Catching Fire – La pesadilla continúa

Catching Fire book coverAyer terminé de leer la segunda parte de The Hunger Games, Catching Fire de Suzanne Collins. Y aunque el primer libro me mantuvo pegada y comiéndome las uñas de principio a fin, tengo que decir que no estaba preparada para la montaña rusa que sería el segundo.

Cuando empieza Catching Fire, Katniss y Peeta ya se habían mudado a sus respectivas casas nuevas en Victor’s Village, con su único vecino, Haymitch, y estaban tratando de que sus vidas volvieran a la normalidad (whatever that is!).

Katniss está tratando de recuperar su relación con Gale, la cual se complicó aun más después de que, de la nada, él la besara un día en el bosque.

Su relación con Peeta tampoco es un picnic, porque delante de las cámaras tienen que seguir demostrándole a todo Panem que son la pareja más enamorada del mundo. Y después de una visita del propio presidente Snow, a Katniss no le queda duda de que las vidas de ella, de Peeta, y de todas las personas que aman, dependen de que todo Panem siga creyendo esto.

El problema es que Katniss, sin saberlo y más que nada, sin planearlo, se ha convertido en el poster child de la rebelión. El descontento en los distritos era tan grande, que en el momento en el que Katniss tomó las moras envenenadas como un mensaje claro a los gamemakers y un desafío al Capitolio (o cumplían su promesa de declarar a ambos tributos del distrito 12 como ganadores o éstos serían los primeros juegos sin ganador) se encendío una chispa que llevaría a los distritos a la acción.

En este libro, el Capitolio ha intensificado su control en los distritos. La poca libertad que había en los distritos es ahora inexistente. Prácticamente todos los días hay ejecuciones públicas por la transgresión más tonta. Pueden pasar semanas sin que se reciban las raciones. Y a los distritos llegan cada vez más peacekeepers armados hasta los dientes. Pero esto no es suficiente y cada vez son más los que de una manera u otra se unen a la rebelión.

En un esfuerzo por sofocar la rebelión, el presidente Snow decide que la manera más fácil es sacar a Katniss del mapa. Y el timing no pudo ser mejor para él, ya que los próximos Hunger Games coincidían con el aniversario número 75 de los juegos, por lo tanto, en lugar de unos juegos regulares, iba a haber un Quarter Quell.

El Quarter Quell era como unos Hunger Games en esteroides y con una dosis extra de crueldad. Se celebraba cada 25 años y para cada uno las reglas cambiaban. En el primero (en el aniversario 25 de los juegos) para recordarle a los distritos que sus hijos morían todos los años en los juegos por culpa de su propia desición de sublebarse, los distritos tuvieron que votar para escoger los tributos que los representarían. Imagínense a las personas teniendo que votar por sus vecinos, sus estudiantes, miembros de su propia familia… Pero ése era el propósito del Capitolio, acabar del todo con cualquier tipo de esperanza en los distritos.

En el segundo (en el aniversario 50) cada distrito tenía que proveer el doble de tributos como un recordatorio de que, durante la rebelión, dos rebeldes murieron por cada ciudadano del Capitolio. O sea que, en lugar de 24 competidores, ese año hubo 48. Ese fue el año en que Haymitch ganó los juegos.

Para el tercer Quell (en el aniversario 75) y como un recordatorio de que ni siquiera los más fuertes de cada distrito pueden contra el poder del Capitolio, los tributos se escogerían de entre los pasados ganadores de los juegos.  Es decir que, en el caso del distrito 12, el cual sólo tenía tres ganadores vivos, el tributo femenino tenía que por obligación ser Katniss. En el caso del tributo masculino, aunque en la lotería salió el nombre de Haymitch, Peeta en seguida se ofreció como voluntario.

Imagínense la desesperación de ambos (¡y mía!). El Capitolio no iba a cometer el mismo error otra vez. Esta vez, uno de los dos (o preferiblemente ambos) iba a morir en los juegos. No había manera de que los dos salieran con vida, así que cada uno tenía su propia agenda: hacer que el otro ganara los juegos aun a costa de su propia vida.

Aquí tengo que hacer un paréntesis para decir que esta decisión del presidente Snow no fue la más acertada. Realmente le salió el tiro por la culata. Los ganadores de los juegos se convertían en celebridades que siempre llegaban a todos sitios con su propio equipo de estilistas. Después de haber sobrevivido, se suponía que no tenían que preocuparse por nada en la vida. Tenían una casa nueva en el Victor’s Village de su distrito, tenían todas las comodidades y comida suficiente para que ni ellos ni su familia volviera a pasar hambre. E incluso en el Capitolio eran famosos, queridos y adulados.

