Bridal Mask – Un héroe enmascarado

Gaksital manhwaBridal Mask o Gaksital (2012) es un drama basado en el popular manhwa o comic coreano de Huh Young Man, Gaksital.

Pero antes de entrar en la trama, permítanme advertiles que éste no será un post conciso, objetivo ni racional. Desde ahora les aviso que este post será altamente subjetivo, completamente fangirly y probablemente muy largo. Además, es muy probable que tenga SPOILERS. Así que, al que le pueda molestar esto, le recomiendo que deje de leer ahora. Están advertidos.

La historia se desarrolla en los años treinta, durante la ocupación japonesa en Corea. Por un lado vemos a los japoneses oprimiendo a los coreanos y cometiendo todo tipo de abusos contra ellos, y por el otro lado, vemos la resistencia de los coreanos a dejarse pisotear. Déjenme decirles que a mí la historia me pareció súper interesante.

En Bridal Mask, el drama, Joo Won (Level 7 Civil Servant y Good Doctor) es Lee Kang To, un coreano que gracias a su ambición es oficial de la policía imperial. Jin Se Yun es Oh Mok Dan (Inspiring Generation), una artista de circo, hija de uno de los líderes de la resistencia coreana. Y Park Ki Woong es Kimura Shunji, quien, además de ser japonés es hijo del jefe de la policía.

Joo Won es Lee Kang To

Joo Won

Lee Kang To se había convertido en policía para poder ayudar a su familia. El quería sacar a su mamá de su puestecito en el mercado para que no tuviera que soportar humillaciones y tuviera una vida cómoda. También quería que su hermano, Lee Kang San (Shin Hyun Joon) tuviera acceso a buenos médicos que pudieran curarlo. Kang San, quien había pertenecido a un ejercito revolucionario, recibió tantas golpizas en la cárcel que se había ido en un viaje mental y se comportaba como un niño.

Aunque la motivación de Kang To originalmente era noble, en el camino él perdió esto de vista y su misma ambición lo llevaba a querer adquirir más dinero, más prestigio, más poder. El quería ser el policía más respetado, el playboy mejor vestido, el hombre triunfador que todos envidiaban y temían, y que no lo trataran como un simple coreano y lo discriminaran por esto. En los primeros episodios del drama, su actitud tenía mucho de soberbia y de vanidad.

Como teniente de la estación de policía de Chongro, Lee Kang To era despiadado, y los coreanos (a los que no dudaba en pisotear) lo conocían como el demonio, el perro de los japoneses, y lo resentían incluso más que a los policías japoneses, porque se suponía que Lee Kang To fuera uno de ellos.

Shin Hyun Joon es Lee Kang San

Shin Hyun Joon

La misión principal de Lee Kang To era atrapar a Gaksital, un paladín de la justicia que se enfrentaba a los japoneses para defender y proteger a los coreanos. Todo el mundo le decía así porque usaba la máscara tradicional de teatro coreano con mejillas rojas que representa a la novia (gaksital). Los coreanos amaban y defendían a Gaksital con la misma fuerza con la que odiaban a Lee Kang To.

Pero lo que menos se imaginaba Kang To era que Gaksital no era otro que Kang San, quien se hacía pasar por el idiota del pueblo (todo el mundo le decía babo) para poder defender a los coreanos y vengar a su padre, quien había muerto en una emboscada que le tendieron unos japoneses miembros de la sociedad secreta Koshikai.

En el episodio seis, cuando Kang San muere, Kang To no sólo se entera de quién era Gaksital, sino que toma el lugar de su hermano y se convierte él mismo en el protector de los coreanos.

Jin Se Yun es Oh Mok Dan

Jin Se Yun

Lee Kang To y Oh Mok Dan se habían conocido cuando eran niños y se separaron en circunstancias bastante traumáticas, pero nunca habían dejado de pensar en encontrarse de nuevo.

