mero hecho de que los profesores, poetas y el doctor se reunieran a discutir la Divina Comedia y a traducirla los ponía en riesgo de perder sus trabajos. Los que hablamos español podemos identificarnos con ese prejuicio de que piensen que nuestro idioma sea de pobres y gente sin educación. Gracias por el resumen del infierno pues nunca he leído este clásico…

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s