Proof of Heaven- A Neurosurgeon’s Journey Into The Afterlife de Eben Alexander, MD

proof-of-heavenEste libro me llamó la atención enseguida por su título tan fantástico. Lo compré por Amazon durante mi convalescencia y lo demás es historia…

Como el autor no es escritor ni tiene ínfulas de serlo, a veces la lectura es un poco pesada. Eben nos narra como un día cayó en coma con meningitis bacterial lo que causó un paro total de su cerebro, incluyendo la parte que controla pensamientos y emociones. Durante estos 7 días Eben tuvo una experiencia NDE (near death experience, si te gusta el tema puedes leer mis posts El cielo es realDon’t Kiss them Goodbye y Reflections on the Shack) tan fabulosa que decidió escribir sobre ella para compartirla con el mundo. Siendo un neurocirujano pragmático y lógico, Eben nos cuenta como nunca creyó en esos cuentos de sus pacientes que estaban al borde de la muerte y regresaban hablando del cielo, de ángeles y de un tunel lleno de luz. Sin embargo, cuando él mismo lo vivió en carne propia no pudo negarlo más ni atribuirlo a impulsos neuro eléctricos  del cerebro como había hecho anteriormente…

Increíblemente para mi la parte más fascinante de todo el libro es cuando el Dr. Alexander nos explica sobre la bacteria E.Coli que es la causante e-coli-bacteriade la meningitis y muchas otras enfermedades. Este es uno de los organismos más viejos del universo, no tiene núcleo y se reproduce asexualmente. Encima tiene la habilidad de fundirse con otras bacterias y asimilar otras propiedades como la resistencia a los antibióticos. Como yo no conocía nada de esto, E.Coli me sonó a la super bacteria más apta para adaptarse y sobrevivir aún después que los humanos dejemos de existir. ¡E. Coli me recuerda al monstruo Alien de las películas de ciencia ficción y terror!

Lo siento me fui por la tangente, tengo que confesar que siempre he sido una fanática de las ciencias, en especial la biología. Vuelvo al tema de la vida después de la muerte, el cielo, el más allá, el mundo espiritual o como lo quieran llamar.

Dr-Eben-AlexanderLa experiencia cercana a la muerte que nos narra el Dr. Alexander es tan colorida que se asemeja al infierno de Dante en la Divina Comedia. El doctor viaja por diferentes mundos que son muy diferentes unos de otros y su detallada descripción me recuerda al recorrido del poeta por el infierno y los diferentes círculos. El primer mundo donde se encuentra el paciente en coma resulta ser un mundo oscuro de lodo donde su conciencia habita como un gusano inmerso en esa espesura sin tener conciencia de sí mismo. En otro momento el doctor nos narra como iba flotando en un mundo que estaba lleno de pena y angustia donde se sentía hundirse, cuando de pronto se percata de un murmullo a su alrededor que iba en crescendo. Comienza entonces a percibir muchos entes a su alrededor murmurando una letanía incansable que él no podía entender. Al despertar de su coma y oir los relatos de su familia se percata que ese murmullo y esos entes a su alrededor que lo sacaron del lodo de angustia donde se estaba hundiendo no eran otros que sus familiares y amigos que estaban rezando por él. El doctor Alexander describe como esas oraciones le dieron energía y una sensación de bienestar que lo hicieron intuir que todo iba a estar bien. Ya no sintió miedo ni incertidumbre y eso se lo atribuye al poder de la oración y el amor que lo rodeaba. Añade el doctor que ese tiempo que vivió en coma fue tan vívido que cuando volvió al mundo de los vivos su vida parecía un sueño irreal y la experiencia durante su coma la realidad.

Con este libro aprendí que es normal que los pacientes que caen en coma al despertar vivan episodios de psicosis en lo que sus cerebros se ajustan otra vez al ritmo de la realidad.  Las experiencias de vida más allá de la muerte son tan viejas como el hombre en sí y están documentadas en los textos de Grecia, Egipto, el Medio Oriente, pero no fue hasta la década de los años setenta cuando el Dr. Raymond Moody lanzó su libro Life After Life que se dió a conocer este fenómeno fuera de la comunidad médica. Gracias a las nuevas técnicas de resurrección cardio pulmonar desarrolladas durante los años sesenta estas experiencias aumentaron en pacientes resucitados que pudieron contarlas al despertar de sus comas. El doctor Moody se dedicó a escucharlas y a documentarlas meticulosamente para la posteridad.

El doctor Eben Alexander se dedicó a escribir su experiencia pues sabía que era importante transmitirla desde la perspectiva de un neurocirujano, explicando las funciones vitales del cerebro a la vez que introducía la perspectiva de una persona que ha vivido la experiencia en carne propia. La importancia de su relato es de una vez por todas ofrecer una explicación científica para un fenómeno que muchos incrédulos han descartado por ser algo que no se puede probar o concebir.

Pienso que somos muchos más los seres humanos que creemos en el mundo espiritual y no necesitamos pruebas fehacientes para creer. El ser humano ha olvidado que el mundo no es sólo material sino que el mayor componente del universo es espiritual y es el espíritu lo que perdura cuando lo carnal se acaba. Las mismas leyes de la ciencia nos dicen que la materia no se acaba ni disminuye, sólo se transforma o cambia de estado físico.  Es así que veo el proceso de la muerte: somos seres vivientes y luego somos espíritu pero siempre SOMOS. Nunca dejamos de ser.

angel-of-lightUno de los aspectos que más preocupaban al doctor Alexander de su experiencia es que nunca vió familiares ni seres queridos que habían muerto durante su angelexperiencia cercana a la muerte. Esto y el túnel de luz son dos de los puntos en que casi todos los que han pasado por estas experiencias están de acuerdo. El doctor Alexander sí vió un ser de luz que era una hermosa mujer al que él llamó su ángel pues lo acompañaba y le comunicaba con todo su ser que era profundamente amado y que estaba conectado por ese amor al resto del universo. Tiempo después de haber despertado de su coma, el doctor vió una foto de una hermosa joven y preguntó quien era. Su hermana le dijo que esa era la hermanita de ellos que había muerto cuando era muy joven. El doctor nunca la conoció porque el era el mayor y sus padres eran adolescentes cuando el nació y lo dieron en adopción. Resulta que ese ángel de luz que lo acompañaba más allá de la muerte y lo llenaba de amor y confianza, no era otra que su hermanita menor…

Yo les digo que si ese no les parece un bellísimo mensaje de amor, entonces no creo que mil libros como este los convenzan de la vida más allá de la muerte…

One thought on “Proof of Heaven- A Neurosurgeon’s Journey Into The Afterlife de Eben Alexander, MD

  1. Pingback: Fallen Angels de Harold Bloom | Nuestro Rincón de Lectura

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s