Para mi abuela en su viaje… de Lizette Martínez

1512371_10202681057889285_729858256_n460910_10200130481926480_882448806_oHoy enterramos a mi abuelita Sylvia Zengotita quien cumplía 92 años el 29 de este mes. Murió el 5 de julio y cuál no sería mi sorpresa al abrir la página de facebook el día siguiente y encontrar que sus nietos y bisnietos habían dejado estos mensajes de amor para ella:

George Tardiff (nieto): Hoy ya descansa en paz mi abuela, Sylvia Zengotita Sotomayor. A sus 92 años… Ella junto a mi madre me criaron, la extrañaré muchísimo…

Xavier Shippee (bisnieto): Cosas que duelen pero son inevitables en esta vida. Gracias por regalarnos tu presencia y voz cariñosa todos estos años. Que descanses en paz…

Gerardito Arroyo (nieto): Así te recordaré siempre, elegante y con la firmeza de un roble que eras. La vida me dió la oportunidad de disfrutarte por 27 años. Contigo aprendí que Dios existe y a ser fuerte en mis convicciones. Sé que desde el cielo nos cuidarás. Bendición Abuela Sylvia! Descansa en paz!

Por los últimos 21 años vengo escuchando a mis tías hablar y llorar a mi difunto abuelo como el patriarca de esta familia. Sin embargo, se equivocan, porque el tronco indiscutible de esta familia fue mi Abuela Silvia, la abuela de la finca… Ella siempre fue una constante en nuestras vidas.  La raíz invisible, fuerte e irrefutable del tronco de la familia Arroyo.  Siempre estaba ahí para nosotros. Nos recibía con una sonrisa, un ” Dios te bendiga”, o cantando una canción. Estoy muy orgullosa de descender de una mujer tan fuerte, con los pies firmemente anclados en la tierra. Nunca pensó que iba a tener 10 hijos. De hecho, ella quería ser cantante y llegó a cantar en la radio.

Abuela libró la batalla final como vivió: con uñas y dientes, aferrándose con terquedad a la vida. Con el temple y la fuerza de un guerrero, fue una gran amazona que trajo al mundo 10 vidas que a su vez produjeron 17  nietos y 11 bisnietos (uno viene de camino).

Hace una semana, en su lucha campal con la muerte, mientras me agarraba la mano, le escribí estos versos:

Para mi abuela en su viaje…

Un dejo de suspiros y sollozos

Lágrimas desbordadas

Sentimientos apretados en el pecho

Masticando negación y rezos…

 

Deshecho de carne que siente

Huesos de humanidad descartada

Ovillo de existencia reducida

Látidos de pajarillo asustado

Transparencia de piel viva…

 

  ¿Qué te duele Abuela?

Me duelen mis hijos

Me pesan sus vidas…

 

  ¿Qué te duele Abuela?

Me duelen los huesos

De enterrar a los mios

De vivir soledades

Esperando…

Siempre esperando

La voluntad del Creador…

 

Abuela déjate ir

Tienes las cuentas claras

Has pagado con tu vida

Y  la moneda sagrada de dar Vida…

 

Que nada ni nadie te detenga

Emprende tu viaje

Abre la puerta sigilosa

Déslizate al umbral triunfante

Para reunirte con los tuyos

Gozosa en la certeza de que

Eres, fuiste y serás siempre Bienamada…

 

Ya solo resta decir gracias Abuela por la vida, la fe, el cariño, las sonrisas, las bendiciones y tu presencia constante. Siempre te recordaremos en el amor, la fe, la alegría y la canción.  Tu espíritu vivirá en nosotros porque somos tu carne y tu esencia…

Qué descanse en paz AMÉN…

11 thoughts on “Para mi abuela en su viaje… de Lizette Martínez

  1. Querida amiga Lizette

    Tu alma se desborda cada vez que abres las puestas de tu corazón. Tu intelecto aporta el conocimiento y dominio del verbo, mientras que tu espíritu la sabiduría del amor… una combinación inigualable, que sólo personas con tu nivel de genuinidad y compasión poseen. Gracias por compartir tan hermoso sentir… tu abuela se inmortaliza a través de ti.

    Ahora, como compartimos la pasión por la lengua portuguesa, te dejo con cariño la versión en portugués.

    Querida amiga Lizette

    “Sua alma desborda-se cada vez que abres as portas do seu coração. Seu inteleto aporta o conhecimento e dominio do verbo, embora que seu espírito a sabedoria so amor… uma combinação inigualavel, que só pessoas com seu nível de genuinidade e compaixão posuim. Obrigado por compartilhar tão belo sentir… a sua avô se imortaliza atraves de você.”

    Com um abraço grande e sincero, seu amigo,

    Heitor

  2. Siempre estará entre vosotros esa abuela tan guapa y tan Zengotita. Os ayudará desde donde esté. Mi abuelita también se fué con esa edad.
    Luis Ignacio Cengotita

      • De nada, he tardado un poco en responder…la crisis me tenía más ocupado de lo habitual🙂, ya vendrán tiempos mejores,me voy a guardar esta página en favoritos para no volverla a perder.

        Yo soy de Bilbao como mi padre y abuelo Luis, pero sus hermanos y familia como todos los Zengotita o Cengotita venimos de una zona cercana a Eibar, Ermua, Mallabia, Zaldibar…. es en Mallabia donde hay un lugar llamado Zengotita que es un alto donde hay unos caserios y una campa.
        Curiosamente está en los registros muchas veces escrito con “C” cuando originalmente es con “Z” porque admás no existe la “C” en Euskera.

      • Pues muchísimas gracias Ignacio por la respuesta y la información. Algún día me gustaría ir a conocer esas raíces vascas antiguas que tengo pues mi antepasado fue el Obispo Zengotita que vino a Puerto Rico con 2 sobrinos en el siglo XVIII. Imagino que por eso conservamos acá la forma tradicional de deletrearlo con la z. ¡Qué gusto que nos visitas otra vez!

  3. De nada, pues parece que uno de nuestros comunes ancestros fundo casa solariega en Vizcaya en el termino de Mallabia, y de esta rama familiar nació en Berriz (está cerca andando) Juan Bautista Zengotita que fué prelado español, nombrado Obispo en la Isla de Puerto Rico en 1795.

    Lo de los sobrinos supongo que explica lo de los descendientes Zengotita, porque no sabía como llegaron descendientes Zengotita allí.

    Sé que hay también otro familiar nuestro que aparece regitrada su entrada en la Isla de Ellis para entrar en Los Estados Unidos por Nueva York.

    También decirte que de Pedro Cengotita (o Zengotita) posiblemente pariente de un tatarabuelo mio emigró a Idaho a Boise City para labores de ganadería, fueron miembros muy activos y apreciados en su comunidad además de conseguir progresar conseguir seguramente el sueño americano en este sentido.
    Hoy día hay una “Cengotita Avenue” en Boise City en recuerdo creo que de su hija Petra Cengotita, muy apreciada hasta su muerte hace pocos años como persona y como benefactora en la comunidad norteamericana y vasca (hay un Centro Cultural Vasco allí).
    Bueno y eso te puedo contar por ahora.

    Saludos
    Luis I. Cengotita

    • Gracias Luis que interesante toda esta historia de descendientes Zengotita. Yo leí hace tiempo en una revista, creo National Geographic, que los vascos emigraron al norte de California y se distinguieron en ganadería siendo de hecho los primeros vaqueros o cowboys en Estados Unidos. Hay mucho de que sentirnos orgullosos. Gracias a este espacio cibernético el Viejo y el Nuevo mundo podemos seguir aprendiendo juntos…

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s