Las historias eróticas de Marbella Martínez

Hace un tiempito, la escritora Marbella Martínez nos envió sus historias Muñeca Viviente y Memorias de una pulga (Versión siglo 21) para que las leyeramos y le dieramos nuestra opinión.

Pueden conocer un poco mejor a la autora en esta entrevista.

muñecaVamos a empezar con Muñeca Viviente y me comprometo a ser lo más objetiva que pueda, teniendo en cuenta que la historia no me gustó para nada.

Esta historia nos presenta un sórdido romance entre una niña de catorce años (la señorita de la casa) y un viejo cincuentón (el jardinero). Al principio de la historia vemos cómo, consciente de que el jardinero la miraba con lujuria, la niña coquetea descaradamente con él y se paseaba por el patio en diminutos bikinis o pantaloncitos cortos que dejaban poco a la imaginación. De entrada, tengo que reconocer que empecé a tener problemas con esta pareja, porque no soporto a los viejos verde. Y sinceramente me parecía absurda la fascinación de esta niña con ese hombre, que además de viejo, es feo, tosco, bruto y la lista sigue.

Honestamente, yo no me considero una puritana ni nada por el estilo. De hecho, con frecuencia leo libros eróticos que describen con lujo de detalles el acto sexual. Ese no es mi problema aquí. No tengo problemas con que el relato sea bastante gráfico.

Mi problema es que la autora nos hace soportar páginas y páginas de una parodia prosaica y obscena del acto sexual. De sólo recordar las cosas tan denigrantes y francamente grotescas que ese viejo asqueroso puso a hacer a esa niña, me erizo de horror e indignación. Porque la niña habrá sido precoz y descarada y definitivamente fue a buscar lo que no se le había perdido, pero seguía teniendo catorce años. El don Bernardo ése no hizo otra cosa más que aprovecharse de su curiosidad y su inocencia para revolcarla en la inmundicia de sus deseos perversos.

Y, sí, yo tengo serios problemas con aceptar esa premisa. Después de todo, creo que no pude ser objetiva.

En mi opinión, la autora no cumple con la promesa que nos hace al principio de la historia:

¿Cuándo fue la última vez que leíste algo que atrapa y no pudiste parar de leer?

Creo que esto te va a encantar.

De más está decir que después de leer Muñeca Viviente, no me quedaron muchas ganas de leer Memorias de una pulga (Versión siglo 21). Pero, ya que la autora se tomó la molestia de enviarnos sus historias, lo menos que podía hacer yo era leerlas y darle mi opinión.

En este caso ya vemos más elementos de una historia erótica, en lugar de (como Muñeca Viviente) ser un intento desesperado y sensacionalista de llamar la atención. Aunque les adelanto que el tema es también difícil de tragar.

sacerdotesMemorias de una pulga (Versión siglo 21) es una recopilación de varias historias que tienen como elemento común y protagonistas a tres sacerdotes perversos, quienes, aprovechándose de la sotana que, instintivamente, inspira la confianza de los demás, someten a sus víctimas a todo tipo de de bajeza.

Relato tras relato, las virginales y jóvenes víctimas (chicas… y chicos de entre trece y diecisiete años) son presa de las artimañas de su confesor, quien, no sólo las usa para dar rienda suelta a sus más bajos deseos carnales, sino que, además, las comparte con sus, igualmente depravados, compañeros de sotana.

Y no voy a hablar del cuento de Anselmo y la Diana Cazadora, porque me pareció tan aburrido que ya ni lo terminé y me fuí directo al final de: “Diez años después”.

Al final de la historia, nos quedamos con la persistente duda de: ¿y la pulga? Jamás vinos ni siquiera una referencia al parásito del título. Aunque existe la posibilidad que ésta sea una expresión regional que desconozco y, por lo tanto, se me perdió por completo la referencia cultural. Si alguien sabe qué tenía que ver la pulga en todo esto, por favor me deja un comentario.

En términos generales, me parece que ambas historias sufren de lo mismo. En mi opinión, son muy largas. Muñeca Viviente tiene cuarenta y seis páginas (aunque a partir de la cuarenta y dos empieza otro relato absurdo y traído por los pelos que, sinceramente, ni terminé de leer) y Memorias de una pulga (Versión siglo 21) tiene ochenta páginas.

La autora, en su afán de alargar la historia y la descripción del acto sexual, termina repitiendo una y otra vez las mismas imágenes. Honestamente, ¿cuántas veces es necesario hacer referencia a la gigantesca verga del tipo o al rictus de doloroso placer en la cara de la chica?

Si algo tienen en común todas las historias eróticas que he leído hasta ahora es que son cortas y van al punto. Porque sinceramente no leemos estas historias por su contenido literario ni porque nos cuentan una historia interesante que reta nuestro intelecto. Al pan, pan y al vino, vino.

Con estas historias es mejor dejarnos deseando un poquito más que hacernos preguntarnos cuánto más de esto podemos soportar.

En mi opinión, las historias de Marbella Martínez no nos cuentan sobre las fantasías sexuales que, naturalmente, todos tenemos, sino que describen deseos malsanos y conductas aberrantes que para mí no son para nada sexy. Si algo tienen en común ambas historias es que las protagonistas (para no volver a llamarlas víctimas) tienen que soportar (y hasta disfrutar) cuanta asquerosa bajeza se les ocurre a los hombres perversos que las acosan.

