City Hunter – mi primer drama de acción

City Hunter MangaCity Hunter es un manga japonés escrito e ilustrado por Tsukasa Hojo. La serie se publicó desde 1985 hasta 1991 y tiene 50 capítulos.

Esta historia ha sido adaptada en múltiples ocasiones en anime, varias películas (una de ellas protagonizada por Jackie Chan) y por supuesto (la única razón por la que estoy hablando de este comic aquí) en un drama coreano.

Y bueno, tengo que empezar por decirles que no me gustó el comic, y de hecho, no terminé de leerlo, porque el personaje principal, Ryo Saeba, es superior a mis fuerzas.

Saeba (quien se parece a Sylvester Stallone en Rocky III) es un investigador privado que a la vez es también un vigilante. En realidad a mí me recordó un poco el concepto de The A-Team porque si querías contratarlo tenías que escribir las letras “XYZ” en una pizarra en la estación Shinjuku en Tokio.

Ryo creció en una aldea en America Central y no sabe gran cosa de su familia. Luego de vivir por algunos años en Estados Unidos llega a Japón, donde conoce y se hace amigo de Hideyuki Makimura. Ryo y Hideyuki además de amigos tienen una agencia de investigadores privados/paladines de la justicia (sort of), City Hunter.

Pero no vayan a creer que Ryo es un boyscout. Nada de eso. El tipo es un pervertido, mujeriego, lividinoso hasta el punto de darme asco, y por si fuera poco, un perfecto idiota.

A Hideyuki lo asesinan unos gangsters y su último deseo es que Ryo cuide a su hermana (lo que para mí no tiene ninguna lógica, es como darle a guardar el queso al ratón).

Es de esta manera que Kaori Makimura se convierte en la secretaria/sidekick de Ryo. Por razónes que no puedo entender, Kaori está perdidamente enamorada de Ryo y le dan unas perretas olímpicas cada vez que lo ve con una mujer diferente (lo cual sucede con demasiada frecuencia para mi gusto).

Honestamente eso es todo lo que voy a decir del comic, si les interesa, pueden leerlo aquí.

Ahora, City Hunter, el drama… Well, that’s what I’m talking about!

Pero antes de empezar, permítanme un comentario completamente random.

Me encanta la manera en que los coreanos pronuncian la C com “sh” y la X como “ksh”. O sea que ellos dicen shiti (city) y sekshy (sexy) (which I find very sekshy, indeed!). También me encanta el hecho de que en coreano no existe el fonema F y ellos terminan diciendo cosas como chep (chef), copi (coffee) y epopo (F4). ¡Me encanta escucharlos hablar!

City Hunter - Jin Pyo y Yoon SungOk, ahora sí vamos a Shiti Hanta.

Y les adelanto que el drama no tiene absolutamente nada que ver con el comic. Solo encontré dos cosas que tienen en común y una de ellas (más adelante les digo la otra) es, por supuesto, el hecho de que en ambos casos, el personaje principal es un vigilante conocido como el City Hunter. Pero las circunstancias, las motivaciones y toda la historia detrás de este hecho, son completamente diferentes.

El personaje de Ryu, en esta versión se llama Lee Yoon Sung, y es Michael Weston meets flower boy. Yo me enamoré de él desde la primera escena.

En realidad ya estaba enamorada de él desde antes, porque el actor es Lee Min Ho, quien me encantó como Goo Joon Pyo en Boys Over Flowers, y de quién más tarde me enamoré perdidamente como Jeon Jin Ho en Personal Taste.

Una de las diferencias más grandes entre el comic y el drama es (gracias a Dios) el protagonista masculino. En realidad, cuando yo estaba leyendo el comic, como ya sabía que el personaje en el drama lo hacía Lee Min Ho (y todavía estaba en el coma diabético que me causó la dulzura de su persoje en Personal Taste), yo no podía imaginármelo haciendo algunas de las cosas que hacía Ryo. Es más, me negaba a imaginármelo.

