Amalia, Amelia y Emilia – Comentarios de Marco Alexander

Amalia-Amelia-EmiliaHoy voy a compartir con ustedes el trabajo de español escrito por mi hijo, Marco Alexander (de diez años) sobre el libro Amalia, Amelia y Emilia.

Espero que disfruten leyéndolo tanto como yo.

Título: Amalia, Amelia y Emilia

Autor: Alfredo Gómez Cerdá

Ilustrador: Margarita Menéndez

 Personajes principales

Amalia es una bruja. Es pelirroja y su nariz se ve como una zanahoria. Tenía 550 años y vivía tranquila y feliz en la ciudad de Urbecualquiera. Lo que más le gusta a Amalia es el bosque de Cantamilanos.

Amelia no se llama Amelia. Su verdadero nombre es Zalumba-Sagora-Bonidirubambo. Tenía los mismos años que Amalia. Nació en África negra. Amelia es una bruja famosa de raza negra. Primero, por su altura. Segundo, por su eterna sonrisa. Tercero, por sus pociones mágicas.

Emilia tiene un cuerpo que parece una pelota gigante. Medía igual de alto que de ancho, de frente que de ancho. Le gusta ponerse ropa de vistosos colores: azules, marrones y verdes. Se parece un globo terráqueo. Ella nació en Asia. Ella tiene piel amarilla y ojos rasgados. Su verdadero nombre es Won-Shim-Flin-Tantan-Tu. Sus aficiones principales son: comer, comer y seguir comiendo. Emilia nunca padeció del estómago. Sin embargo, no ha encontrado todavía la poción mágica que le hiciese adelgazar.

Personajes secundarios

Mercedes la del quiosco de periódicos

Emiliano el cartero

Gaspar el panadero

Carmela la que vendía golosinas a los niños

Ricardo el dentista

Rogelio el guardabosques

El Alcalde y los concejales

Resumen

Amalia era una bruja que se compró una casa en la ciudad de Urbecualquiera porque le encantaba el bosque cercano de Cantamilanos. Cuando ella descubrió el bosque grito:

“¡No sé lo que es!  ¡Pero es el lugar que estaba buscando!”

El bosque de Cantamilanos tenía montañas cubiertas de árboles, montañas que cambiaban de color con las estaciones del año, arroyos y torrentes que bajan juguetones por las laderas y muchos animales que habían encontrado su hogar.

Amalia se compró una casa desvencijada, la arregló y les envió cartas a sus amigas brujas Amelia y Emilia para invitarlas a que vinieran a visitarla y conocieran también el bosque.

Una visita de una bruja a otra dura aproximadamente diez años, pero Amelia y Emilia llevaban ya catorce años en la casa de Amalia. Les gustaba pasear por la Calle Mayor de Urbecualquiera, pero más que nada, les encantaba visitar el bosque de Cantamilanos. Amelia decía que no era como la selva africana, pero no estaba mal. Emilia decía que no era como los bosques de Asia, pero podía pasar. Rogelio, el guardabosque, se hizo amigo de las brujas y a veces hablaba con ellas.

Un día, en el Diario de Urbecualquiera, publicaron una noticia que llenó de preocupación a las tres amigas:

El Ayuntamiento aprobará el próximo jueves el llamado “Superplán”. Se construirán miles de chalés adosados y miles sin adosar… Se construirá una piscina climatizada, con toboganes gigantes y olas gigantes y otra sin climatizar… Se construirán pistas de tenis, un gran campo de golf de dieciocho hoyos… Y la nueva ciudad se la llamará “Urbecualquiera Dos”.

El problema era que la nueva ciudad se construiría en el mismo lugar en el que estaba el bosque de Cantamilanos.

Las amigas decidieron que tenían que salvar el bosque. Siguiendo la idea de Rogelio, hicieron una poción que transformaba semillas normales en semillas mágicas que, al caer en un vaso con agua, harían crecer un árbol. Durante la reunión del Alcalde y los concejales en el Ayuntamiento, Emilia, con un canutillo hecho con un bolígrafo viejo, lanzaba las semillas para que cayeran en los vasos con agua. Pero los vasos no tenían agua y el plan falló. En un vaso había agua tónica y salió una burbuja gigantesca. En el vaso el Alcalde había anís y cuando la semilla mágica entró en contacto con el anís, se produjo un olor insoportable. El mal olor duro doce días.

Las tres amigas se fueron para el bosque, se cubrieron de ramas y hojas y se pararon como árboles para detener las máquinas que se preparaban para cortar los árboles. Ese día llovió tanto que les dio gripe y tuvieron que quedarse en la casa por cuatro días. Cuando se despertaron y salieron de la cama, se enteraron de que todas las personas de Urbecualquiera habían seguido el ejemplo de ellas y también se cubrieron de ramas y hojas como árboles para proteger el bosque de Cantamilanos. Al final, con la ayuda de todas las personas, Amalia, Amelia y Emilia pudieron salvar el bosque y las máquinas tuvieron que irse. La calle era una gran fiesta con toda la gente celebrando. Amalia, Amelia y Emilia daban saltos de alegría.

Opinión

Leer este libro, para mí, era mucho trabajo. Me quejé mucho, pero al final me gustó.

Lo que más me gustó del libro es que Amalia, Amelia y Emilia no se rindieron cuando su primer plan salió mal y siguieron intentándolo porque querían salvar el bosque. Al final, pudieron salvarlo con la ayuda de todas las personas.

El personaje que más me gustó fue Emilia porque sólo piensa en comida como mi hermano.

10 thoughts on “Amalia, Amelia y Emilia – Comentarios de Marco Alexander

    • Hola Angelina!
      No estoy segura de haber entendido tu pregunta, pero voy a tratar de cubrir todas las bases.
      El libro fue publicado por la Editorial SM, la cual tiene presencia en varios países de Latinoamérica, El libro pertenece a la colleccíon El Barco de Vapor, serie Azul. Yo leí una edición del 2000. Puedes descargar el PDF gratis aquí.

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s