High Heels Mysteries – Undercover in High Heels

Undercover-in-high-heelsUndercover in High Heels es el tercer libro de la serie High Heels Mysteries de Gemma Halliday. Yo descubrí esta serie a finales del 2012 y tengo que reconocer que se convirtió en uno de mis guilty pleasures porque, si bien puede llegar a ser algo tonta, también es muy divertida.

Si todavía no conocen la serie, los invito a leer mis posts sobre los primeros dos libros que leí: Spying in High Heels y Killer in High Heels.

En Undercover in High Heels, Maddie (por estar metiéndose donde no la llaman) mete a Ramírez en problemas con su jefe, quien, de castigo lo manda a investigar un caso de poca importancia. Ramírez tiene que entrar al set de Magnolia Lane (la novela más popular del momento) para proteger a la estrella del show, Mia Carletto, y descubrir quién le está enviando cartas amenazantes.

Maddie, sintiéndose culpable por haberle causado problemas a Ramírez en el trabajo, decide entrar también al set de Magnolia Lane y ayudarlo a esclarecer el caso del stalker de Mia para que él pueda regresar a su trabajo como detective de homicidios. Además, como ella no se pierde un episodio de Magnolia Lane, era obvio que estaba mejor calificada que Ramírez para resolver el caso.

Es de esta manera que Maddie entra a trabajar como asistente de vestuario de Magnolia Lane (recomendada por su roommate en la universidad) y Dana (su fiel amiga, sidekick y actriz wannabe) entra como extra. Se podrán imaginar que, Maddie no hace más que llegar al set y el stalker escala de cartas amenazantes a asesinato.

Y por si fuera poco, Maddie parece tener su propio stalker, quien le deja animales muertos en la puerta de su apartamento y hasta intenta matarla.

En este libro, la relación entre Ramírez y Maddie tiene sus altas y bajas, más que nada debido a la inhabilidad de ella de seguir instrucciones. En más de una ocasión tanto ella como yo creímos que él iba a terminar con ella… o la iba a esposar a la cama (y no de la manera kinky que se les puede ocurrir) simplemente para evitar que se metiera en más líos.

También volvemos a ver a Felix, aunque eso era de esperarse. ¿Qué mejor lugar para un reportero de tabloide que el set del show más popular del momento? Por supuesto que él siempre andaba por allí tratando de encontrar algún chisme qué publicar.

La relación entre Maddie y Felix también se desarrolla más. Ninguno de los dos pierde la oportunidad de usarse mutuamente, pero podemos decir que se convierten en amigos. Aunque es evidente que a Felix le gusta Maddie y no puedo descartar completamente que a ella también le guste, lo cual no tiene ninguna lógica cuando tienes un novio como Ramírez.

Y no me malinterpreten, a mí me encanta Felix como personaje y hasta como amigo y realmente disfruto su humor sarcástico y su relación accidentada con Maddie. Pero, seamos realistas, con un hombre como Ramírez, ¿quién miraría para el lado? Es absurdo.

Como siempre, la más cómica del libro es Dana, quien se da cuenta de que es una adicta al sexo y empieza a ir a reuniones de Sexaholics Anonymous.  Ella sinceramete quiere ganarse su chapita de una semana sin sexo,  medida que pasaban los días, más difícil se le hacía no brincarle encima al primer hombre que le pasara por el lado.

Y si tenemos en cuenta que todo lo que Dana come es sin grasa, sin azúcar, sin preservativos e, imagino que, sin sabor (ella es instructora de aeróbicos en un gimnasio y está algo obsesionada con el fitness), lo menos que podía la pobre era disfrutar del sexo, ¿no creen?

Este libro es bastante cómico y entretenio. Y, si bien el final es algo predecible, este es uno de esos casos en que lo importante es el viaje, no el destino final.

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s