Y si bien, debido a su plan de venganza, Yoon Sung en apariencia es frío, indiferente y mujeriego, y usa a las personas a su conveniencia, en todo momento puedes ver su alma atormentada. Y como siempre, él sólo tenía que demostrar dulzura para que yo cayera rendida a sus pies. Y les aviso que Yoon Sung (contra toda lógica, considerando lo que ha vivido) es extremadamente dulce y adorable.

Park Min Young es Kim NanaEl personaje femenino es Kim Nana, y la actriz que lo interpreta es Park Min Young (la nueva novia de mi esposo y quien hasta hace sólo un par de meses era la novia de Lee Min Ho en la vida real). Sólo por ella, después de City Hunter, mi esposo me hizo ver Man of Honor y ahora estamos viendo Sungkyunkwan Scandal. Así que ni se atreva a volver a decir algo de mi crush con Kim Hyun Joong (Boys over Flowers y Playful Kiss).

Nana substituye por completo al personaje de Kaori Makimura. Ella es guardaespaldas en la Casa Azul (la residencia del presidente de Corea); es experta en artes marciales y muy buena con un arma de fuego. Me encantó el hecho de que por primera vez veo una protagonista que no es toda una damisela en apuros. Ella no tiene que esperar a que él venga a salvarla, y de hecho en ocasiones, la que lo salvó a él fue ella.

También me parece genial el hecho de que Nana no es una anormal que no puede ver lo que está bajo su nariz. Yo estaba dando saltos cuando ella descubrió que Yoon Sung era City Hunter como dos episodios antes de que él se diera cuenta de que ella lo sabía. Y se lo calló, tratando de ayudarlo en lo que podía (atta girl!).

Lee Joon Hyuk es Kim Young JooEl Second Male Lead es Kim Young Joo (Lee Joon Hyuk). El es un fiscal y está investigando unos casos de corrupción en los que están involucrados altos funcionarios del gobierno. Desde el principio demuestra mucho interés por Kim Nana, pero nos hace preguntárnos cuál es su motivación realmente.

La última pata de la mesa es Jin Se Hee (Hwang Sun Hee). Ella es veterinaria y es la ex esposa del fiscal Young Joo. Esta dinámica entre los cuatro me gustó mucho, porque es muy diferente de lo que estamos acostumbrados a ver en los dramas.

En realidad me cuesta llamar a esto un triángulo (o cuarteto) amoroso, porque en mi opinión nunca lo fue. Por un lado, Yoon Sung y Kim Nana se gustaban desde que se vieron y por el otro, era evidente que Young Joo y Se Hee todavía estaban enamorados a pesar de que se habían divorciado. Y si bien Young Joo demostraba interés por Kim Nana, era por otra razón que descubrimos más adelante.

City Hunter posterMe pareció muy interesante el hecho de que las situaciones en las que se veían involucrados Yoon Sung y Se Hee estaban diseñadas para matar de celos a Nana y a Young Joo. Y de igual manera, el sólo ver a Nana y a Young Joo juntos hacía que a Yoon Sung le hirviera la sangre. Sin embargo, la única que se mantenía ecuánime y en control era Se Hee. Debe ser porque ella conocía la motivación de su ex.

La trama parte desde un hecho de la vida real. El 9 de octubre de 1983 hubo un intento de asesinar al entonces presidente de Corea del Sur, Chun Doo Hwan. Los responsables (quienes supuestamente eran militares de Corea del Norte) pusieron una bomba en el Mausoleo de los Mártires en Rangoon, Burma. En este atentado murieron veintiún personas. El presidente se salvó porque se había retrasado apenas unos minutos debido al tráfico.

En el drama todo pasa exactamente así, claro, dos de los guardaespaldas que estaban en Burma con el presidente y sobreviven el atentado son Lee Jin Pyo (Kim Sang Joong) y Park Moo Yul (Park Sang Min). ¿Coincidencia que Jin Pyo suene tan parecido a Joon Pyo? Sólo podemos especular.