Han Chae Ah es Ueno Rie

Han Chae

Mok Dan y yo tuvimos una relación amor/odio durante todo el drama porque había veces que yo quería zarandearla para ver si entendía que cuando ella se empeñaba en “ayudar” lo que hacía era poner a todo el mundo en peligro. Al lado de Lee Kang To, Mok Dan se veía más bien insulsa y poquita cosa y todavía no entiendo cual era el sexappeal de ella que tenía a Kang to y a Shunji a sus pies. El personaje de Ueno Rie o LaLa (interpretado por Han Chae Ah) como la psycho bitch me pareció mucho más interesante.

Ahora, ustedes saben que yo siempre me quejo de los protagonistas odiosos y prepotentes que le hacen la vida imposible a la protagonista. Pues les adelanto que Lee Kang To le ganó a todos. Con decirles que en los primeros cuatro episodios él la metió presa, ordenó que la torturaran y que la fusilaran en la plaza pública y hasta le pegó un tiro él mismo.

Y si piensan que eso sólo fue porque él todavía no sabía que ella era su primer amor, esperen a ver todo lo que le hace después de saberlo. Después de convertirse en Gaksital, Lee Kang To se volvió más despiadado que antes. Era capaz de todo para ganarse la confianza de los japoneses y conseguir armas que luego, cuando se pusiera la máscara, utilizaría contra ellos mismos.

Y mientras más Gaksital cuidaba y protegía a Mok Dan, más Lee Kang To se enzañaba con ella (para protegerla también, pero ella no tenía manera de saber que su protector y su verdugo eran la misma persona). Lee Kang To la trataba tan mal que era Mr. Jerky McJerk en esteroides. Y lo peor de todo es que yo no me podía molestar con él porque sabía exactamente por qué lo hacía.

Para mí fue un alivio cuando Mok Dan se enteró que Lee Kang To (quien había sido su primer amor) y Gaksital (a quien amaba ya sin reservas) eran el mismo hombre.

Park Ki Woong es Kimura Shunji

Park Ki Woong

Kimura Shunji es el más frustrante de todos los personajes de dramas que he conocido hasta ahora. Shunji entró en mi Top Ten de Best Second Male Lead desde el primer episodio, aunque después me hizo sacarlo. En esos episodios él era siempre tan dulce y estaba tan enamorado de Mok Dan que yo no pude evitar caer rendida a sus pies justo encima del charco de mi propia baba. Shunji era de esos hombres que pueden inducir un coma diabético con sólo su mirada.

A pesar de que Shunji era japonés, había vivido toda su vida en Corea y amaba a este país y a su gente, más que a la patria que apenas conocía. En lugar de seguir los pasos de su papá y su hermano mayor (su hyung era capitán de la policía de Chongro, no porque tenía ningún talento, sino porque su papá era el jefe), Shunji era maestro en una escuela rural donde enseñaba a niños coreanos de familias pobres.

Lee Kang To y Kimura ShunjiAunque muchos de ustedes no estén de acuerdo conmigo, la amistad entre Shunji y Kang To es una de mis cosas favoritas del drama y al mismo tiempo, una de las cosas que me causa más tristeza. Shunji y Kang To se tenían un cariño de hermanos y confiaban el uno en el otro incondicionalmente.

No fue hasta el episodio seis, cuando Shunji vió a Gaksital matar a su hermano, que despertó en él un deseo de venganza que lo llevó a no entender razones y a llevarse por delante a cualquiera con tal de atrapar al asesino de Kenji (Park Joo Hyung).

Es entonces que Shunji abandona todo lo que había amado hasta ese momento y se convierte en el capitán de la policía de Chongro.

En su defensa (no hate mail por favor) diré que originalmente sus motivaciones eran nobles:

  1. Proteger a Mok Dan
  2. Atrapar a Gaksital
  3. Vengar a Kenji

Kimura ShunjiSin embargo, episodio a episodio vemos como Shunji se vuelve más y más despiadado hasta que no queda nada del hombre dulce del que yo me había enamorado.

Y, honestamente, la razón por la que este personaje es tan frustrante para mí es porque me parece imposible que una persona dé un cambio tan drástico de la noche a la mañana.

