Angeles y demonios en Sacred Bloodlines

Sacred BloodlinesAcabo de terminar de leer Sacred Bloodlines, el primer libro de la serie para young adults The Guardians de Wendy Owens.

Tengo que empezar diciendo que, si bien al principio me pareció que el tema era muy interesante y prometedor, la ejecución de parte de la autora resultó ser predecible, súper clichosa y hasta aburrida.

La serie trata sobre la eterna lucha entre el bien y el mal. En este caso, literalmente ángeles y demonios.

The Order of the One Son (la Orden del Hijo, supongo) es una organización que existe desde mucho antes de que existiera la historia escrita. La razón de ser de la Orden era luchar contra el mal (mucho, mucho antes de la Liga de la Justicia).

Según el libro, cuando Cristo fue crucificado, Dios le dió la espalda a la humanidad y los demonios aprovecharon para quebrar la barrera entre la tierra y el infierno. Por tres días los demonios hicieron lo que se les antojó sin ninguna interferencia. Al tercer día, cuando Cristo resucitó, Dios volvió a tomar control de la tierra. Pero, ya no era posible reparar la barrera entre nuestro mundo y el infierno, así que fueron creados los Guardianes (quienes eran parte de la Orden).

Dios envió a la tierra a un grupo de ángeles cuya tarea era mantener a los demonios en el infierno y proteger a la humanidad. Estos fueron los primeros Guardianes. Con el paso del tiempo, los guardianes fueron acostumbrándose a la vida entre los humanos. Algunos se enamoraron, se casaron y tuvieron hijos y eventualmente murieron.

Los Guardianes actuales son los descendientes de esos primeros ángeles. Son un híbrido entre ángel y humano.

Claro, no todos los descendientes de los ángeles son Guardianes. Es un poco como Buffy the Vampire Slayer, sólo hay un Guardián en cada familia (bloodline). Cuando un Guardián muere, el próximo niño con su sangre que nazca será el siguiente Guardián de esa familia. Los Guardianes pueden vivir por mucho tiempo (cientos de años), por esto, generalmente en cada familia hay un Guardián cada tres o cuatro generaciones.

El protagonista de la serie es Gabe Harwood, un chico de 16 años con una vasta experiencia en desgracias. Gabe perdió a sus padres cuando tenía como cinco años y a partir de ese momento empezó su doloroso peregrinar de foster home en foster home. Gabe cree que debe haber algún tipo de maldición sobre él porque la desgracia lo persigue por todos lados. Y lo peor es que es como si él pudiera sentir cuando va a suceder algo malo.

A mí no me encanta Gabe como protagonista y me atrevería a decir que hasta como personaje. Mi problema con él es que no tiene una personalidad definida. Al principio del libro era un adolescente retraído y un tanto desconfiado, lo cual era algo que yo podía entender debido a su historia. Entiendo que la autora debió explotar más ese aspecto de su personalidad, en lugar de salir de repente con acciones tan poco características y fuera de personaje, que lo hacían ver un poco esquizofrénico.

En ocasiones me sentía como si estuviera leyendo un fanfiction de un personaje que ya conocía, pero que por alguna razón la autora lo ponía a hacer cosas que yo sabía muy bien que el personaje nunca haría. Una vez leí un fanfic en el que Harry Potter tenía un affair con Tonks… La respuesta es ¡NO!

Pero bueno, me estoy saliendo del tema.

Aún a pesar de todas las cosas extrañas que Gabe ha visto en su corta vida, su reacción fue de total escepticismo cuando conoció a Uri y éste le dijo que fuera con él si quería entender por qué le pasaban todas esas cosas extrañas.

Uri (mi personaje favorito del libro) era un chico de la misma edad que Gabe a quien éste conoció después de una explosión en el metro que casi lo mata. Uri llevó a Gabe a Rampart Manor, que es básicamente un colegio/refugio/monasterio para Guardianes. Rampart es como una mezcla de Hogwarts (Harry Potter) y el Instituto (The Mortal Instruments).

