Resilience de Ica Iova

ReslilenceResilience: The Sequel de Ica Iova es, por supuesto, la segunda parte de Unsung Victims.

De entrada les digo que no leí el primer libro, pero en realidad no hace falta. Los libros son, en realidad, stand-alone y la autora nos provee cualquier back story que necesitamos.

Este libro me lo envió la autora para que escribiera una reseña. Cada vez que esto sucede yo me emociono como nena chiquita el día de Navidad.

En general, el libro me gustó, al igual que los personajes. Creo que están muy bien desarrollados y entiendo que ayuda el hecho de que la mayoría de ellos también salen en el primer libro, así que la autora ha tenido bastante tiempo para darles vida.

Para darles una idea de lo que está pasando, en el primer libro, Johanna se divorcia de su esposo maltratante. Louis es el rey de los idiotas y (un tanto como mala de novela mexicana) decide que el hecho de que Johanna ya no vive con él no significa que él tiene que dejar de hacerle la vida de cuadritos.

Resilience empieza cinco años después del divorcio y todavía Louis mantiene a Johanna en una eterna batalla legal por la custodia de sus dos hijos, Athena y Aidan.

Louis, con la ayuda de la bruja que tiene por madre, Karol, y de una inescrupulosa abogada, Melinda, se ha valido de todos los medios para desacreditar a Johanna frente al tribunal de familia. Louis ha mentido, comprado testigos, utilizado su influencia como detective en la Policía, en fin, que Johanna no se recupera de un puño cuando vienen dos más de camino.

Y lo peor de todo es que la motivación de Louis no es que quiera asegurarse de que sus hijos estén con él porque honestamente crea que eso es lo mejor para ellos. El simplemente quiere vengarse de Johanna por la osadía de haberlo sacado de su vida. A él no le importaba todo el daño que le hacía a los niños en el proceso.

Entiendo que el propósito de la autora era que le cogiéramos odio y, créanme que lo logra. Hubo más de un momento en que yo dije: “¡Pero Dios mío, ya está bueno!”

Y, para ser sincera con ustedes, no tengo planes de leer el primer libro, porque ya me lo imagino todo como si fuera una película de Lifetime.

Pero si Johanna creía que, estando vivo, su ex le había destruido la vida lo suficiente, no tenía idea de lo que sucedería después de que, inesperadamente, Louis apareciera muerto y que ella fuese la única sospechosa.

Debo reconocer que aquí es que empieza la parte que más me gustó del libro, primero porque ya no tenemos que seguir soportando la idiotez de Louis (en más de una ocasión, yo misma sentí el deseo, si bien, no de pegarle un tiro, por lo menos de darle un puño en la cara) y segundo, porque Johanna se ve en la necesidad de contratar los servicios de un buen abogado.

Preston McLeod me gusta por muchas razones. De sólo leer su nombre mi cabeza se llena de fantasías con guerreros escoceses inmortales (digno representante del clan McLeod). También me encanta su actitud de llegar y hacerse cargo y manejar la crisis sin restarle valor a la independencia de Johanna ni a su necesidad de tener un papel activo en su propia defensa.

Preston es un caballero con todo y armadura reluciente, pero no trata a Johanna como damisela en peligro.

Y, pues claro, no están de más su estatura, su espalda ancha y su cuerpo de concurso.

Con Johanna tuve una relación interesante porque, por un lado me gustaba su fortaleza y la manera en que estaba decidida a proveerles a sus hijos lo más cercano a una vida normal, a pesar de todo. Su principal motivación en todo momento era el bienestar de los niños, aunque esto significara que su vida pasara a un segundo plano.

Por el otro lado, hubo momentos en los que me sacó por el techo con su complejo de Wonder Woman y su actitud de: “Tengo que encargarme de todo y no puedo confiar en nadie” y la manera en que empujaba a Preston. Pero la perdonaba rápido porque entiendo que toda su relación con Louis le había enseñado a no confiar en los hombres. Y, aunque a nivel consciente, ella sabía que no todos los hombres eran como Louis, parte de ella no se sentía lista para entregarse nuevamente.

Les puedo decir que me gustó el libro y los personajes. Odié con pasión a Louis, a Karol e incluso a Melinda. Pero esa era la intención de la autora, y lo consiguió. Sí tuve algunos issues con Johanna por su impulsividad y (si me lo permiten) quejadera, pero realmente llegué a tomarle cariño y a respetarla por todo lo que había tenido que pasar a causa de Louis.

Mis personajes favoritos fueron definitivamente Preston, Athena y Aidan.

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s