Si al principio del drama, en lugar del hombre maravilloso que nos presentaron, Shunji hubiese sido un playboy desinteresado como el condesito Lee Hae Seok (interpretado por Choi Dae Hoon. Otro personaje que también fue una decepción) que no se involucraba en la política porque realmente no le interesaba, yo hubiera podido entender que después de ver cómo Gaksital mataba a Kenji, él hubiera salido de su apatía y se hubiera convertido en el Shunji despiadado y sanguinario que vemos después. Pero ya tenía que haber algo de maldad dentro de él para que su rabia y su odio pudiera salirse de control de esa manera.

No acepto que el Shunji de los primeros episodios se haya convertido en un verdugo tan implacable y sin una onza de honor. Porque aunque puedo entender que él quería vengar la muerte de su hermano, el hombre que conocemos al principio del drama no lo habría hecho con intrigas e injusticias.

Yo puedo entender todo lo que Shunji le hizo a Lee Kang To, porque, después de todo, él sospechaba que Lee Kang To era Gaksital, y era una doble traición porque él era la persona en la que Shunji más confiaba y a la que más quería.

Hasta entiendo lo que le hizo a Mok Dan porque, en lugar de corresponder su cariño, ella no hacía otra cosa que defender a Gaksital. Lo que no le perdono a Shunji son las cosas que le hizo a las demás personas que no tenían nada que ver con su venganza: al jefe del circo, a la ahjumma, a Seon Hwa y cómo trataba a los niños que habían sido sus alumnos. Simplemente me niego a aceptarlo porque eran todas acciones demasiado mezquinas para el tipo de hombre que se suponía que era Shunji.

Al mismo tiempo que Shunji va pasando al lado oscuro, Lee Kang To se va convirtiendo en el protagonista más dulce, adorable y trágico que he visto hasta ahora.

¿Por qué trágico? Porque por sus ideales Lee Kang To ponía en peligro a todas las personas que amaba. Se me rompe el corazón de sólo pensar en todo lo que perdió.

Y tengo que decir que, aunque yo ya sabía que Kang San tenía que morir para que Kang To pudiera tomar su lugar como Gaksital, y que hasta me imaginaba las circunstancias en las que iba a morir, igual lloré como nena chiquita en esa escena en el episodio seis cuando Kang To está llorando frente a la tumba y le dice:

“¿Por qué no me lo dijiste?”
“¿Por qué no me diste un hint?”

Yo que no soy llorona por naturaleza, estaba ahogada en llanto de verlo gritarle a la tumba de Kang San:

“Hyung! Eottoke? Eottoke?”

Definitivamente me quito el sombrero ante Joo Won como actor. En cada escena me hizo creer su tristeza, su alegría, su desesperación, su indignación, su amor por Mok Dan. Todas las emociones de Kang To eran tan genuinas que era difícil no identificarse con él y sufrir en carne propia sus desgracias.

Lee Kang To y Kimura Shunji sufrieron una transformación a través del drama, cada uno en una dirección diferente, a partir del momento en que ambos (por una razón u otra) tomaron el lugar de su hermano.

Shunji empieza como un hombre dulce y honesto y se convierte en el verdugo más despiadado e inescrupuloso que he conocido. Mientras que Kang To pasó de ser el traidor que oprimía a sus compatriotas por su propio beneficio, para convertirse en el héroe de la revolución. Al ver este cambio tengo que concluir que, al principio, ni Shunji era tan bueno, ni Kang To tan malo.

Y en el caso de Shunji es algo que me rompe el corazón porque hasta el último momento yo estaba dispuesta a justificarlo y hubiera necesitado poco para perdonarlo. Si bien, en algunas ocasiones su personaje me daba mucha rabia, lo cierto es que lo que yo sentía cada vez que Shunji hacía lo impensable era una infinita tristeza. Tristeza por lo que pudo ser y no fue. Y me quedé hasta el final esperando volver a ver al Shunji del principio. Y así me quedé, esperando.

Incluso lo que quizás muchos consideren que fue un intento desesperado de redención en el último episodio, para mí fue un último acto de egoísmo.

Hay quien puede argumentar que Shunji lo hizo para salvar a Kang To de ese último trago amargo, en un momento en que él ya había perdido todo lo que amaba, pero yo pienso que Shunji lo hizo por sí mismo. Porque ¿cómo iba él a poder vivir con su conciencia? Y es que a fin de cuentas sí tenía.

