Evolution y el mito de la mujer marina

evolution starfishComo ya saben me encantan las sirenas y otra criaturas del mar. Acabo de ver una película francesa en Netflix maravillosa titulada Evolution de Lucile Hadzihalilovic del 2015. Solo puedo exclamar WOW. Además de añadirla a mi lista De sirenas, selkies y criaturas fantásticas del mar tengo que hablarles más de ella…

Se trata de un mundo ideal de madres con hijos en un pueblo costero donde el mar es hermoso y da vida. A primera vista todo es cotidiano, mujeres e hijos jugando en la playa, varones peleando, madres cocinando y bañando a sus hijos… Poco a poco te percatas de que las madres son muy raras y las casas no tienen decoración salvo una cama y una silla, ni siquiera hay color en los espacios interiores. La comida es una horrible mescolanza azulosa y negra como fideos en tinta de calamares y pulpos que servían a modo de engrudo a los niños.

Empiezas a preguntarte, ¿dónde están los hombres?, ¿dónde están las niñas?¿Es que todos son familia en esta isla? Todo lo vemos a través de los ojos de Max el protagonista de 13 años.

Evolution tiene un elemento maravilloso de ciencia ficción y frankestino en los experimentos y los fetos dentro de los jarros de cristal preservados en solución. Los procesos médicos son horripilantes. Me recuerdan el filme horrible de la autopsia de los alienígenos en blanco y negro. Todo esto ocurre en un sótano bajo el agua como una cueva sumergida, mojada y muy oscura. Un mundo muy diferente al mundo de afuera. Existe una distinción muy marcada entre los espacios adentro muy oscuros y sin decoración ninguna, tétricos en realidad; y los ídilicos espacios afuera llenos de sol, vida marina, colores y texturas. Esta distinción es muy apropiada y refuerza que las apariencias engañan y que no todo es tan bello como se ve de lejos una vez te acercas…

Nos vamos percatando de que estas mujeres del mar tienen algo que ver con las estrellas marinas. Las estrellas marinas son fascinantes y hermosas además de únicas. Son equinodermos y tienen ciclos de vida complejos. Pueden reproducirse tanto sexual como asexualmente. La mayoría tiene la capacidad de regenerar brazos dañados o perdidos.

La película es una metáfora hermosa- A los 13 años Max cambia, evoluciona. La sirena/Estrella marina le da el beso de la vida, en realidad, erótico y evolucionario porque lo despierta a la vida real. Del ambiente infantil sin preguntas, lleno de amigos y madres donde está protegido del mundo, la mujer estrella lo despierta eróticamente a la vida con sus interrogantes. Max ya nunca podrá vivir más en ese mundo irreal, infantil y asexual.

Mi escena favorita por extraña y surrealistamente erótica es cuando todas las madres salen de noche y están frotándose contra las rocas o juntándose y moviéndose a la luz de la luna como se mueven los brazos de las estrellas marinas. Verdaderamente otro mundo y algo nunca visto. Las madres desnudas se conectan como legos pues tienen ventosas en las espaldas. Son totalmente lampiñas y parecen hermanitas todas como si fueran los brazos de una gran estrella marina… ¡Alucinante y descabellado!

La película se filma en Tenerife en un hermoso paisaje desolado. Me encantó la cualidad de OTRO que tienen las madres dentro de su domesticidad cotidiana: frente muy ancha, sin cejas, ojos casi sin pupilas de negros, ventosas en la espalda como tienen los pulpos y estrellas en sus tentáculos, blancura de cera en la piel como los animales que viven en la profundidad del mar y nunca ven el sol. Salen de noche siempre juntas y están obsesionadas con las mujeres humanas que pueden cargar vida dentro de sus cuerpos.

Quedé fascinada con esta ventana al mundo diferente de unas extrañas criaturas marinas parientes de las estrellas y llena de infinitas posibilidades. Definitivamente un mito moderno y fábula inmemorial a la vez. La recomiendo para todo él que guste de lo bizarro y maravilloso como yo. La calidad de esta película es como si fuera un sueño brumoso lleno de sensaciones donde no podemos distinguir qué es real y qué es fantasía. Más que un filme, es un cuadro viviente, una obra maestra de fotografía. Igual que el niño vamos despertando a esta realidad alterna poco a poco y formando interrogantes en torno al bello misterio de la vida…

Termino esta entrada con una cita de la cineasta que me parece resume toda la película:

“I seem to have a bit of a problem with reality. People didn’t understand what the script was about. It’s a film about sensations, emotions – not storytelling – so people had to bring their imagination to the table. I just wanted to tell a story about maternity and pregnancy, and I thought those things would seem a lot more strange and unsettling if it all happened to a boy. When I was 10, I couldn’t see much difference between being a boy and a girl, anyway.” says Lucile Hadžihalilović. (recopilado en “https://www.theguardian.com/film/2016/apr/28/evolution-lucile-hadzihalilovic-starfish-worry-boys-mothers)

Solo una francesa podía crear este exquisito tableau viviente…

Advertisements

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s