¿Por qué no leemos libros de autoayuda?

self-help_booksMe han preguntado varias veces mi opinión de éste o aquél libro de autoayuda. Odio cuando esto sucede ya que invariablemente (y debido a que la persona que me pregunta lo hace porque a diferencia de mí es el tipo de persona que lee libros de autoayuda) al contestar honestamente, yo quedo como una odiosa y el que me pregunta, sinceramente ofendido.

Y que conste que trato de ser diplomática, pero aparentemente no puedo explicar mi punto de vista sin que la gente lo tome personal. Hello! Después de todo ellos fueron los que me preguntaron aún cuando NUNCA me han visto con un libro de autoayuda. Me preguntan para que yo les diga:

“¡Oh sí! Fulano de Tal escribe tan bien y sus consejos son tan buenos. ¡Ese libro cambió mi vida!”

Eeeehh… No.

Este es el proceso creativo detrás de los libros de autoayuda:

El ser humano es por naturaleza infeliz y es por naturaleza inconforme.

Así que, como yo soy más inteligente que la mayoría de las personas, voy a aprovecharme de esa infelicidad y esa inconformidad. Yo tengo el descaro de decirte:

“Tú estás mal, pero no te preocupes, porque si haces lo que yo te digo vas a estar bien”.

Claro, sólo tienes que pagar los $14.95 que cuesta mi libro, en el que doy consejos que todo el mundo sabe.

¿A qué me refiero con que todo el mundo los sabe?

¡Hello gente!

¿Quién no sabe que para triunfar en la vida tienes que:

  • Ser persistente?
  • Organizar tus prioridades?
  • Visualizar lo que quieres y trabajar para conseguirlo?
  • Ponerte metas a corto y largo plazo?
  • Ser positivo?
  • No quejarte de las cosas que no puedes cambiar?
  • Aceptarte como eres?

La lista es interminable…

self-help_books2¡Oh! Pero yo voy a coger cinco de esos consejos para mi libro. ¿Por qué cinco? Gente, ya les dije que la mayoría de ustedes es menos inteligente que yo (yo = el autor del libro); si les doy mucha información su cerebro no va a poder procesarla. Let’s keep it simple…

Anyway, voy a coger cinco de esos consejos que todo el mundo sabe y voy a escribir un libro con las reglas que debes seguir. Es más, puedo inventarme un acrónimo, una rimita o hasta una cancioncita para ayudarte a recordar los consejos que vas a poner en práctica. El caso es que en mi libro encontrarás todo lo que necesitas para implementar los cambios que harán de tu vida una plena, productiva y feliz.

Sí… ajá…

Y allí vas tú de bobito a comprar mi libro. No importa que tu mamá se haya pasado la vida entera machacándote esos mismos consejos (y muchos más) y nunca le has hecho caso. Basta con que un perfecto desconocido lo presente como la llave (o en este caso el manual) de la felicidad para que todo el mundo salga corriendo a comprar el libro.

Bueno, no, me corrijo, no todo el mundo. Hay un tipo específico de persona que compra libros de autoayuda.

Y miren que conozco gente que casi patológicamente se aferra a los libros de autoayuda. Siempre andan con el último que se haya publicado. Conocen el comportamiento de los marcianos y las venusinas; saben quién se llevó el queso y dónde lo pusieron; descubrieron cuál es el secreto, qué pasó en los queseyo cuántos minutos… En fin, que tienen todas las cajas de herramientas y suficiente sopa de pollo para reinventar un mejor YO.

Todas y cada una de esas personas, son tan inconformes y tan infelices luego de leer esa montaña de libros como lo eran al principio. Siempre esperando a que salga el próximo libro que sí va a cambiarles la vida.

A cambiarles la vida por una semana. Luego se le olvidan las reglas, los consejos, el acrónimo, la rimita y la canción y quedan como al principio: quejándose de todo, dejando todo para después, y envidiando a las personas que sí hacen algo con su vida.

So, después de tanta baba, mi conclusión es la siguiente: Las personas exitosas no necesitan libros de autoayuda. Las personas que leen libros de autoayuda los usan como una muleta o como una curita que a la larga no cura la enfermedad. Porque no importa cuántos libros de autoayuda leas, si no cambias tu manera de ver la vida siempre vas a ser infeliz y siempre vas a estar inconforme con tu vida.

¡Oh Dios! ¡Horror! Eso último sonó un poco a libro de autoayuda.

Anyway que el punto era sólo dar mi opinión no consejos. Así que queda clara finalmente la razón por la que no leo libros de autoayuda.

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s