Mientras tanto en Seúl, cinco de los más importantes miembros del gabinete (Lee Kyung Wan, Seo Yong Hak, Kim Jong Shik, Cheon Jae Man y Choi Eung Chan) deciden tomar la justicia en sus manos a espaldas del presidente. Choi Eung Chan (uno de los cinco) recluta a Jin Pyo y a Moo Yul para que preparen un equipo de veintiún soldados para infiltrarse en Corea del Norte y asesinar a siete generales, en respuesta al atentado contra el presidente surcoreano.

Choi Eung Chan, quien conoce personalmente a Jin Pyo y a Moo Yul, se despide de ellos con la promesa de que como hombre, como compañero en armas, como sunbae los va a traer a todos a salvo de vuelta a Corea, donde serán reconocidos como héroes.

Pero lo que menos se imagina Choi Eung Chan es que después de darle el visto bueno a la misión, sus cuatro compañeros se echarían para atrás. El presidente había declarado que no habría ningún respuesta violenta por el atentado. Los americanos estaban también presionando y amenazando con retirarle su apoyo a Corea del Sur si atacaba a Corea del Norte (eotteohke!)

Los cuatro habían ya tomado una desición y lo único que necesitaban era que Choi Eung Chan la aceptara.

Y esa es la razón por la que cuando los veintiún soldados llegaron al punto en el que los recogería un submarino para llevarlos de regreso a casa, en lugar del recibimiento de héroes que esperaban, se encontraron con un francotirador que los mató uno a uno.

Moo Yul, quien había recibido una herida en la misión, protegió a Jin Pyo con su cuerpo, lo que lo convirtió en el único sobreviviente. Su último deseo: que Jin Pyo cuidara a su esposa, Kyung Hee, y a su hijo que acababa de nacer.

Jin Pyo, loco de dolor y rabia por la traición, llega a Seúl y va a buscar a Choi Eung Chan (quien es el único de los cinco que conocía) y lo escucha hablar con Lee Kyung Wan de lo que había pasado. Lee Kyung Wan le dice (sin asomo de remordimiento) que ahora sólo son ellos cinco los que tienen que olvidar. ¿Olvidar? Se pregunta Chi Eung Chan. ¿Será eso posible? El personalmente le dio su palabra a esos veintiún hombres que mandó a su muerte.

Luego de que Lee Kyung Wan se va, Jin Pyo se le presenta a Choi Eung Chan con toda la intención de matarlo, pero es interrumpido y tiene que irse, pero le deja una nota diciéndole que va a volver a cobrarle la vida que él prometió y se lleva los dog tags de los veintiún soldados que estaban en el escritorio de Choi Eung Chan.

Entonces, Jin Pyo llega a casa de Kyung Hee y se lleva al bebé. Y aquí tengo que hacer un paréntesis para decir que lo que yo quería en ese momento era coger a Jin Pyo por el cocote. Porque, dime tú, la pobre Kyung Hee acaba de perder a su esposo (sin explicación porque el gobierno simplemente los declaró MIA) y así, de la nada, se queda también sin su hijo. Y sólo le queda una nota en la que Jin Pyo le dice que Moo Yul murió y que él se lleva al niño, que rehaga su vida y sea feliz.

¡Todavía estoy en shock! “Rehacer su vida y ser feliz”. ¿Y cómo se supone que lo haga cuando acaba de perder a las dos personas más importantes de su vida? Y claro, ella podía reponerse a la muerte de Moo Yul y quizás más adelante podría volver a enamorare, pero, ¿cómo se supone que una madre supere perder a su hijo? ¡Y perderlo de esa manera!

Pero la cosa no acaba ahí. Jin Pyo se lleva al bebé con el único propósito de entrenarlo y prepararlo para que lo ayude en su venganza.

¿Alguien me puede explicar la lógica aquí? Su mejor amigo, su hermano, es traicionado y asesinado, y antes de morir le pidió que cuidara a su esposa y a su hijo. ¿Y qué hace él? Le roba el niño a su madre, se va para Tailandia y se convierte en un zar de la droga (porque todos sabemos que las venganzas son caras), y pasa los próximos veintiocho años convirtiéndo al niño en una pieza de su venganza.

Honestamente creo que Jin Pyo le hizo más daño a Moo Yul y a su familia que los que lo traicionaron en primer lugar.

