Western Skies de Nora Roberts

western-skiesEs cierto que en diciembre, en Nuestro Rincón de Lectura, dedicamos el mes a historias navideñas azucaradas y les prometo que antes de que termine el año les traeré una de esas (de hecho, estoy leyendo The Perfect Gift de Serenity Woods, pero de eso hablamos luego). Por lo pronto, les traigo un libro de Nora Roberts con dos historias, que aunque no son navideñas, son definitivamente romáticas; particularmente la segunda.

Este libro además tiene una anécdota un tanto chistosa. Me costó noventa y nueve centavos en la librería Calamus Bookstore un día que estaba caminando sin rumbo por las calles de Boston. La parte graciosa de la anécdota es que yo ví el letrero que decía “Bookstore” y me metí corriendo, sin pensarlo dos veces. No fue hasta que estaba adentro que me di cuenta de que la librería se especializaba en literatura gay, lesbiana, bisexual y erótica.

No me considero una mojigata, pero tengo que reconocer que algunas de las portadas eran francamente pornográficas. Pero ya estaba adentro y no iba a salir corrriendo como una colegiala sonrojada hasta la raíz del pelo. La experiencia valió la pena porque en un rincón al fondo de la librería encontré un anaquel con libros a usados y me compré tres. Este fue uno de ellos.

Western Skies tiene dos historias: Song of the West y Boundary Lines.

No puedo decir que Song of the West me encantó. Los personajes no son para nada memorables y la historia es… (a falta de una mejor palabra para describirla) simplona.

De hecho, estoy tratando de recordar algún detalle que valga la pena mencionar, pero no puedo pensar en nada en particular. Apenas acabé de leerla y ya entró en la lista de historias que pasarán por mi vida sin dejar huella.

Samantha se muda de Philadelphia a Wyoming cuando su hermana gemela, Sabrina, sufre una amenaza de aborto. Sam no tiene que pensarlo dos veces para dejar su trabajo y su vida para irse a instalar en el rancho en el que viven su hermana y su cuñado para ayudar a Sabrina en todo mientras ella está confinada a la cama.

Durante su estadía (unos seis meses), Sam no puede evitar enamorarse de Wyoming y del rico y ridículamente sexy dueño del rancho vecino.

Jake es uno de los pocos hombres de novelita rosa que no me gusta. Y, para ser sincera, creo que es el primer protagonista de Nora Roberts que entra a esa limitada lista. Y no es el hecho de que es un idiota arrogante, aunque eso también infuye. Lo que más me molesta es el hecho de que, salvo decirle a Sam desde el primer momento: “Vas a ser mía” (¡Cuánto odio a los hombres idiotas que salen con eso tan pronto conocen a una mujer!), él nunca le dijo “te amo”. Ni siquiera al final. Ni siquiera cuando ella le confiesa sus sentimientos.

Y encima es tan arrogante que da por hecho que ella se va a casar con él simplemente porque él lo dice y ya.

Yo no tengo problema con los protagonistas arrogantes, pero en algún momento tienen que demostrar dulzura. Me gustan los hombres fuertes que se vuelven papilla en las manos de la mujer correcta.

Lo que me lleva  a la segunda historia del libro y a Aaron Murdock.

Boundary Lines hizo que se me olvidara la frustración con Song of the West.

Esta historia tiene todos los elementos que me gustan de los libros de Nora Roberts: personajes bien creados, un romance tierno mezclado con pasión avasallante y una historia interesante con un conflicto que mueve a los personajes.

Jillian Baron es la dueña de Utopia, un rancho en Montana. El rancho a pertenecido a su familia por generaciones y, aunque ella creció en Chicago, desde la primera vez que visitó a su abuelo, cuando tenía como diez años, se dió cuenta de que éste era el lugar al que pertenecía.

Jillian pasó los veranos siguientes aprendiendo de su abuelo el manejo del rancho. Despúes de graduarse de la universidad, Jillian se mudó definitivamente a Utopia. No fue una sorpresa para nadie que, años después, al morir Clay Baron, le dejara Utopia a Jillian. Al fin que ni su papá ni hermano (ambos doctores en Chicago) tenían nigún interés en convertirse en rancheros.

Jillian entonces tiene que demostrarle a todo el mundo que es capaz de administrar su rancho y ser exitosa en un mundo dominado por hombres.

Los Baron llevaban años de recillas con los Murdock, quienes eran los dueños del rancho vecino. Era una rivalidad heredada que comenzó cuando el primer Baron y el primer Murdock se establecieron en esas tierras.

Tampoco es sorpresa que Jillian se encontrara, casi por accidente, involucrada con Aaron Murdock, el heredero del rancho Double T.

A mí me encanta Aaron y me parece un personaje muy interesante. Empezando porque es bello: alto, de pelo y ojos oscuros (como me gusta), todo músculo y piel bronceada. Un hombre acostumbrado a días largos de trabajo bajo el sol.

Además, me gusta que vemos también el punto de vista de Aaron, así que podemos ver como su relación con Jillian va pasando desde un reto a curiosidad a admiración a afecto, hasta que finalmente cae rendido a sus pies. Para mí este hombre fue un placer de principio a fin.

Y, por si eso no fuera suficiente, la historia también es interesante. Los personajes tienen que lidiar con un ladrón de ganado que, como siempre, resulta ser quien menos esperas. A menos que seas como yo y desconfíes de todo el mundo en este tipo de historias, particularmente de los que aparentan tener menos probabilidad de ser culpables. En este caso, el culpable estaba en mi lista desde el principio, aunque reconozco que la autora no me dió ninguna razón para desconfiar de él. Creo que he leído demasiadas historias de Agatha Cristie.

Les recomiendo el libro, aunque vayan directamente a la segunda historia.

One thought on “Western Skies de Nora Roberts

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s