La isla bajo el mar de Isabel Allende

Este mes quiero hablar de mujeres extraordinarias y le dedico este post a mi amiga Claude Constant que quiero tanto y me brindó una ventana a Haití y a su familia.

Isabel Allende es una de mis escritoras favoritas por su estilo, sus historias, su humor y visión profunda del cosmos y la psicología de la mujer. He leido casi todos sus libros, con excepción de Afrodita y sus recetas de amor que no me llama la atención. En todos encuentro algo profundo, revelador, interesante y nuevo. Isabel Allende es Gabriel Garcia Marqués hecho mujer. Digo esto porque su estilo sencillo con raíces profundas en la tierra se centra siempre en los personajes femininos regalándonos la psiquis de la mujer. Leer un libro de Isabel Allende es adentrarse en el universo femenino y vivir en ese rincón privado e indestructible que la sociedad ha negado a la mujer. Las heroínas de Isabel a primera vista no son a los ojos del mundo sino una mujer más rodeada de hombres y circunstancias adversas. Cuando examinamos sus vidas con el lente de la narración, descubrimos heroismo, cualidades extraordinarias como clarividencia, perseverancia infinita, propósitos firmes e indelebles, y una fuerza interior que compite con el titanio. Las heroinas que habitan El plan infinito, La hija de la fortuna, De amor y de sombra, La ciudad de las bestias y El Reino del dragón de oro son viva muestra de ese temple y perseveración allendista.

Isabel se siente igual de cómoda con las descripciones sublimes que elevan nuestra humanidad a momentos heroícos que con las condiciones infrahumanas, lo soez cotidiano y sucio de la vida real. Lo real maravilloso nunca puede faltar, desde el maravilloso pelo verde en el antepasado del daguerrotipo de La casa de los espíritus hasta el poder de ver los secretos encerrados en la realidad del lente de la fotografa en Retrato en sepia, Isabel Allende construye un universo basado en la realidad y lo sublime del diario vivir elevándolo a las posibilidades infinitas al añadir los pequeños detalles que los hombres tienden a ignorar por ser ínfimos, pero que al final del día hacen toda la diferencia para triunfar. Al igual que sus heroinas, Isabel es extremadamente valiente y no mira nunca atrás, hecho que comprueba todo aquel que lee Paula, historia de la vida y muerte de su única hija, donde Isabel no duda en enseñarnos sus más profundas heridas y compartir el dolor más grande de la humanidad: la pérdida prematura de un hijo.

En La isla bajo el mar Isabel no sólo emprende una jornada histórica sino también infinitamente humana al adentrarse en la peor miseria de los seres humanos que es nacer esclavos y no conocer jamás la libertad. Zarité es una de las heroinas más logradas de Allende por ser la más ínfima en la condición social: una niña nacida en la travesía de Africa al Caribe, producto de la violación de su madre capturada y alguno de los tripulantes del barco negrero. A los pocos días de nacida, su madre intenta lanzarze con ella a las profundidades del Atlántico para terminar con su calvario. Zarité no muere porque el Capitán la arrebata de los brazos de la madre para salvaguardar algo de su inversión…Esta imagen tan común en los libros de historia que se repetía una y otra vez en los barcos negreros no deja de ser desgarradora. La desesperación de un ser humano, una madre cuyo instinto es defender su crío haya que la única salida al infierno que está viviendo es lanzarze a encontrar esa isla bajo el mar.

Los esclavos creían que la isla bajo el mar era el cielo donde encontrarían su mundo como era antes de ser capturados, donde eran libres y rodeados de sus seres queridos. De hecho, los indios Caribe también se despeñaban por riscos y ponían fin a sus vidas antes de continuar esclavizados pues creían que si morían todo volvería a ser como era antes de que llegaran los españoles. Y esto señores es prueba fehaciente de que lo real maravilloso sí convive con nosotros y no sólo en los libros de Isabel Allende.

Zarité empieza la vida con todo en su contra: mulata, esclava, huérfana abandonada. Sin embargo, probará ser una luchadora, sobreviviente por encima de todo y todas las tragedias humanas. Zarité es un verdadero personaje épico digno de todo respeto y admiración. No es un personaje histórico como otros que la rodean en la novela, Toussaint L’Ouverture, Makandal y Boukman que son los líderes innegables de la revolución haitiana. No empece, es tan o más importante que ellos en la historia del mundo pues representa el triunfo de las vidas extraordinarias de los seres comunes y corrientes que permanecerán sin nombre pero que constituyen el grueso de la humanidad. En Zarité, Allende logra nombrar lo que es anónimo en los libros de historia: el triunfo de la vida, la lucha por sobrevivir del ser común y corriente, aquello que denominamos la pequeña historia que no es otra que las historias del hombre común por perseverar y conseguir la felicidad, seguridad y mejor calidad de vida que merece.