Es que me rompía el corazón ver al niño haciendo todo lo posible por agradarlo, aprendiendo a disparar, artes marciales, pero nada nunca era suficente. Todo un drama existencial para tratar de que su papá reconociera su esfuerzo. ¡Y el tipo ni siquiera era su papá de verdad!

Cualquiera diría que él estaba criando al hijo de su peor enemigo (claro, no entendemos el porqué hasta el final del drama).

Lo increible es que, aún después de la infancia y adolescencia que tuvo, Yoon Sung se convirtió en un hombre honesto, cariñoso, compasivo, que confiaba en los demás y que tenía una alegría de vivir un tanto inexplicable en esas circunstancias y la habilidad de maravillarse con las cosas a su alrededor. Fue realmente cuando él se enteró de toda la historia y básicamente heredó esta venganza, que él empezó a cambiar y a convertirse en un hombre frío y duro (en apariencia, porque en el fondo seguía siendo todo un sweety pie).

City Hunter - Yoon SungA los veintiocho años, Yoon Sung llega por primera vez a Seúl (después de haber estudiado en MIT y toda la cosa) con el único propósito de acabar con los cinco hombres que ordenaron la muerte de su padre y los otros soldados.

Esa escena cuando él llega y se para en medio de una plaza a mirar a su alrededor me rompió el corazón porque el había deseado toda su vida regresar a Corea, quizás encontrar a su mamá y a la muchacha de la foto de Ahjussi (el cocinero y su pana), a quien sólo conocía por esa foto y de quien ya estaba un poco enamorado… Pero el motivo de su visita era muy diferente al que había soñado tantas veces. El venía a destruir a cinco hombres, de los cuales, por ahora, sólo conocía el nombre de uno.

Yoon Sung entra a trabajar en la Casa Azul (por órdenes de su papá, Jin Pyo) y allí todo el mundo lo trata como una joya, porque es el doctor graduado de MIT, experto en computadoras. El es también el niño rico, coreanoamericano, que realmente no necesita trabajar, lo hace por puro gusto. Un playboy a quien sólo le interesa divertirse con la chica de turno. Me encanta que su alterego es una mezcla entre Clark Kent (el nerd) y Bruce Waine (el playboy millonario) y le queda perfecto.

En la Casa Azul, Yoon Sung empieza a conocer mejor a Kim Nana (Ahjussi le pidió que la buscara y estuviera pendiente de ella). Los guardaespaldas son los instructores de judo de los nerds. Y aunque no entiendo bien por qué, me moría de la risa cuando Yoon Sung dejaba que Nana lo tirara una y otra vez al piso, cuando en realidad, él solito podía darles por la cara a todo el equipo de guardaespaldas. Las cosas que tiene uno que hacer para proteger su identidad secreta.

City HunterDe hecho, las escenas de peleas están brutales. Yo me babeaba cada vez que Yoon Sung empezaba a dar patadas. Nunca en mi vida pensé que la violencia física pudiera ser tan sexy. Pero ¿existe algo que Lee Min Ho no haga sexy? Y si tenía puesta la máscara de City Hunter, había que recogerme del piso porque el hotness factor sobrepasaba los niveles recomendables (ya entiendo por qué mi unnie le dice Lee Min HOT!).

La historia de venganza a mí me pareció genial; la manera en la que Yoon Sung fue metódicamente destruyendo a cada uno de los culpables. De hecho, me recordaba mucho al Conde de Montecristo, que es mi libro favorito de todos los tiempos. Sus venganzas se parecían un poco a las de Edmundo Dantés porque él lo que quería era destruírlos por completo.

Su papá (Jin Pyo) quería pegarles un tiro y ya, pero esos no eran los planes de Yoon Sung. El sabía que no podría matar a nadie a sangre fía, además, después de completar su venganza él quería vivir una vida feliz y normal, y sabía que esto era algo que él sólo podría hacer si sus manos no estaban sucias de sangre.

