High Heel Misteries – Killer in High Heels

Killer-in-High-HeelsEn el segundo libro de la serie High Heel Misteries de Gemma Halliday, Killer in High Heels, Maddie Springer se encuentra con su padre perdido y descubre la razón por la que éste la abandonó cuando tenía tres años. Pero les aviso, es un camino largo y tortuoso.

Cuando empieza Killer in High Heels, Maddie no está muy contenta que digamos con su “no relación” con el detective Jack Ramírez. Maddie terminó con Richard al final del primer libro por una serie de pequeños detalles que ella había descubierto durante su investigación. Por ejemplo, el hecho de que era un mentiroso que tenía una relación con ella mientras estaba casado.

Pero en el segundo libro el problema con Ramírez es que hace seis semanas él salió coriendo del apartamento de Maddie, después de recibir una llamada de trabajo. La dejó con un “Te llamo luego”, pero Maddie no había vuelto a saber nada de él.

En medio de su frustración con Ramírez y después de haber pasado la mayor parte de su vida sin una sola palabra de parte de su padre, un día Maddie encuentra un mensaje en su contestadora en el que él le pide que lo ayude y (¡horror!) al final del mensaje se oye un disparo.

Maddie inmediatamente decide que su padre, Larry, debe estar metido en un problema muy grave como para haberla llamado y en seguida se pone en actividad.

Lo único que ella sabía de Larry es que, todos esos años atrás, las abandonó a ella y a su mamá para irse a Las Vegas tras una bailarina llamada Lola.

Así que, sin pensarlo dos veces y en contra de los deseos de su madre, Maddie se va para Las Vegas para, con suerte, encontrar y quizás salvar a su padre, quien podría estar en peligro.

Para esto, Maddie reúne a su posse compuesto por su sidekick incondicional, Dana, y una nueva adición que viene a completar las Charlie’s Angels, Marco, el recepcionista de Fernando’s.

A Marco lo conocimos en Spying in High Heels, pero era un personaje pequeñito. Aun así, a mí me encantó por chismoso y súper girly (es más girly que yo y eso es mucho decir). En este libro Marco definitivamente se roba el show, porque se pueden imaginar que en Las Vegas él estaba en su elemento.

No es hasta que Maddie llega a Las Vegas que se entera de que su mamá no había sido muy fidedigna que digamos con la información sobre su padre. Verán, no fue realmente que Larry se fue para Las Vegas detrás de una bailarina llamada Lola, sino más bien que Larry se fue a Las Vegas para convertirse en una bailarina llamada Lola.

¡Ay mi madre! Eso es suficiente para causarle un trauma a cualquiera. No sé por qué, cuando leí esa parte, me acordé de Star Wars:

Luke: You killed my father!

Vader: No Luke, I AM your father.

Pero en este caso sería:

Maddie: Me abandonaste por Lola!

Larry: No Maddie, yo SOY Lola.

(Es posible que mi esposo me pida el divorcio por la referencia)

Pero bueno, cuando Maddie se viene a dar cuenta ya está en el medio de toda una operación criminal que incluye a la mafia y a un grupo de drag queens que parecen estar muriendo “misteriosamente” una a una. Imagínense el horror de Maddie cuando se da cuenta de que Larry es el próximo en la lista.

Y por su fuera poco, justo en Las Vegas se encuentra con su desaparecido “no novio”, quien está encubierto investigando precisamente a los mafiosos con los que está involucrado Larry.

Para mí la mejor parte del libro fue cuando la mamá de Maddie se entera de que, en lugar de irse para Palms Springs en un viaje romántico con Ramírez como ella creía, se había ido para Las Vegas a buscar a Larry, y se monta en un avión para ir a buscar a su niña, acompañada de su fiel amiga, la señora Rosenblatt.

Mrs. R es uno de mis personajes favoritos. Mide unos cinco pies y pesa como doscientas libras y usa unas batas floreadas de colores brillantes que la hacen parecer una cortina de baño andante. Pero lo  mejor de Mrs. R es que es clarividente y tiene un guía espiritual que le da visiones. Muchas de las situaciones absurdas de los libros son gracias a las visiones de Mrs. R y a la fé ciega que la mamá de Maddie tiene en su amiga.

Otro personaje que me gustó que sale por primera vez en este libro es Felix, un reportero de tabloide que vive siguiendo a Maddie desde resolvió el caso de doble asesinato del libro anterior. Felix puede ser mezquino y despreciable, pero tiene sus momentos de genialidad.

Este libro sigue el mismo tono del primero en cuanto a situaciones absurdas y cómicas entre las que la frustración sexual de Maddie es  el chiste más utilizado. Personalmente, con un hombre como Ramírez, la frustración sexual no me parece un chiste, sino más bien una tragedia,

Pero, ciertamente, el libro tiene muchos momentos para reírse a carcajadas. Y creo que ése es el propósito.

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s