Por el otro lado, para mí fue una delicia ver cómo Kang To se convertía en el héroe de los coreanos.

Oh Mok Dan y Lee Kang ToLee Kang ToEste es el primer drama en el que no estoy tan interesada en el desarrollo de la historia de amor. Lee Kang To y Oh Mok Dan se amaban desde niños y durante todos los años que estuvieron separados sólo pensaban en encontrarse y continuar su amor ahora como adultos. Una vez que ellos se reconocieron como el Lee Young y la Boon Yi de antaño (en este drama cada personaje tiene tres o cuatro nombres), ya no hubo más drama con respecto a lo que sentían el uno por la otra. El amor de parte y parte era incondicional. Y yo, por supuesto, derretida con las miradas llenas de amor de Kang To.

Mok Dan lo amaba también con un amor absoluto. Para ella Kang To lo era todo, el principio y final, el sol…

En el episodio veiniseis, Ueno Rie le dice a Shunji que:

“I was in love with Lee Kang To, the ambicious imperial police lieutenant (…) I didn’t understand why she (Mok Dan) turned me down (cuando Ueno Rie le ofreció dinero para que ella y Lee Kang To desaparecieran), but then when I saw the woman who knelt before me, I knew. That woman not only loves Lee Kang To, but Gaksital too.”

Y esto es algo que llenaba incluso más de amargura a Shunji, el hecho de que Mok Dan era capaz de todo por proteger a Gaksital. No sólo porque Lee Kang To era el hombre que ella amaba, sino también por lo que Gaksital representaba para el movimiento revolucionario. ¿Cómo Shunji, un japonés opresor, podía competir con eso?

Lo que a mí me encantó fue ver el desarrollo personal de Lee Kang To mientras poco a poco se convertía en Gaksital. Porque esto era mucho más que simplemente ponerse la máscara. Al final del drama, Kang To está ya tan inmerso en su rol de héroe y tan convencido de la necesidad de luchar contra los japoneses y poner fin a la ocupación, que es la única manera en que puede lidiar con su desgracia personal.

 Bridal MaskSobre el final (SPOILER ALERT) diré que fue perfecto. Esa toma de Lee Kang To saliendo de entre todas las personas para enfrentarse a los japoneses que antes habían sido sus compañeros de trabajo, hizo que se me pararan los pelos de la emoción.

Es cierto que hay algunas cosas que yo hubiera preferido que no pasaran al final, pero es más bien por mi deseo egoísta de evitarle más lágrimas a Lee Kang To (y a mí). Aunque entiendo que todas esas cosas debían pasar y no le restan a lo espectacular de la historia, al contrario.

Pero definitivametne tendré que escoger el próximo drama que voy a ver con mucho cuidado porque los últimos tres que he visto (Bridal Mask, King 2 Hearts y Secret Garden) me han convertido en una Magdalena. Son buenísimos los tres, pero los finales me han hecho llorar como nunca. Y ni hablemos de que además estoy viendo Faith y me tiene con un desespero de vida que ya les contaré luego.

Ahora necesito una comedia romántica con énfasis en la comedia. Nada demasiado trascendental para dar tiempo a que mi cerebro y mi corazún se recuperen de la montaña rusa emocional que fue para mí Bridal Mask.

Antes de terminar, hay otros personajes que merecen ser mencionados, ya sea porque los amé, porque los odié o porque conozco a los actores de otros dramas (éste fue un drama con muchas caras conocidas).

