One Thousand White Women de Jim Fergus

one thousand white womenEste libro me llamó mucho la atención. El género ficción histórica es de mis favoritos y no pude resistir comprarlo. Jim Fergus escribe con precisión periodística observando costumbres y la doble moralidad del siglo XIX. Partiendo del hecho histórico, elabora toda una tesis de lo más interesante. Little_Coyote_and_Morning_StarEs un hecho que el jefe Cheyenne Little Wolf y una delegación de distinguidos bravos visitaron al Presidente Uysses S Grant para negociar la paz en 1875. Little Wolf reconoció que tendría que vivir con los blancos en armonía para preservar a su gente y hace la extraña petición de que le envíen mil mujeres blancas para que se casen con los Cheyenne. De esa forma, nacerían hijos que aprenderían a vivir en las dos culturas y sobrevivirán en armonía.

Esta idea suena lógica para una sociedad homogénea como los Cheyenne y otros one thousand white women 2indios americanos que tenían por costumbre adoptar personas de otras razas, credos, etnias y asimilarlos hasta aceptarlos como miembros de la comunidad iguales a los demás Cheyennes nativos. A Little Wolf nunca se le ocurrió que los blancos americanos descendientes de europeos no pudieran ver más allá de las diferencias de piel, raza y religión. Lo cierto es que América contiene emigrantes de todas partes, pero tienden a mantenerse dentro de sus propios círculos, casarse con los suyos, hablar su idioma, practicar su religión y no les gusta para nada entremezclarse con otras etnias, razas y religiones: judíos son judíos, protestantes son protestantes, católicos son católicos, negros son negros, hispanos son hispanos y asiáticos son asiáticos. Nada de mescolanzas y revoltillos. Cada oveja con su pareja y prohíbido codiciar la gallina ajena y mucho menos si la gallina es blanca y el gallo es color cobre, marrón, café o negro retinto. Peor todavía con salvajes, como eran tildados los indios Americanos, pues andaban a caballo, en taparrabo, vivían al ulysses grantaire libre y no eran protestantes… Obviamente lo único que el Presidente Grant (1869-1877) y sus secuaces en Washington escucharon fue que los salvajes querían fornicar con las mujeres blancas. ¡Escándalo tal nunca se ha visto! Blasfemia inimaginable que solo se da en el Caribe y otros lugares donde a nadie le importa más que el sexo, la lujuria, el ron y la fiesta. Conclusión- Little Wolf  partió de Washington con una medalla especial y promesas de tierra y paz pero el asunto de las mujeres fue estratégicamente evitado debido a que la primera dama, que estaba presente para admirar a los indios de cerca, tuvo la delicadeza de desmayarse cuando se imaginó a sus amigas encopetadas copulando al fresco con los salvajes como si fueran yeguas y sementales…

cheyenne villageEntra entonces la ficción histórica, para mí la parte más interesante del recuento.  Al poco tiempo se corrió la voz clandestina de que los  indios Cheyenne solicitaban esposas para tener hijos y vivir en el oeste. En Washington se empiezan a recibir cartas de mujeres ofreciéndose de voluntarias para casarse con los indios… A Washington se le ocurre reclutar mujeres en cárceles, calles, burdeles  e instituciones mentales ofreciéndoles un perdón completo, borrón y cuenta nueva si participan en esta importante y secreta misión patriótica de enseñarle a los salvajes a vivir civilizadamente y parirles hijos en dos años. Se conducen una serie de entrevistas y exámenes médicos a las mujeres que quieren participar para determinar que están saludables y en edad de procrear y las envían en un tren de camino a los Cheyenne en las Dakota y Montana.

Jim Fergus plasma las costumbres de los Cheyenne y la vida con mucho realismo. cheyenne mapLo primero que notan las blancas al llegar al pueblo Cheyenne es que los hombres pasan el día hablando, fumando y pintándose mientras las mujeres hacen todo el trabajo de cocinar, curtir pieles, preparar comida, acarrear agua y leña. En ese sentido todas se sienten cómodas pues los blancos son iguales. Me llamó la atención que la noche de bodas las mujeres no sintieron ningún dolor pues les dieron a beber una infusión de atanasia o yerba de Santamaría que las mantuvo calmaditas y relajadas.

