Relato de una viajera espacial: crónica de terror de Lizette Martínez

Recientemente viví una experiencia surrealista de terror y quise compartirla con ustedes. He tenido migrañas y mareos constantes. Estos síntomas me llevaron al doctor que ordenó una serie de análisis, incluyendo una imagen de resonancia magnética (MRI) de mi cerebro. Mi madre me advirtió que era una cosa terrible, que hacía mucho ruido y que ella solo pudo sobrevivir la prueba rezando dos rosarios completos. El día de la prueba me presento sin grandes expectativas, pues en mi libro si no hay dolor, no hay de qué preocuparse ¿NO?…

Trataré de describir la experiencia para beneficio de aquellos que no han pasado por ella.

mri-machineLo primero que notas es que la máquina asemeja un tubo largo, finito y blanco donde te alien-ripley-sleepingacuestas inmóvil y te acomodan la cabeza dentro de una especie de casco estático, como si fueras a emprender un viaje sideral en estado de hibernación (imágenes de Ripley durmiendo en la nave de Alien me vinieron a la mente). El hecho de que te den unos tapones para tus oídos no inspira mucha confianza…

Para mí lo más impactante fue tener la cabeza encerrada en un espacio tan pequeño e inmovil. Aunque arriba había un espejo para ver hacia afuera, igual se sentía una claustrofobia y restricción de libertad impresionante. Fue casi como una película de horror en un asilo de locos donde amarran a los pacientes a la cama y restringen sus movimientos. saw-amanda-head-contraptionImagenes de SAW me vinieron a la mente con el casco que Jigsaw le puso en la cabeza a Amanda. Me sobrepuse a la impresión cerrando los ojos y concentrándome en mis respiraciones. No les miento, es casi como estar dentro de un nicho cerrado en la morgue…nicho-en-morgue

Cuando estás acostumbrándote a la claustrofobia, empieza el ruido. Ya estaba advertida de que la máquina hacia  ruido; algo que confirmaron los tapones que me dieron. Sin embargo, nadie supo explicarme que se trataba de una serie de ruidos beethovens-fifthdiferentes como una sinfonía infernal de 10 movimientos. Imagínese la Quinta de Beethoven pero sin armonía ni orden explotándote los oidos. (Con razón Beethoven tiene los pelos alborotados!!!). Los primeros dos circuitos de sonidos solo eran altos e impertinentes pero pasaderos. El tercero fue el menos desagradable, casi dulce. El cuarto circuito era como si me estuvieran martillando la cabeza despiadadamente. En ese momento tuve que cambiar de estrategia para sobrevivir en calma pues concentrarme en la respiración no era suficiente. Decidí que sobreviviría la prueba pensando que estaba en misión bloguera para reportar la experiencia en el mes de las brujas. Podía sentir los latidos de mi corazón acelerándose a pasos agigantados haciendo eco del ruido y el estímulo sensorial…Indudablemente todo está diseñado para estudiar las conexiones de tu cerebro reaccionando al estímulo infernal.

chipping-hammerEl quinto circuito asemejaba un taladro de cemento tamaño industrial (en buen castellano chipping hammer) haciendo boquetes en el encentado de concreto ¡pero dentro de mi cerebro!… El sexto sonido fue como la música de drum and base que le encanta a mi hijo escuchar y que yo no soporto por clasificarla como ruido estruendoso que hace retumbar las paredes de mi casa. zombie-shooting-gameEl séptimo circuito recordaba  un videojuego de disparar zombies  con metralletas aceleradas sin parar.  El octavo sonido eran los latidos del corazón de unmonitoreo-fetal feto en el vientre de la madre, ese sonido mega acelerado con eco desesperado pero a unos decibeles insoportables.

El noveno circuito recordaba a los disparos de Space Invaders de ATARI circa 1982… A todo esto si abría los ojos dentro del tubo space-invadersespacial, volvía a ver la careta restrictiva que tenía en mi cabeza y mis latidos volvían a dispararse al infinito… En resumen, un círculo vicioso de stress y adrenalina inundando tu sistema. Los ruidos insoportables siguieron hasta completar un ciclo de 10 circuitos…

Cuando se desliza la camilla fuera del tubo, sientes un gran alivio como si de verdad saw-amanda-head-contraptionhubieras viajado al espacio sideral y sobrevivido… No hay sonido más dulce que el que hace la máquina cuando te liberan del casco estático y puedes sentarte otra vez. Aunque no hay dolor y no te has movido, sientes un cansancio épico pues el esfuerzo que has hecho para aquietar tu mente y los latidos de tu corazón es agotador: una batalla milenaria entre el descontrol caótico y tratar de mantener la calma. Me puse a pensar en todas las personas que sufren ataques de pánico o son claustrofóbicas y comprendí por qué tienen que tomar Xanax para completar la prueba.

jason-macheteConcluí que si alguna vez filmo una película de terror la banda sonora que voy a usar es la secuencianorman-psycho de sonidos en una máquina de imagen de resonancia magnética pues causan la misma sensación de espanto como cuando aparece Jason con el machete en alto o Norman te apuñala en la ducha: se te eriza la piel y  quieres poner pies en polvorosa…

Estas son las crónicas de la película de horror del viaje al espacio interior de mi imaginación…

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s