En el caso de Katniss y Peeta, ellos se habían convertido en la pareja más romántica de Panem. Todo el mundo quería ser parte de su historia de amor y de lo único que se hablaba era de su boda. Y particularmente Peeta es tan carismático frente a las cámaras que con sólo un par de palabras se ganaba a la audiencia. Cuando el presidente Snow tomó esta decisión, lo hizo pensando en aplastar el espíritu de los  distritos y a la misma vez deshacerse de Katniss, pero lo único que logró fue que los distritos (e incluso muchas personas en el mismo Capitolio) se sintieran indignados.

Pero volvamos al Quell. Si los juegos en el primer libro fueron horribles, para éstos no hay palabras que los describan. Los gamemakers fueron despiadados al momento de diseñar la arena. Cualquiera diría que el propósito era que no sobreviviera ninguno. Además, la actitud de los otros tributos nos mantiene en un estado de eterna confusión. No sabemos por qué, pero por lo menos la mitad de ellos parecen estar tan interesados como Katniss en mantener con vida a Peeta. Y el final es por completo inesperado.

Y tengo que decir que al final del libro me sentí igual que al final de The Empire Strikes Back. Y en este caso no es el hecho de que se ha perdido toda la esperanza. Lo que me hizo sentir así fue la manera en la que Katniss sintió que el mundo se derrumbaba a su alrededor. Cuando entendió que no podía confiar en nadie y que desde el principio la habían estado usando como una pieza de ajedrez.

The Hunger Games movie castCiertamente toda la historia de intriga política, rebelión, lucha por la libertad me parece muy interesante. Pero tengo que confesar que lo que más me gusta es el triángulo amoroso (bueno, ya saben, soy una romántica empedernida).

Y es que  es un verdadero triángulo amoroso porque en ningún momento sabes a ciencia cierta si Katniss escogerá a Gale o a Peeta. Creo que en este momento ni ella misma lo sabe. Y es como si, hasta cierto punto, Katniss fuera dos personas diferentes.

The Hunger Games Movie - Katniss and GaleEstá la Katniss que creció en the Seam en el distrito 12. La que perdió a su padre en un accidente en las minas. La que cazaba y disfrutaba cada minuto de libertad en el bosque. La que tenía que alimentar a su familia y que estaba dispuesta por sobre todas las cosas a proteger a su hermanita, Prim. Esa Katniss está enamorada de Gale.

The Hunger Games movie - Katniss and PeetaLa otra Katniss es la ganadora de los Hunger Games. La que tuvo que matar a otras personas para sobrevivir y mantener a su compañero vivo. La que tenía pesadillas todas las noches. La que veía una y otra vez las caras de los otros tributos. Esa Katniss necesita a Peeta.

Lo interesante es que cuando ella estaba con Gale pensaba en Peeta y cuando estaba con Peeta pensaba en Gale. Todo hubiera sido perfecto si ella hubiera encontrado la manera de quedarse con ambos. Pero lo cierto es que, en su afan de aferrarse a los dos, sólo lograba herirlos una y otra vez.

Heridas que ellos aceptaban y permanecían a su lado, aunque ella volviera a romperles el corazón. Porque la alternativa era no tenerla en sus vidas, y eso era impensable para los dos.

Lo cómico es que entre Peeta y Gale se desarrolló cierto grado de camaradería. Primero, los dos reconocían que el otro era en realidad una buena persona y quizás en otras circunstancias hubieran podido ser amigos. Y segundo, ambos sabían lo importante que el otro era para Katniss. Y eso era algo en los que los dos estaban de acuerdo, tanto Gale como Peeta estaban dispuestos a hacer cualquier cosa por Katniss.

A nivel consciente, Katniss tenía la certeza de que amaba a Gale. Sin embargo, con cada vez más frecuencia, salía corriendo a buscar a Peeta cuando necesitaba hablar. Y cuando las pesadillas la despertaban, era a Peeta a quien ella quería en su cama, abrazándola y ahuyentando los malos recuerdos.

Personalmente, tengo que decir que, si bien me encanta Gale, soy débil con Peeta. En The Hunger Games, Peeta era dulce, reconfortante, complaciente, e incluso, muchos pensarían que hasta un poco débil (no yo, BTW). Y tengo que reconocer que ambos sobrevivieron los juegos gracias a Katniss. Pero en Catching Fire, Peeta demuestra una fuerza y un carácter que, aunque estuvo latente en el primer libro, no se había manifestado abiertamente.

Me encanta que sea tan dulce y que esté tan perdidamente enamorado de Katniss, cosa que le demuestra sin asomo de verguenza. Pero me gusta más que sea tan considerado con ella y con sus sentimientos. Como él sabe que para Katniss (al menos a nivel consciente) su relación es un show, delante de las cámaras él es el perfecto hombre enamorado, cogiéndola de la mano, abrazándola, besándola, proponiéndole matrimonio el día del cierre de la gira de los ganadores por los distritos. Pero cuando están sólos Peeta apenas la toca, y cuando lo hace siempre es porque ella lo necesita. Un apretón de manos; un abrazo; siempre un gesto de consuelo; siempre pensando en ella. Y me encanta particularmente el hecho de que las únicas noches en las que Katniss puede dormir sin pesadillas, es cuando duerme en los brazos de Peeta.