La historia de Haití es fascinante y se ha contado de muchos puntos de vista: histórico como la revolución negra y la derrota de la supremacía blanca; político una bofetada en la cara de Napoleón al perder su colonia más productiva, social la emancipación total del negro y lo que significa serlo en un mundo blanco; económico como el triunfo del proyecto campesino y la renuncia al mundo moderno; poético como el triunfo de la negritud.

La isla bajo el mar
nos cuenta el punto de vista individual lo que significaron esos hechos históricos para el hacendado francés, el esclavo doméstico, el esclavo del campo, los affranchis, los criollos ricos con esclavos, las mulatas cortesanas de los ricos, los militares, los políticos, etc. El libro está lleno de aventuras y personajes maravillosos: Valmorain el amo que se considera bueno pero viola y domina a Teté desde que cumple 15 años; Violette Boisier la hermosa y sexual cortesana empresaria mulata; el capitán soldado de carrera y vocación que hace lo que hay que hacer para conservar el orden establecido; Gambo el esclavo cimarrón que retorna convertido en la peor pesadilla blanca del negro fuerte, furioso, soldado y vengador; Leonor la esposa española del amo francés que enloquece por la violencia y la miseria que se respira en Haití; Maurice el hijo criollo del amo que fue criado por esclavos y que sólo hablaba creole los primeros años de su vida, crece para convertirse en abolicionista férreo; el duo Tante Rose como la curandera y sacerdotisa del vudú y el Dr Parmentier médico francés que reconoce que la medicina tradicional de la curandera sabe más de plantas y curaciones que los métodos sádicos de la medicina del siglo XVIII… Isabel siempre respeta a estos personajes otorgándoles dimensión humana y profundidad pues nunca deja que caigan en viles estereotipos. Sus recuentos de Makandal y como regresa convertido en mosquito para vengarse por medio de la malaria de los blancos que lo mataron es genial y tiene ecos del gran Carpentier en El reino de este mundo.

La historia no culmina en Haití sino que también sigue la migración de la población criolla a Nueva Orléans donde pretenden continuar su sociedad y costumbres como si nada hubiese cambiado. Algunos de mis momentos favoritos son la quema de Le Cap y la fuga de Zarité, Gambo, Valmorain y los pequeños Maurice y Rosette para huir de las hordas de esclavos y soldados que sembraron terror en Haití con las matanzas, torturas y violencia sin precedentes; el encerramiento de los blancos y affranchies en Le Cap como si estuvieran ajenos a la revolución y la violencia no los tocaría pues siempre habían sido los dueños del mundo; el mercado de los esclavos en Nueva Orléans y la cárcel de mujeres; la sociedad mulata y su costumbre del “plaçage” donde unían a una hermosa mulata libre con un blanco señorito de dinero para crear una burla de un hogar con casa, servidumbre, hijos y todo.

Clasifico este libro como tristetristeza

Si no han leído nada de Isabel Allende la recomiendo de todo corazón y pueden empezar por La isla bajo el mar al ser una de las más humanas historias de los hechos monumentales que formaron la historia del Caribe moderno. Si te gustó este post puedes leer El cuaderno de Maya y El Zorro de Isabel Allende también.

8 thoughts on “La isla bajo el mar de Isabel Allende

  1. Lizette, gracias por haberme dedicado tu revista del libro. Definitivamente lo voy a leer. Yo había leído La casa de los espíritus e me gustó mucho.

  2. Pingback: Philida de André Brink | Nuestro Rincón de Lectura

  3. Pingback: La poesía negra en República Dominicana | Nuestro Rincón de Lectura

  4. Pingback: las Negras de Yolanda Arroyo Pizarro | Nuestro Rincón de Lectura

  5. Pingback: Vivir para contarla de Gabriel García Márquez | Nuestro Rincón de Lectura

  6. Pingback: El amante japonés o la oda a la vida de Isabel Allende | Nuestro Rincón de Lectura

  7. Pingback: El africano o la mirada del OTRO niño de Jean-Marie Gustave LeClézio | Nuestro Rincón de Lectura

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s