Honor Girl de Maggie Thrash

Honor-GirlHonor Girl: A Graphic Novel Memoir de Maggie Thrash es el libro que leí como parte de mi reto de 2016 para cumplir con la categoría “cómic, manga o novela gráfica”. Además, se me ocurrió que podía incluirlo también en esta serie de “Girl Books”.

Para ser honesta con ustedes, cuando terminé de leerlo, lo primero que pensé fue: “Este es un libro sobre nada”. Porque me pareció que era simplemente un grupo de eventos sin trama.

Después me di cuenta de que no le estaba haciendo justicia al libro. La autora escribió este libro sobre el momento en que se dio cuenta de que era gay durante el verano cuando tenía quince o dieciséis años. Y eso es algo, por supuesto que yo lo entiendo. Lo que pasa es que, honestamente, el libro me pareció aburrido.

Maggie escribe sobre ese verano mientras ella estaba de campamento en Camp Bellflower en Kentucky. Ella vivía en Atlanta, pero llevaba años pasando los veranos en este campamento. Por supuesto, el campamento era sólo para chicas.

El libro se llama Honor Girl porque todos los años, al final del campamento, hacían una ceremonia en la que reconocían los logros de las chicas durante el verano y  escogían a una de ellas que representaba todos los valores de Camp Bellflower. Esa era la Honor Girl de ese año.

Durante todo el verano las chicas podían participar en actividades variadas como remo, natación, tenis, tiro al blanco (con rifles), fogatas, manualidades, en fin, el tipo de cosas que uno esperaría. Las consejeras, como en la mayoría de los campamentos, eran chicas apenas unos años mayores que las participantes.

Lo que sí me daba risa era que, en todo este espacio lleno de mujeres, sólo había tres hombres. Los slog boys tendrían unos veinte años y se encargaban del mantenimiento. Luke trabajaba en la cocina, el pequeño Jim se encargaba de podar el césped y Dany era el encargado de la basura. Se podrán imaginar que todas las nenas (de catorce a diecisiete años más o menos) tenían todo tipo de fantasías románticas con ellos.

honor-girl3En el libro, Maggie nos presenta a sus amigas Shannon y Mary Kelly, quienes, además son sus compañeras de cabaña. Y la manera, un poco inesperada, en que se hizo amiga de Bethany, quien tenía catorce años, después de que participaron juntas en el talent show, en el que salieron como Back Street Boys (“You are my fire. The one desire…”)

También nos cuenta sobre su eterna rencilla con Libby, quien tenía el récord en tiro al blanco hasta que Maggy, de la noche a la mañana se convirtió en top marksman.

Otra vez, el tipo de situaciones que uno esperaría en un campamento de verano. De hecho, el verano no habría tenido nada de extraordinario si Maggie no se hubiera dado cuenta de que, en lugar de estar fantaseando con los slog boys como todas sus amigas, la persona que llenaba sus pensamientos era una de las consejeras.

honor-girl2Erin tenía diecinueve años se encargaba de las nenas más jóveines, de trece y catorce años. Es evidente que a Erin le gusta Maggie, pero ella trata de ser bastante profesional y no demostrarlo abiertamente.

Maggie, por su parte, sí se había dado cuenta de que le gustaba estar con Erin, pero no fue hasta que ella la tocó un día, en circunstancias completamente inocentes, un contacto físico casual, que Maggie empezó a verla de manera diferente. A partir de ese momento, Maggie se volvió un poco stalker y no perdía oportunidad para hablar con Erin, propiciar más contacto físico (como el viejo, “sácame el pelo de la cara que tengo las manos sucias”) y mirarla, escondida detrás de un árbol.

Maggie era tan obvia en su interés que llegó el momento que, para su completa mortificación, parecía que todo el mundo se había dado cuenta.

Al final del verano, a Maggie la escogen como Honor Girl y ella no puede evitar preguntarse si la decisión se debió a que todos sabían y quisieron premiarla por haberse comportado y no sucumbir a sus instintos lésbicos. Las cosas que se nos ocurren cuando somos adolescentes y creemos que el mundo gira a nuestro alrededor.

Maggie comenta que el verano siguiente ella regresó al campamento esperando ver a Erin y quizás llevar su relación al próximo nivel (al nivel en el que la relación existe en la realidad y no sólo en su cabeza), pero Erin no regresó ese año como consejera. Y cuando se volvieron a ver, años después fue bastante awkward y anticlimático.

El libro es realmente un poco aburrido y Maggie es demasiado dramática para mi gusto. Yo estaba esperando situaciones divertidas, el tipo de cosas que se puede esperar en un campamento de verano, pero Maggie pasaba demasiado tiempo en una actitud melancólica y taciturna por su posible gayness.

Para otros Girl Books, entren aquí.

¿Han leído algún Girl Book que quieran recomendarme?

Advertisements

One thought on “Honor Girl de Maggie Thrash

  1. Pues espero que este libro ayude en algo a adolescentes que estén pasando por ese proceso de darse cuenta de que son diferentes a la norma establecida. Eso sí sería algo…

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s