Sumamente interesante que la sociedad Cheyenne recoja y dé vida nueva a toda una galería de mujeres que la sociedad blanca había descartado y dejado perder por considerar que no tenían ningún valor. Son ellas los mejores personajes de la novela y representan la crítica moral y social que podemos hacer mirando desde la distancia de más de un siglo. Las hermanas Kelly son unas gemelas irlandesas que son prostitutas y pillas (en realidad son geniales con una gran actitud positiva ante la vida para enfrentar todas las peripecias y circunstancias adversas que se les presentan. Nadie puede ganarles como negociantes y visionarias para inventar juegos de azar y apuestas). imagesHXI34P1SMay Dodd, la protagonista, es una niña rica, hija de un gran barón de la industria del trigo en Chicago cuyo crimen fue enamorarse del capataz de la fábrica y parirle dos hijos fuera de matrimonio. Su padre, o le pagó al esposo para que desapareciera o lo mandó a matar, y le arrebató los hijos, encerrándola en un manicomio donde es violada y atormentada por el personal inescrupuloso. Euphemia es una negra esclava que había escapado a vivir en Canadá cuando adolescente y no sintiéndose libre siendo empleada doméstica de otros, decidió tomar las riendas de su propia vida y embarcarse al oeste para poder ser libre al fin. Gretchen es una sueca, fea y gorda que siempre ha querido casarse y formar un hogar pero nunca ha tenido pretendientes por su  fuerza bestial que imagino ahuyenta a cualquier valiente… imagesVCP87VLDHelen  es una botanista inglesa que hizo un libro de los pájaros de Inglaterra y vino a Estados Unidos con una beca para documentar los pájaros del continente americano pero se le acabó el dinero para llegar al Oeste y se embarca en esta alocada aventura para poder dibujar y estudiarlos de gratis. Tenemos una dama sureña alcohólica venida a menos a causa de la derrota en la Guerra Civil que anda con su perrita siempre y su medicina whisky; Black Ada una viuda que siempre viste de negro; Sara una adolescente hermosa que ha vivido en instituciones mentales toda su vida porque no habla desde que perdió a sus padres en un accidente; Marta trabajaba en el asilo donde estaba May y siempre la defendió al reconocer que no estaba loca (la pobre es  poco agraciada o asertiva pareciendo más un ratón que una mujer, no solo por fea sino por apocada). Finalmente tenemos a la fanática religiosa que odia a todo el mundo que no sea protestante como ella y su misión es llevarle el evangelio a los salvajes perdidos (desde el principio está claro que ella nunca fornicará con un salvaje negro de las praderas). Como pueden ver hay de todo en la viña del Señor y nos queda claro que en la vida de estas mujeres de todas las esferas de la sociedad del siglo XIX, las opciones eran pocas y su felicidad era muy limitada por las normas y canones sociales, religiosos y machistas, al punto de encaminarse voluntariamente a abandonar lo conocido que les ha restado valor y las ha oprimido con la esperanza de que vivir al aire libre con salvajes no puede ser peor de lo que ya han conocido…

Desde el punto de vista estructural narrativo la novela tiene varios niveles pues se trata de un relato (la novela) dentro de otros (una carta de familia y documentos de gobierno) dentro de otro relato (los diarios de May). Un poco como un laberinto histórico y mental pues todo comienza con una vieja carta de familia que escribe May Dodd a sus hijos expresando su amor y sus aventuras.

“I leave this record for my dear children, Hortense and William, in the event that they never see their loving mother again and so that they might one day know the truth of my unjust incarceration, my escape from Hell, and into whatever is to come in these pages…”

Su sobrino bisnieto comienza a investigar la vieja leyenda de que una familiar se swallowvolvió loca y murió en un asilo. ¡Cuál no sería su sorpresa al enterarse que su tía bisabuela se fue a vivir con los indios en  1875 por cuenta propia! Dicha investigación lo lleva a los papeles oficiales de gobierno donde se menciona la petición del Jefe Little Wolf de recibir mil mujeres blancas a cambio de mil caballos. Los documentos históricos lo ponen en contacto con la reservación Cheyenne en Montana donde descubre que los diarios de May Dodd se han guardado como reliquia sagrada todos estos años por los descendientes de Little Wolf y que él mismo tiene parientes entre los Cheyenne pues May dió a luz a una niña que sobrevivió la masacre del ejército americano y crió a sus hijos como Cheyennes.

cheyennesY yo digo bien por ella y por todas esas imagesRHNTA3YGmujeres aventureras que buscaron más allá de los confines de lo aceptable para forjar una vida digna y buena, desafiando con su grito de valiente rebeldía a una sociedad que las rechazó y penalizó por ser pobres, emigrantes, sin educación, feas o simplemente mujeres… Bien dice un dicho que la Basura de unos es el Tesoro de otros. Todas estas mujeres descartadas por defectuosas en la sociedad blanca fueron restituidas a una vida plena y libre en la sociedad Cheyenne logrando alcanzar puestos de poder como historiadoras, guerreras, negociantes, esposas, madres  y chamanes.

spicy and funClasifico este libro como spicy fun por su sátira hacia el prejuicio y las actitudes racistas del gobierno y la sociedad.

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s