When in Rome de Gemma Townley

When-in-Rome

¡Happy Birthday to Me!

En el día de mi cumpleaños acabo de terminar de leer el libro When in Rome – A Novel of Piazzas and Passion de Gemma Townley.

El título del libro hace referencia a la película de Audrey Hepburn y Gregory Peck, Roman Holiday. Esta es la película favorita de la protagonista, Georgie Beauchamp, quien sueña con visitar Italia y vivir una aventura romántica como la de la princesa Ann.

Para ser franca, desde un principio del libro tuve mis issues con Georgie. Me parecía demasiado inmadura, quejona y hasta egoísta. Además de que tenía muy poco amor propio.

Imagínate tú, una mujer que va a una fiesta y conoce a dos hombres. Uno es tan bello que te roba el aliento, pero lo sabe y es un perfecto idiota. De hecho, su primera interacción con ella es cuando trata de humillarla y ridiculizarla delante de todo el mundo. El otro es atractivo (sin llegar a lo absurdo) y es precisamente quien saca la cara por ella (sin conocerla) y la salva de la humillación que el otro idiota tenía en mente.

Ahora, dime una cosa, si tú eres esa mujer y te vas a ir a casa esa noche con uno de los dos, ¿qué justificación tienes para irte con el idiota, desconsiderado que cree ser un regalo de Dios para la población femenina mundial?

Se me hace muy difícil simpatizar con Georgie cuando sucede lo inevitable y Mike (el idiota) la deja, después de años de relación dejándole una nota encima de la mesa. Y digo “relación” por llamarlo de alguna manera. Una mejor definición sería que Mike fue tan magnánimo que le permitió a Georgie estar con él y hacer todo lo posible por agradarlo (desde decirle que sí a todo hasta prestarle dinero) mientras él no hacía absolutamente nada por ella.

Nunca voy a poder comprender a las mujeres que sienten la necesidad de estar con un hombre que las trata como basura. Que ningún hombre piense que me está haciendo el favor de estar conmigo. ¡Mira qué falta de respeto! Cuando estar conmigo es un privilegio. Yo soy una mujer inteligente, independiente y extremadamente valiosa que no necesita de ningún hombre para que la complete.

Una relación es una sociedad y ambos socios son igualitarios. Cada uno da en la misma medida que recibe. Cualquier otra cosa que no sea 50-50 está destinada al fracaso.

No es sorpresa que es precisamente David (tan dulce y considerado) a quien le toca recoger los pedazos de la vida de Georgie y, con infinita paciencia, ayudarla a sobreponerse del abandono de Mike.

Después de dos años en los que Georgie no ha sabido nada de Mike (ahora ella tiene una relación estable y satisfactoria con David), se lo encuentra un día en la calle y él empieza a buscarla: emails, llamadas, inviaciones a comer, a tomar un trago…

Esto fue suficiente para que Georgie pusiera en duda su relación con David. Lo peor de todo es que Georgie (con toda razón) no confiaba del todo en Mike, por lo que no quería dejar a David hasta estar segura de que lo de Mike iba en serio.

Y esta es la razón por la que Georgie terminó de caerme mal. Si hay algo que soporto es la gente que engaña. No puedo con la gente egoísta y sin principios que es capaz de jugar con los sentimientos de quien solamente es culpable de amarlos incondicionalmente.

Entiendo perfectamente que el amor es gratis y a veces no es “para siempre”, pero si tú dejas de amar a alguien porque te gusta otra persona, lo menos que puedes hacer es ser sincero. ¿Por qué tienes que herir a otra persona porque eres un cobarde egoísta?

En mi opinión, Georgie se merecía todo lo que le sucedió y más y pienso que el final fue muy bondadoso con ella.

De Mike ni voy a hablar porque es uno de esos hombres que tienen todas las características que yo odio en las personas. Es egoísta, desconsiderado, inmaduro, mentiroso, superficial y la lista de defectos sigue y sigue. Y eso que empecé el párrafo diciendo que no hablaría de él. Suficiente tiempo perdido, sigamos adelante.

Mejor voy a contarles de los personajes que sí me gustaron.

David, por supuesto. Es el típico second male lead y hasta parece sacado de un drama coreano. Lo bueno es que él sí se queda con la chica. Aunque, aquí entre nosotros, no me parece que Georgie fuese un premio tan grandioso, pero al fin y al cabo era la mujer a la que él amaba.

David era dulce, considerado y hasta cocinaba. Según Georgie era aburrido porque era un contable (más aburrida era ella honestamente), pero nada más lejos de la realidad. La compañía en la que David era socio trabajaba con la policía y otras agencias del orden público para desarticular unidades de crímen organizado. David era el encargado de seguir el rastro del dinero.

Otro personaje que me encantó fue Nigel, el jefe de Georgie. Nigel era uno de esos paranoicos que creía que el mundo entero estaba vigilando e iba pasando de una conspiración a otra. Era odioso, frío, desconfiado y siempre tenía problemas con Georgie porque no había nada que él amara más que el completo orden. Es uno de esos personajes que es cómico sin pretenderlo. Y, a pesar de todo, o quizás precisamente por su personalidad tan particular, yo le tomé cariño.

Voy a decir que también me gustó Candy (a pesar de todo lo que tenía en su contra) porque me parecía mucho más auténtica que Georgie. Me molestaba mucho el hecho de que Georgie (muy hipócritamente en mi opinión) decía ser su amiga, cuando en realidad resentía su dinero, su físico, su buen gusto. Odio la gente así.

Y, bueno, es cierto que Candy rompió la primera regla (la inviolable) entre amigas, pero por alguna razón se me hace más fácil perdonarla a ella que a Georgie.

El libro es entretenido y toda la parte de las mini vacaciones en Italia es adorable (ya quisiera yo mi propio Roman Holiday). Es cierto que la trama es algo predecible y a una milla puedes ver lo que va a pasar (menos Georgie, quien es completamente idiota y no puede encontrar su nariz frente a un espejo), pero eso no necesariamente te daña la experiencia porque hay personajes que hacen que la lectura valga la pena.

5 thoughts on “When in Rome de Gemma Townley

  1. ¡Muy feliz cumpleaños querida Shei! Espero que no diga nada malo de mí el hecho de que Roman Holiday es mi película favorita de Audrey Hepburn. ¡Hasta fui a Roma y metí mi mano en la boca de la veritá como lo hace ella!!! En serio suena tontísima la Georgie esa y no se merecía al premio mayor. Creo que no es justo poner al cpa como policía pseudo encubierto, los contables y los hombres estables pueden ser super sexy. Como dice Kate Winslet en The Holiday, ´I’m looking for some corny in my life”. Me dio mucha gracia leer una opinión tan apasionada tuya cuando siempre eres tan comedida y ecuánime. Canta conmigo, “Let it gooo, let it gooo…” jajajaja. Qué disfrutes mucho hoy

  2. Jajaja! Darling Roman Holiday es una de mis películas favoritas de todos los tiempos! Con eso no tuve ningún problema. Mi problema fue con la idiota protagonista. Y de David te diré que lo que más me gustaba era lo dulce y considerado que era, el hecho de que cocinana y que prefería quedarse en casa viendo Roman Holiday (for the thousand tine!) solo por complacerla a ella.

  3. Felicidades atrasadas🙂
    He de decir que no he visto ni la película ni he leído el libro.
    Pero como lo cuentas en la entrada, me han entrado ganas de ambas cosas!

    Un saludo!

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s