La vida secreta del arte en The Last Painting of Sara De Vos

 

Esta novela de Dominic Smith me la trajo mi amiga Magda O’ Farrill  al trabajo. Ella la rescató de una de esas fabulosas bibliotecas impromptu que han surgido en las calles y parques de San Juan por iniciativa de la gente. Magda aquí va dedicada para ti esta entrada espero que te guste…

Al principio me costó mucho trabajo cogerle el gustito pues me parecía lenta y aburrida la narración. Solo me gustaba leer las partes donde se narra la vida de Sara de Vos en el siglo XVII. No es hasta que surge el romance  inesperado que me devoré el libro preguntándome porque sería tan lento el comienzo. Al analizar la obra me percato de que es una técnica narrativa, una estrategia para plasmar unas vidas aburridas. Al principio ambos protagonistas, Ellie Shipley y Marty De Groot, andan por la vida viviendo sus rutinas y hastiados de sus existencias. Él es un abogado rico, serio y casado. Ellie es una talentosa pintora y egresada de historia del arte que se dedica a restaurar pinturas, pues el mundo de los museos está plagado de prejuicios de género y política de oficina. El hastío se refleja en el ritmo de la narración lenta y pesada. No es hasta que estas vidas chocan con violencia por el robo del cuadro, que ambos personajes comienzan a vivir realmente, la descripción adquiere colores, dimensión  y el ritmo toma velocidad. Es que cuando vives la vida enamorado las horas vuelan y todo es más bonito PERDONEN LO CLICHOSO PERO ES VERDAD. Sin amor TODO ES RUTINA …

Volviendo a la trama, Ellie copia una obra maestra de Sara De Vos, la primera pintora admitida al gremio de pintores de St Luke en Amsterdam durante el siglo XVII,  la época dorada de la pintura holandesa (pensemos en Rembrandt y Vermeer). Es tan verídico el relato que pensé que tal vez existió una sara de vos. Como siempre me puse a investigar… Resulta que el propio autor ideó esta pintora basándose en las vidas de otras pintoras famosas como podemos ver en esta cita:

Smith tells us he imagined Sara de Vos as an amalgamation of a few Dutch women artists from the 1600s including: Judith Leyster, chief among them, as she was the first woman admitted to the governing, highly influential Guild of St. Luke and for 200 years her work had been attributed to her husband, Frans Hals; and Sarah van Baalbergen, whose art did not endure. (recuperado de http://enchantedprose.com/the-last-painting-of-sara-de-vos/)

A la derecha podemos ver un cuadro de Judith Leyster titulado ” A soldier’s family>

Nos cuenta Dominic Smith que la inspiración para este libro viene del hecho de que hubo 50,000 pintores en Holanda durante el siglo XVII y solo 25 mujeres admitidas al gremio St Luke. (recuperado en http://www.chicagotribune.com/lifestyles/books/ ) En este aspecto el libro es muy interesante al plasmar como las mujeres eran ciudadanos de segunda categoría en Holanda del siglo XVII y siguen siendo relegadas a segundo plano en el siglo XX pues Ellie, a pesar de tener todos los credenciales, talento y ansias de trabajar,  no puede penetrar el “gremio” selecto de los hombres en Sydney ni Nueva York para conseguir un buen puesto en los museos y debe conformarse con hacer restauraciones. Las vidas paralelas de ambas mujeres sufren de prejuicios que las obligan a buscar métodos alternos de ingreso que no son legales:  Sara tuvo que pintar flores sin permiso y venderlas en el mercado negro, Ellie hizo una copia fraudulenta de una obra de arte única para lucrarse y vengarse del canon machista que le cerraba las puertas en la cara.

Más que nada el libro plasma el efecto profundo que tiene el arte en los seres humanos. Crear una obra de arte es una catarsis para los autores, un parto de sentimientos y sensaciones, ya sea en canvas, tela, barro, metal. Sara crea el paisaje que le es prohíbido pintar por ser mujer y añade a su hija muerta para recordarla y honrar su vida. Ellie pinta una falsa obra de arte recreando la forma de hacer los pigmentos, canvas y marcos del siglo XVII en toda una exploración química y sentimental de la obra. Para ella fue una catarsis vivir en los zapatos de una pintora del siglo XVII mientras creaba el cuadro falso. Supongo que fue esta experiencia la que la liberó de los sentimientos negativos que experimentaba al tratar de conseguir una carrera en el mundo del arte dominado por los hombres en la década del cincuenta. Debemos añadir otro nivel cuando la obra de arte deja de pertenecer al mundo privado y se exhibe públicamente. Las personas que tienen el privilegio de apreciarla tendrán distintas reacciones que pueden ir desde amor, rabia, pasión, odio, llanto y hasta indiferencia. Otro nivel sería cuando una obra de arte es parte del patrimonio/herencia material de una familia, como es el caso de Marty que heredó de sus ancestros el cuadro original y todas las generaciones de su familia lo han disfrutado. Es interesante notar que algo tan sublime como un objeto de arte es convertido en pertenencia material y evoca distintos sentimientos de bienestar, poder económico, status o calma en los que los poseen. El punto es que la obra de arte  es una creación viviente pues transmite sentimientos que siguen dando fruto cada vez que alguien la contempla y no importa si han pasado siglos desde su creación.  Gracias a la conección sentimental con aquel que la contempla, una pieza de arte nunca muere pues seguirá evocando o provocando algo en quien la vea…

Me pareció muy linda la historia de amor inesperado entre Ellie, la introvertida, solitaria sabihonda y Marty el millonario, intelectual maduro y casado. Ellie cayó como pez en las redes de Marty pero él no sabía que también se enamoraría de ella y sentiría profunda vergüenza por haberla engañado intencionalmente. Ambas  vidas cambiaron a partir de su encuentro. Aunque fue una relación a base de engaños, el libro presenta la vida como un testimonio de esperanza pues ambos tendrán tiempo para redimir los errores del pasado y hacer las paces. Igualmente la vida de Sara de Vos mejora al encontrar el verdadero amor después de haberlo perdido todo. Interesante notar que ambos destinos se unieron por el amor al arte  y la emoción que sentían por la pintura famosa. Este es el mejor ejemplo de la vida secreta de un objeto de arte y su legado perenne…

Advertisements
Categories: Tags: , , ,

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s