En Rampart Gabe se entera de que existe una profecía (inserte aquí el comentario sarcástico de su predilección) de que habrá un profeta destinado a guiar muchas almas. Pero la muerte del profeta (imaigno que la muerte a destiempo, porque al fin y al cabo todos morimos) traería el fin del mundo. Según la profecía, en el futuro habría una gran guerra entre el bien y el mal para tratar de encontrar al profeta y el que estaba destinado a protegerlo y a salvarlo es un Guardián que será conocido como el protector. Pues resulta que Gabe es el protector, pero no es hasta muy avanzado el libro que Gabe se entera de las letras pequeñas de la profecía: “para que el profeta sobreviva, el protector tiene que morir” (O sea, algo como “neither can live while the other survives”… Ajá…)

Ahora que lo pienso, me parece que es una pena que a la autora no se le ocurriera usar a Uri como protagonista, ya que es mil veces más interesante que Gabe. Aunque, claro, ese hubiera sido otro problema, porque creo que la razón por la que me gusta Uri es porque me recuerda a Jace  (The Mortal Instruments).

Los otros personajes me parecen caricaturas; los típicos estereotipos en este tipo de serie.

Sophie es la chica linda y perfecta, aunque debo decir que a mí me parece súper sosa. De más está decir que Gabe se enamora de ella desde que la ve. A mí me dio la impresión al principio que a Uri también le gustaba Sophie y esperaba algo de conflicto por ese lado, pero no fue así (al menos en este libro).

El enamoramiento de Sophie me pareció demasiado calculado porque el oráculo ya  le había dicho que ella se iba a enamorar del protector. Y estoy segura de que cualquier parecido con The Matrix es pura coincidencia (NOT!).

Haim es el gigante bruto y un poco lento pero leal hasta el tuétano. Dina es petitte y mandona. Por alguna razón, su diminuta estatura parece ser muy importante porque cada vez que Dina está, la autora siente la necesidad de recordarnos lo pequeña que es cada dos o tres oraciones. Debe ser por eso que Dina me recuerda a un chihuahua. Raimie es el chico lindo (con guyliner y todo) y súper cool. Dina y Raimie son novios.

Todos se convierten en los mejores amigos de Gabe instantáneamente y tienen la misión de prepararlo para tomar los exámenes para que pueda entrar el año siguiente con todos ellos (menos Uri, quien está un año más adelantado) en el tercer año. Como es de esperar, Gabe tiene una habilidad innata y se le dan muy fácil los encantamientos, la defensa personal, el manipular los elementos (Perdónenme pero no puedo evitarlo: “Long ago, the four nations lived together in harmony. Then everything changed when the fire nation attacked“). Sin embargo, llegó el momento en que Gabe me hartó un poco con su preocupación de no estar al nivel de sus nuevos amigos. No entiendo por qué. Sin importar lo que le estaban enseñando, él siempre lo aprendía y lo dominaba bastante rato. Incluso podía hacer cosas que a algunos Guardianes le tomaba años y a veces, Gabe lo hacía sin que nadie le hubiera enseñado. Por ejemplo cuando sana a Sophie, incluso antes de llegar a Rampart por primera vez, sin saber siquiera que era un Guardian. Pero, aun a pesar de eso, Gabe siente la necesidad de aburrir al lector con párrafos y párrafos de su inseguridad, su “¿podré hacerlo?”, su “no quiero que Sophie me vea haciéndo el ridículo”… Por momentos yo quería zarandearlo.

En cuanto al personaje de Michael me voy a reservar mi opinión por ahora. Michael es el director (por llamarlo de alguna manera) de Rampart y el mentor de los Guardianes que estudian allí. Por alguna razón insisto en esperar grandes cosas de Michael. No porque haya pasado algo en el libro que me de esperanzas, sino más bien porque el gran potencial de este personaje. Me niego a pensar que la autora no va a explotarlo debidamente. Después de que lea el segundo libro les cuento.

El libro termina con una escena (bastante reciclada) en la enfermería de Rampart. El héroe despierta, después de haber salvado el día y a todos los que estaban con él. Gabe no tiene idea de cómo lo hizo, pero a esta altura del libro ya ni le hacemos mucho caso, aunque ya estamos un poco hartos y lo único que queremos es gritarle: “Dude! Ya oíste la profesía. Eres el protector. Tienes poderes y habilidades que no tenías idea. Embrace it and move on!!!”