Jun Noh Min oppa es Dam Sa Ri, el papá de Mok Dan y uno de los líderes del movimiento independentista. Yo me enamoré de él en Strongest Chil Woo. Song Ok Sook es la mama de Lee Kang To. Ya la había visto en PastaRooftop Prince y I Miss You.
Lee Byung Joon es uno de los miembros del circo en el que trabaja Mok Dan. Este ahjussi me gusta mucho y lo he visto ya en Secret Garden, Dream High y Faith. Park Sung Woong es Dong Jin, otro de los líderes independentistas. A él lo odié como In Chul en Man of Honor.
Kim Bang Won es el hothead que siempre está causándole problemas a Kang To. El pertenecía al movimiento independentista. ¡Qué escena tan linda cuando él está frente a frente a su héroe Gaksital! Esto sin saber que era el mismo Lee Kang To a quien él odiaba. Comrades Jin y Ahn también me gustaron mucho, particularmente en la escena en que rescatan a Gaksital de la cárcel. Espero ver a ese flaco en otro drama.
Otro flaco que me gusta es Katsuyama (Ahn Huyng Joon), el guardaespaldas de Ueno Rie. El personaje del condesito (Choi Dae Hoon) al final fue una desilución, pero tengo que decir que hasta ese momento, me gusto mucho.
Chun Ho Jin es Kimura Taro, el papa de Shunji.   A mí él me encantó como el presidente en City Hunter. A Jun Gook Hwan lo odié como Ueno Hideki, el inescrupuloso líder de Koshikai. En King 2 Hearts era el primer ministro norcoreano.
Bruce Khan, como Gimpei Kato, merece mención porque es realmente extraordinario. Espero que la próxima vez que lo vea no sea tan maldito. Ahn Suk Hwan es el conde Lee Shi Yong. Ya he dicho antes que es uno de mis actores ahjussis favoritos. Lo he visto en Boys Over Flowers, Personal Taste, The Fugitive: Plan B y Rooftop Prince.
Kim Jung Nan, a quien acabo de ver en A Gentleman’s Dignity, es la condesa Lee Hwa Kyung. Los condes son la razón por la que mi esposo y yo ahora nos decimos “yeobo, yeobo”. Yoon Ji Ho es Goiso. De Goiso solo diré que cada vez que se armaba una escaramuza, lo primero que yo gritaba era “¡denle un puño a Goiso!” Gracias Kang To por siempre hacerme caso y cogerlo como pandereta en aleluya.
Yoon Bong Gil es el dulce y fiel Abe. Era uno de los policías japoneses y completamente leal a Lee Kang To. Song Min Hyung es el gobernador y maxima autoridad del imperio japonés en Corea. El personaje no fue nada del otro mundo, pero tengo que mencionarlo porque cada vez que alguien le decía Kaka, a mí me entraba una pavera como si tuviera catorce años.
Kim Eung Soo es el jefe Konno. Este es otro actor ahjussi que me gusta mucho.  Lo vi en The Fugitive: Plan B y Time Slip Dr. Jin. Kim Myung Soo es Murayama, otro de los miembros de Koshikai. En Time Slip Dr. Jin su personaje era  el hijo del personaje de Kim Eung Soo. En ambos dramas lo odié.

De verdad les recomiendo que vean Bridal Mask. Es más, dejen lo que están haciendo ahora mismo y empiecen a verlo, no se van a arrepentir.

Bridal Mask es el drama más largo que he visto (veintiocho episodios) pero uno no se da cuenta porque todos los episodios están cargados de acción. No hay un solo episodio cansón, redundante o de relleno. En todos los episodios pasa algo y los cliffhangers dejan a uno comiéndose las uñas.

Personalmente, yo hubiera querido cuatro o cinco episodios más para poder seguir viendo el trasero de concurso de Joo Won, particularmente en los pantalones del traje gris que era mi favorito.

Pero, ¿qué hacen leyendo todavía? Les digo que corran a ver Bridal Mask. Pale!!

Pueden ver Bridal Mask con subtítulos en inglés aquí.

Para más dramas entren aquí.

13 thoughts on “Bridal Mask – Un héroe enmascarado

  1. Eeeeepp!!! Estoy de acuerdo en todo!!! Desde lo fascinante que es la historia, hasta el grandioso trasero de Joo Won!!! Definitivamente se coló a mi top 10.

  2. Pingback: Domingo sin palabras: Bellos enmascarados I « En Mi Patio

  3. Pingback: King 2 Hearts – el rey que me robó el corazón « En Mi Patio

  4. Pingback: My Girlfriend Is a Gumiho – un romance de fantasía « En Mi Patio

  5. Pingback: A Gentleman’s Dignity – Un festival de oppas « En Mi Patio

  6. Pingback: Warrior Baek Dong Soo – Una experiencia agridulce « Nuestro Rincón de Lectura

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s