Hay un momento en que Katniss se da cuenta de que algo cambió en su relación. Es cuando ya están en el Quell y Peeta está tratando de convencerla de que lo deje salvarla. Ella sabe que él es tan persuasivo, que si lo deja hablar mucho él va a conseguir sacarle la promesa que ella no está dispuesta a darle, así que para callarlo, lo besa. Pero este no fue como el millón de besos que se habían dado frente a las cámaras desde los juegos anteriores. Esta vez había una pasión y una vehemencia que ella nunca había relacionado con Peeta.

(*Claps hands like a helpless fangirl*)

Y bueno, soy Team Peeta, ¿y qué?

OK, tengo que salir un momento de mi enamoramiento con Peeta, Katniss y Gale para hablar de otros personajes.

Finnick… ¡Qué personaje tan fascinante!

Es bello, inteligente, ingenioso y, cuando hace falta, despiadado. Es muy fácil entender cómo ganó los juegos en los que le tocó participar hace 10 años, cuando sólo tenía 14.

Finnick es del distrito cuatro, el cual debe ser costero, porque allí se dedican a la pesca. Por supuesto, él nada como Michael Phelps, es especialista en anzuelos y nudos, lucha con tridente y hasta sabe CPR. Para sorpresa de todos, el primer día del Quell crea una alianza con Katniss y Peeta y hasta termina salvándole la vida a Peeta en varias ocasiones.

En una de esas ocasiones, Finnick tuvo que usar CPR para salvarle la vida a Peeta, lo cual también fue un desafío a los gamemakers porque (hello!) el propósito de los juegos es matar a los otros. Si bien las alianzas son comunes, todo el mundo sabe que son temporeras porque al final probablemente uno tendrá que matar al otro. Y en este caso, no es sólo que Finnick estaba protegiendo a Katniss  a Peeta mientras era conveniente para él. Peeta estaba en el suelo, su corazón había dejado de latir. Para Finnick debió haber sido un tributo menos de quién preocuparse. Pero no, Finnick hace CPR y revive a Peeta.

El tiene todos los atributos para ser el ganador, sin embargo, parece más interesado en proteger a otros. Primero a Mags, la doñita de como 80 años, quien es el otro tributo del distrito cuatro, y después, cuando era evidente que no podría salvarlos a los dos, escogió salvar a Peeta.

En realidad te pasas la mitad del libro preguntándote cuál es la motivación de Finnick porque cuando él se alía con Katniss y Peeta, en seguida te das cuenta de que él sabe que el propósito de Katniss es mantener a Peeta vivo y hacer que él gane los juegos a como dé lugar. A simple vista Finnick parece dispuesto a ayudarla. Pero, ¿podrá Katniss confiarle lo que más le importa en estos momentos, que es la vida de Peeta?

Finnick nos tiene (a Katniss y a nosotros) todo el tiempo haciéndonos la misma pregunta.

Y, en este libro vuelve a salir la avox pelirroja. No pasó nada muy importante, pero mi hipótesis es que en el próximo libro ella va a ayudar a Peeta. Por lo menos sabemos que ella no le guarda rencor a Katniss por su inacción el día en que los peacekeepers la atraparon y mataron a su compañero en las afueras del distrito 12.

Mockingjay book coverNo puedo dejar de pensar que será un personaje importante. Sólo espero que toda la expectativa no la esté creando yo sin razón porque odiaría que yo misma termine convirtiéndola en otro Mark Evans.

Bueno, voy a empezar a leer el último libro de la serie, Mockingjay y espero estar de vuelta muy pronto para contarles al respecto.

The Hunger Games movie cast

5 thoughts on “Catching Fire – La pesadilla continúa

  1. I say forget the girl. Bromance for the win!! Ah mi cliché favorito, el triángulo amoroso. Always predictable and always gets me🙂

    Great job! Waiting for the next one ^,^

  2. Dude! Móntate en el party bus para ir a ver la película!

    Ilian, yo también soy débil con los triangulos amorosos… Siempre termino frustrada porque me enamoro del que al final termina siendo sólo el mejor amigo… Pero tengo esperanzas esta vez. Rooting for Peeta!
    Ya empecé el tercer libro!!

  3. Pingback: Mockingjay – Un final… ¿feliz? « Nuestro Rincón de Lectura

  4. Pingback: The Hunger Games – un juego mortal « Nuestro Rincón de Lectura

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s