Seconds de Bryan Lee O’Malley

Seconds de Bryan Lee O’Malley es un libro que recientemente me recomendó mi hijo, Marco.

Marco es muy fan del autor, ya que él fue el mismo que creó la serie de comics de Scott Pilgrim. Nosotros leímos la serie hace algunos años y la disfrutamos bastante. Tengo que decir que mucho más que la película, aunque también nos gustó.

El estilo de este libro se parece bastante al de la serie de Scott Pilgrim (por razones obvias. Es más bien el estilo del autor), pero esta historia se siente mucho más madura.

Además, Seconds tiene elementos de magia y fantasía, lo cual es algo que siempre me encanta. Y, además, aborda el tema de las consecuencias de usar la magia irresponsablemente, lo cual me pareció muy interesante.

En el libro, la historia se enfoca en Katie, quien tiene veintinueve años y es chef en Seconds, un popular restaurante en el que ella ha trabajado desde que abrió. Originalmente, cuando abrieron el restaurante, todos los que trabajaban allí pertenecían al mismo grupo de amigos pero, con los años, cada quien había seguido su camino y los únicos que quedaban eran Katie y Raymond, el dueño.

Al momento en que empieza la historia, la misma Katie está preparándose para irse de Seconds. Ella había pasado años ahorrando para abrir su propio restaurante y su sueño no estaba lejos de cumplirse.

O, al menos, eso era lo que ella quería pensar. Lo cierto es que llevaban meses trabajando en el nuevo local; un edificio viejo del que Katie se había enamorado antes de darse cuenta de que era un hoyo negro que solo chupaba chavos. La remodelación estaba overbudget, overscheduled y a Katie ya no le quedaba mucha paciencia.

Lo cierto es que había muchas cosas en su vida que Katie cambiaría, si tuviera la oportunidad. Ella tenía un fling bastante disfuncional con el nuevo chef de Seconds, Andrew, un chico más joven a quien ella contrató y entrenó para reemplazarla. Pero era evidente que que con quien ella quería estar realmente era con Max, su ex novio. Así que, en el momento en que empieza la historia, Katie está bastante frustrada con su vida.

La vida de Katie da un giro inesperado cuando, en el apartamentito encima de Seconds en el que vivía, encontró en una gaveta una cajita con unos extraños hongos, una libretita y una tarjeta con las siguientes instrucciones para una segunda oportunidad:

  1. Escribe tu error
  2. Cómete un hongo
  3. Duérmete
  4. Despierrta como nuevo

Katie no estaba segura de qué iba a pasar, pero creo que nunca se imaginó que, al día siguiente, al levantarse, sería como si el error que escribió en la libretita nunca hubiera pasado. Eso significaba que, siempre y cuando le quedaran hongos, ella podía ir atrás y cambiar cualquier cosa que le saliera mal.

El problema es que Katie tardó mucho en darse cuenta de que ella iba cambiando unas cosas, iba destruyendo otras. Con cada “revisión” ella se iba alejando más y más de la verdadera Katie y convirtiéndose en otra persona.

Algo que me pareció interesante de este libro fue el concepto de que cada casa, cada edificio, más bien, tiene un espíritu que lo protege. Uno tiene que tratar de mantener contento al espíritu de su casa para que haya prosperidad y para poder vivir con un sentido de seguridad y comodidad.

Y, por sobre todas las cosas, uno nunca debe traer a otro espíritu a vivir en su casa porque ambos espíritus van a hacer guerra hasta que todo quede destruído.

La espíritu que vivía en Seconds era Lis. Ella estaba contenta con que alguien mantuviera el fuego encendido en los meses fríos y que le dejaran alguna pieza de ropa y un pedazo de pan. Lis había tratado muy bien a Seconds por años y años. Los problemas empezaron cuando Katie empezó a usar los hongos de ella para su propios fines egoístas. A mí me gustó mucho Lis.

A mí el libro me gustó mucho. Y, si la reacción de Marco fue una indicación, algo que disfrutaron los fans de la serie de Scott Pilgrim es que el autor incluye varios giños a la serie a través de este libro.

Como por ejemplo, en la página dieciséis, cuando Katie está imaginándose cómo se va a ver su nuevo restaurante, vemos a Stephen y a Julie (personajes de la serie de Scott Pilgrim) comiendo en una mesa del segundo piso. Y, en la página 259 vemos, nada más y nada menos que al mismo Scott comiendo con Ramona. Puede que haya más guiños, pero esos dos fueron los únicos que yo identifiqué.

Con este libro cumplo con el requisito de “Un libro con ilustraciones (comic, manga, novela gráfica, etc.)” de Nuesto Reto de Lectura. Y ustedes ¿cómo van con su reto de lectura de este año?

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s