No concibo que sea precisamente una mujer la que escriba historias como éstas.

11 thoughts on “Las historias eróticas de Marbella Martínez

  1. ¡Me parece asqueroso el tema y ni lo leí! Qué bueno que no lo leí, no quiero tener nada que ver con estupro y abuso sexual de adolescentes confundidos. ¿Dónde están los padres? Es como el asqueroso libro Elogio de la madrastra de Mario Vargas Llosa que la madrastra abusa del hijastro de 12 años y me hizo vomitar. Yo tampoco puedo creer que una mujer escribió eso.
    Lo de la pulga debe ser porque es un insecto parásito y chupasangre igual que leer estos relatos te chupan la sangre…Lo siento no soy objetiva doy mi opinión y ya

  2. Bueno yo no leí muñeca viviente sino la otra historia. Debo confesar que en principio estoy de acuerdo, yo también me senti mal cuando leí esas cosas tan descriptivas sobre la actividad sexual, pero luego me enteré que eso que escribió es un arreglo o modificación de una obra cásica y anonima de la literatura, por eso se titula versión siglo 21.
    Sin embargo a media lectura asqueada y fastidiada se me ocurrió abrir el link que ella nos ofreció para los comentarios. Realmente me sorprendí de la cantidad de gente y de los comentarios que hacían respecto al desenlace de la historia al grado que prácticamente tuve que volver a darle otra vista a lo leido hasta terminar en la historia de Anselmo la cual prácticamente es el desenlace de la trama. Realmente me sorprendió es algo que creo que deberan ver con atención, es un cambio de lectura que casi te lleva de la mano a algo que no tiene nada que ver con el erotismo y que sin embargo lo liga de un modo totalmente magistral en una especie de historia para iniciados en metafíica. Y aunque el final de diez años despues no me pareció lo más adecuado creo que ver el capitulo 11 es la parte medular del mensaje.

    El link es:
    http://tintanocturna.blogspot.mx/2011/06/autora-invitada-marbella-martinez.html

    • Hola Maria Elena! Te cuento que yo también entré al enlace y, si te fijas, también lo incluí en mi post para beneficio de todos. Personalmente, no me sorprendió para nada ver tantas opiniones diferentes sobre el libro, ya que me consta que todos somos diferentes y lo que a alguien puede causarle asco, a alguien más puede parecerle genial. Para los gustos se hicieron los colores, no? A fin de cuentas, lo único que yo puedo hacer es compartir con ustedes lo que me gusta y lo que no. Marbella Martinez queda fuera de mi lista de lectura, no diré que para siempre, pero… Al que le guste este tipo de lectura, que la disfrute

  3. Pues Sorry mis amores, pero yo soy critico literario autor de varias publicaciones y director de una importante firma de agentes literarios. Las obras de la conocida autora a quien ya tuve el gusto de contactar son como un diamante en bruto, se necesita ser un buen conocedor para darse cuenta de lo que valen los conceptos de fondo que consiguio verter en esas obras, no en balde su nombre aparece por todo Internet, y en cuanto a sus detractores; como bien dice ella: “No me explico como alguien usa un cañon para matar una cucaracha”

  4. Talvez no soy un critico literario, ni editor ni nada parecido; pero si aprecio una buena lectura y esta “Memorias De Una Pulga”, es magnifica, cada parte de la historia es contada de manera limpia, clara y evolucianda, meramente lo que es.
    Debo decir que me encanto, y agradezco haber recibido la oportunidad tan agradable de poder leer..

  5. Primeramente aclaro, no soy critica literaria, ni editora, solo una amante de la lectura y escritora amateur. La narrativa de Marbella es muy buena, muy bien hilada en ambas historias, con una imaginación activa.
    Solo que la percepción de las temáticas abordadas para algunos nos resulta un tanto sensibles.
    Para mi, la que más impacto me causo impacto fue “La muñeca viviente” ya que al tratar del despertar del interés sexual de una adolescente, resulta un poco escandaloso y en cierto punto morboso que sea con hombre claramente mayor, eso en primera instancia, y en segunda que sea también una relación interracial. No digo que estoy en contra de la historia, ni de las relaciones de este tipo, pero creo en algún momento causo un gran shock, lo cual creo yo que hace única la narración de esta escritora.

    Creo que existe un gran potencial en ella y espero conocer más acerca de su obra.
    De igual manera le agradezco ya que de forma personal me hizo llegar su material.

    • Pienso que lo mejor de este foro es que todo el mundo puede expresar su opinión libremente. Bienvenidos todos los que nos han dejado un comentario. Me encanta que tengamos un caleidoscopio de opiniones distintas. ¡Viva la libertad de expresión! Sheila parece que has tocado un nervio vivo, como siempre agitando el gallinero…

  6. No se puede complacer a todos, la narracion es erotica, pero se pierde con tanta descripcion, a pesar de lo que digan, Es un ejemplo en el que podemos aprender y aconsejar a nuestros hijos, las descripciones sexuales no es para asustarnos, tan solo las personas que no Han sido capaces de ver que Esto Es parte de una vida cotidiana y que todo es compartido intimamente sin ninguna obligacion forzada……..me agrado la lectura
    Mario

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s