Half-Breed’s Lady de Bobbi Smith

Half-Breeds-LadyHalf-Breed’s Lady de Bobbi Smith nos cuenta una historia de amor entre un hombre mitad blanco, mitad indio comanche y una señorita de sociedad.

Siempre he sido débil con el héroe atormentado que parece no encontrar su lugar en el mundo hasta que encuentra el amor. También soy débil con los hombres fuertes que se vuelven papilla en las manos de una mujer.

Y el protagonista de esta historia, Hunt McCalister, me encanta.

Hunt era en realidad dos hombres diferentes en un mismo cuerpo (un mismo cuerpo grande, musculoso y perfecto, debo decir).

Por un lado, estaba Hunt McCalister, hijo de Tom McCalister (un ranchero blanco) y una mujer comanche. Hunt MacCalister es un solitario y mantiene absoluto control sobre sus sentimientos. Este Hunt había aprendido muy temprano en la vida que nunca sería completamente aceptado en el mundo de los blancos.

Cuando Hunt tenía 15 años, le gustaba una chica blanca del pueblo, Jenny Ross. Un día los hermanos de Jenny los encontraron besándose y decidieron darle una lección. Luego de golpearlo entre los tres hasta dejarlo medio muerto, lo acusaron de haber tratado de abusar de su hermana. Jenny nunca dijo que el beso había sido en realidad su idea y permitió que sus hermanos acusaran a Hunt.

Para salvar su vida, Hunt se marchó del pueblo y se fue a vivir con los comanches. Su madre había muerto cuando él era pequeño, pero su tío, Striking Snake, lo acogió y lo convirtió en un guerrero comanche.

Lone Hunter era un guerrero comanche con habilidades superiores a las de muchos hombres de la tribu. Es intenso y apasionado. Sin embargo, aún después de haber vivido por años con los comanches, Hunt se dio cuenta de que ese tampoco era su mundo.

Hunt sólo regresó al mundo de los blancos cuando la salud de su papá se volvió tan delicada que necesitaba ayuda con el rancho.

Glynna Williams es una artista. Es una niña de sociedad de New York, con una fascinación por el salvaje oeste, que la hace dejarlo todo (en contra de los deseos de su padre y del que a todas luces sería su esposo algún día) para viajar a Texas a pintar los hermosos paisajes, y de tener oportunidad, a los indios.

A Glynna la acompaña su tía Mimi, quien no solamente siempre ha sido cómplice de Glynna, además vive para fomentar en su sobrina este tipo de comportamiento no convencional en una dama de la más alta sociedad newyorkina.

Claro, tía Mimi también tiene sus razones para adentrarse en el salvaje Texas, específicamente en el pueblito polvoriento de Dry Creek. Esta es su oportunidad de enfrentarse a un viejo amor, quien la abandonó luego de compartir la historia de amor más perfecta y sublime. El había dejado de ser el hombre irresponsable, jugador, borracho que era la última vez que se vieron. (¿Alguien puede explicarme por qué se enamoró ella de él en primer lugar?). Ahora él era el reverendo Paul Chandler, guía espiritual de las buenas gentes de Dry Creek.

Luego de veintitrés años, tía Mimi todavía estaba enamorada de Paul y estaba dispuesta a averiguar la razón de su abandono.

Pero volviendo a Glynna, digamos que ella es una de esas mujeres que es un imán para la catástrofe. Llegando a Dry Creek la diligencia es atacada por una famosa banda de ladrones (nadie entiende cómo es que viven para contarlo). Dos minutos más tarde, casi la ataca un longhorn (por supuesto, Hunt estaba convenientemente cerca para salvarla). Ni bien han pasado ese susto, la secuestran unos renegados comanche.

Les aviso, es como estar en una montaña rusa.

Cuando a Glynna la secuestran los comanches y Hunt va a buscarla, me recordó un poco a Lawless de Nora Roberts, cuando los apaches secuestran a Sarah, y Jake (quien es mitad apache) va a rescatarla.

Hay muchas cosas que me gustan del libro, pero algunos de los detalles que me encantan son:

¡Tiene ilustraciones! Cada cierto número de páginas hay una ilustración. Siempre de Hunt, Siempre un sketch que está dibujando o imaginándo Glynna.

Me pueden acusar de ser una romántica empedernida, pero me encantó la manera en que poco a poco Hunt se da cuenta (aún cuando él juró que nunca volvería a tocar a una mujer blanca) de que se está enamorando de Glynna. El sabe que una relación entre ellos será difícil y trata de hacerla entender, de alejarse de ella, de sacrificarlo todo para que ella pueda seguir su vida. Pero ya Glynna tomó su decisión… Ella no quiere nada más… Sólo a Hunt.

Otro detalle que me gustó es que el libro termina (créanlo o no) con: “And they lived happily ever after”.

2 thoughts on “Half-Breed’s Lady de Bobbi Smith

  1. Pues ya sabes que me derrito con las historias de los indios del oeste hasta el punto de pensar que fui india americana en otra vida…Espero que no me digas que lo tienes en el kindle porque ya lo quiero leerrrrr!!!!!! presta presta

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s