Y todo por un hot dog… de Lizette Martínez

hebrew-nationalsAyer al salir del trabajo tuve un antojo de comerme un hot dog. El desenlace inesperado fue ser víctima de un robo mientras hacía compra en el supermercado Pueblo de la esquina de mi casa.

Nada extraordinario hacer compra de noche cuando salgo del trabajo. Lo hago con frecuencia y ahora tendré que pensar dos veces antes de volver. Cuando estoy poniendo mis artículos en la caja me percato que hay un niño pequeño pegado detrás de mí constantemente. Pienso, ¿por qué está aquí detrás de mí? ¿Estará cogiendo un dulce o algo en el estante? Veo que los padres están mirándolo insistentemente un poquito más lejos haciéndose que están examinando dulces para comprar. El niño les dice, ‘Yo estoy detrás de ella”. Todo se me hace raro pero no digo nada, me muevo pero el niño no se me despega. Todo me da mala espina aunque hay más clients antes y detrás de mi en la fila. Verifico en mi cartera y tengo mi celular. Saco mi wallet para pagar la compra, lo agarro muy bien en la mano, meto todo en bolsas y me voy para mi casa. Luego de comerme mi suculento hot dog, voy a ver algo en el celular y no lo encuentro por ninguna parte. ..

Inmediatamente digo lo impensable, “¡ME LO ROBÓ ESE NIÑO!!!!”  Hago lo propio y verifico en la mesa, en mi cuarto, en la sala, en el carro por debajo de los asientos… Nada, la terrible certidumbre de que un niño me ha robado. Reporto el celular robado y lo bloqueo. Me monto en el carro y me voy a Pueblo nuevamente porque pienso que he sido víctima de un racket profesional y no me gusta nada. Los empleados me miran incrédulos como si estuviese loca cuando les digo que fue un niño de 10 años. Hablo con el gerente. Le digo en la caja 5 antes de las 8:24 pm. Se va a ver el video. A los 15 minutos regresa con cara de incrédulo y vencido me dice, “Se ve clarito cuando metió la mano en la cartera y se lo robó. Pero parece un niño…” Efectivamente fue un niño y no estaba solo, estaba con sus padres que lo alentaron a robar.

Voy al cuartel de Cupey y hago la querella. Resulta que en el Walgreens al lado de Pueblo, tuvieron ellos que tomar otra querella porque le rompieron la ventana a un carro para robarse un celular. Todo esto pasó un poco después de que se robaran el mío y tengo que asumir qué se trata de la misma familia… La cara de incredulidad de los policías en el cuartel cuando les explico que era un niño pequeño con sus padres era un triste reflejo de mi propia cara desilusionada. La indignación recorre el aire rancio de la jefatura.

Llevo más de 40 años haciendo compra en ese establecimiento, es mi patio, mi vecindario, mi hogar… De pronto me siento víctima, vulnerable, indefensa e impotente. No puedo concebir el sueño. Me siento nerviosa, inquieta, violada pero agradecida. Violada porque siento que la maldad ha penetrado en mi mundo. Agradecida porque no me metieron en un baúl y me dejaron tirada media muerta quién sabe dónde…

Duele llegar a la conclusión de que vivimos en un mundo en que los padres entrenan a sus hijos para robar profesionalmente con tanta maña y propósito. Digo padres pero bien pueden ser simplemente adultos usando a ese niño que tal vez se robaron. Y por ahí desciende mi mente en nuevos laberintos de penurias y tristezas. Pensar que por robarse mi celular le ahorré una pela o un terrible castigo me da un poco de alivio…

Tal vez era yo una persona muy optimista e inocente pensando que esas cosas no se ven en Puerto Rico. Mi mente patriótica exclamó “eso no pasa aquí en mi isla del encanto, eso solo pasa en países tercermundistas”… Pero no señores aquí está la prueba, fui víctima de un ardid profesional en manos de un niño y sus inescrupulosos padres. Deduje que ese es el área estratégica de estos pillos. Cazar mujeres solas, señoras en mi caso (aunque no quiera aceptarlo) o madres con niños llorando, hablando por celular y mil bolsas que descargar es muy astuto. Estoy segura que han robado mucho y nadie se dio cuenta del ardid. Es por eso que alerté a Pueblo para que estén pendientes cuando vuelvan con su acto inocente.

Me sentía muy enojada por no haber dicho nada, por no haber actuado. No me gusta ser víctima vulnerable, ni sentirme indefensa. Siempre me he preciado de estar pendiente de lo que me rodea y ser muy observadora. Lo cierto es que anoche, cansada después de una larga semana de trabajo  tenía la mente ocupada en mil mierdas que no importaban, porque lo más importante es estar consciente de lo que está pasando alrededor nuestro. Y esa cara de víctima enajenada es la que vieron los pillos. Porque  sabían a quién victimizar leyendo las señales. Aunque me olió a raro toda la situación, no hice nada al respecto. Surge el adagio milenario, “El que calla otorga”. Si le hubiese dicho al niño, ¿por qué estás ahí parado solo y tan cerca de mí? o ¡niño muévete un poco para allá!, tal vez se hubiesen ido. Pero no dije nada y le hice las cosas fáciles.

Por algo tan cotidiano como ser víctima de un robo menor me siento en shock. Un shock a mi mundo, a mis creencias positivas, a mi buena fé, a mis falsos sentimientos de seguridad en mi mundito irreal de comunidad urbana que me he creado gracias a las rejas,  candados, cuotas, juntas de vecinos, urbanizaciones cerradas y guardias dando rondas.

Con el celular he perdido las fotos queridas de mi familia, mis lindos recuerdos del viaje aresoluciones 5 España, los momentos de felicidad con mis amistades, los contactos que hacen mi mundo pleno. Pero más que nada he perdido la fe a ciegas de  que la gente es buena y los niños son inocentes.. Sé que pronto recobraré la calma y volveré a la rutina, pero no sé cuánto tardaré en volver a confiar en la inocencia de un niño que se me acerca sin razón aparente.  ¡Eso me duele más que nada!

Y todo por un hot dog…

3 thoughts on “Y todo por un hot dog… de Lizette Martínez

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s