A mi querida Marta

Cuando tus uñas se clavan en la silla

Y tu boca se convierte en alfiletero de amargura

Cuando pruebas el sabor  metálico de tu propia sangre

Y tus manos se aferran blancas de tensión …

 

Cuando te conviertes en la serpiente que desencaja la quijada para tragarse el huevo

Mientras tu mente desglosa los nombres de novelas rusas

Cuando cierras los ojos para no ver nada

Pero evocas taladros y aparatos de tortura

Mientras tu boca está en construcción

Piensas en Torquemada y la Inquisición…

 

Cuando hueles a quemado y acre

Y sientes arena en la lengua

Cuando te arropa el silencio

Pero oyes martillazos y destrucción

Abres los ojos como platos

Se trinca tu cuello en tensión

Y tus piernas se levantan en flexión…

 

Cuando crees que estás en una pesadilla

Despiertas con la mejilla rígida y el labio invertido

Tu cara es un Picasso con el rictus en la boca

Tu muela es un valle de lágrimas

Y tu boca es el sueño de un masoquista

 

Entonces sabes que estás en el dentista…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s