Pero volvamos a las escena. Inserte aquí la explicación de parte de Dumbledore el sabio mentor.

Para alegría de todos Gabe decide quedarse en Rampart y aprender a ser un Guardián.

Y justo en el final del libro conocemos al que será la próxima amenaza para Gabe. Uno de los príncipes del infierno, quien ha heredado la misión de matar al protector para que no se cumpla la profecía.

De esta parte lo que me pareció interesante es que la autora describe a Baal como Al Pacino en The Devil’s Advocate. Y bueno, tiene sentidoque si uno va a copiar es una buena idea copiar lo mejor. Para mí, Al Pacino es el mejor diablo de la cinematografía de todos los tiempos (seguido de cerca por Elizabeth Hurley en Bedazzled).

Pues la cosa es que este demonio puede entrar en los sueños de Gabe, así que el libro termina con esta espada de Dámocles sobre la cabeza de Gabe y la necesidad de que ahora él aprenda oclumencia a cerrar su mente para que Baal no la invada.

Me entristece decir que la única razón por la que compré el segundo libro de la serie (Cursed) es porque me costó sólo $2.99. Estoy segura de que no hubiera pagado más de eso.

2 thoughts on “Angeles y demonios en Sacred Bloodlines

  1. Suena muy interesante y dan ganas de leerlo aunque sea para criticarla… Par de cosas me llaman la atención:
    – cuando murió Cristo Dios le dió la espalda al mundo y se formó un caos…¡Wow, esta mujer de verdad es una pagana estilo panteón griego atribuyéndole a los dioses cualidades humanas! Inferir que Dios es tan humano que sufrió una depresión cuando crucificaron a su hijo (hecho que era su propio plan divino) es demasiado sacrílego para mi…
    – el hecho de que se copia gratuitamente de todo sin vergüenza (Mortal Instruments, Harry Potter, The Matrix, Avatar y la película alemana Wings of Desire donde los ángeles se enamoran de los mortales y sufren con ellos) que descarada como si los lectores fueramos idiota y no tuvieramos memoria
    – la Owens es pagana pero utiliza nombres biblícos hasta el tuétano: Baal es el nombre de un demonio o antiguo dios de Babilonia, Uri es Uriel uno de los arcángeles me parece, Michael es el arcángel por excelencia, Sophie es Hagia Sophia el nombre de la virgen María en la tradición bizantina, ni hablar de Gabe el protagonista que emula al arcángel San Gabriel…
    – mi diablo favorito también es Al Pacino en The Devil’s Advocate. Mi otro favorito es Robert De Niro en Angel’s Heart pues tan enimágtico, impredecible y malvado que ni te das cuenta de que es el diablo hasta el mismo final de la película…Uyyy se me paran los pelos!!!
    – el hecho de que Gabe haga cosas sin saber ni quién es me parece la parte más acertada del personaje pues esos talentos como sanar y poderes vienen por instinto no por aprenderlos

    • Tienes toda la razón querida, la premisa es interesante, lástima que se quedó en premisa. Hay tantos elementos que la autora pudo haber desarrollado…
      Lo de que Dios le dió la espalda al mundo y permitió que los demonios hicieran de las suyas para mí también fue muy disturbing.
      Y en cuanto a la personalidad de Gabe, esa característica de él de ser un guardian poderoso y con habilidades y talentos que sobrepasaban a los otros guardianes de su edad incluso cuando no los había cultivado y aún así maravillarse de lo que podía hacer, es la parte que a mí me parece más real de él. Es un poco como Harry que todavía en el último libro y después de todo lo que había hecho, se negaba a verse a sí mismo como un héroe, como el mago excepcional que era. Lo que me molesta de Gabe son sus episodios esquizofrénicos en los que de repente tiene una actitud de rockstar y el mundo gira a su alrededor y al minuto siguiente es el suave loverboy y cuando menos te imaginas es un niño malcriado. Y la cosa no mejora en el segundo libro.
      Pero, ya te daré mas detalles próximamente.

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s