Todo se complica cuando, por hacer las cosas a su manera, Yoon Sung tiene que enfrentarse abiertamente a su papá. La situación entre ellos se torna aun más difícil cuando Jin Pyo empieza a usar a las personas que Yoon Sung ama (su mamá, Nana y Ahjussi) como armas para mantenerlo bajo control. Y eso es algo que él no le va a permitir a nadie; él los va a defender a como dé lugar.

El twist al final, además de sorpresivo, me rompió el corazón. Yo ya sospechaba que para Yoon Sung iba a ser difícil completar la venganza porque a medida de que conocía a Choi Eung Chan (el último de los cinco) más lo respetaba y le cogía cariño. Choi Eung Chan era ahora nada más y nada menos que el presidente de Corea. Y cuando Yoon Sung se entera de que él es el último blanco de su venganza, se da cuenta también de que otra vez tendrá que enfrentarse a Nana, quien es una de las guardaespaldas del presidente y lo va a defender a toda costa.

City Hunter - Nana y Yoon SungLa historia de amor es otro cuento y yo la divido en tres etapas, dependiendo de la manera en que Yoon Sung trataba a Kim Nana en ese momento. Hasta el episodio nueve a mí me pareció súper adorable la dinámica entre ellos. Se pasaban todo el tiempo coqueteando, peleando, tratando de demostrar que a ninguno le interesaba el otro, pero entre ellos siempre había esa tensión que existe cuando te gusta alguien pero sabes que no es una buena idea. Y me gustaba particularmente la manera en que delante de ella él era este idiota, mujeriego, desinteresado, pero a sus espaldas vivía buscando la manera de arreglarle la vida.

Honestamente me encantaba cuando él era brusco y odioso con ella, pero a la misma vez su mirada delataba lo que realmente sentía por ella. Y qué risa me daba cuando él la llamaba gum Nana (gum=oso=tonto) y de hecho, hasta le puso ese nombre en su celular. Parecía todo un nene de kinder halándole el pelo a su primer puppy love.

City Hunter HugEl beso del episodio nueve me gustó porque fue un momento de debilidad de parte de Yoon Sung. El estaba decidido a mantenerse alejado de Kim Nana para protegerla. Pero en ese momento él no pudo más y la besó. Pero más que el beso, lo que a mí me derritió fue el abrazo después del beso. El la abraza contra su pecho, con la barbilla en su cabeza y le dice que se cuide, que cierre bien la puerta, que coma bien (no solamente kimchi), que no confíe tan fácilmente en la gente.

A mí se me estaba rompiendo el corazón. Aunque honestamente creo que Nana no estaba escuchando una sóla palabra porque, primero, su cerebro todavía estaba haciéndo corto circuito después del mega beso, y segundo, cuando un hombre así te abraza, por supuesto que todo a tu alrededor pierde importancia. La cosa es que ella no se dió cuenta de que él se estaba despidiendo de ella, así que imaginen su sorpresa, al llegar al día siguiente a la Casa Azul, con una sonrisa de oreja a oreja y en lugar de encontrar al hombre dulce y adorable que la había besado la noche anterior, encontrarse con Mr. Jerky McJerk.

Realmente odio la rutina de Te-amo-tanto-que-tengo-que-abandonarte-haciendote-sufrir-lo-más-posible-para-protegerte, la cual es tan popular en los dramas coreanos. Sin embargo, en este drama en particular puedo entender las razones de Yoon Sung, así que decidí permitírsela por dos episodios. Más de eso me hubiera hartado olímpicamente.

La segunda etapa (que es mi favorita) es la de los episodios de la venganza contra Kim Jong Shik. Como Kim Jong Shik hacía diez años había causado el accidente en el que murió la mamá de Nana y su papá quedó en coma, Yoon Sung permitió que ella lo ayudara (más para tenerla cerca y poder protegerla que otra cosa). Me gustó mucho que en esos episodios Yoon Sung, Kim Nana y Ahjussi se convierten en Team City Hunter (en esos episodios sí que me recordaban a Burn Notice).

Pero después, en la tercera etapa del romance, Yoon Sung volvió a su afán de proteger a Kim Nana y a mantenerse alejado de ella. Esto fue cuando, después de un susto, él se dió cuenta de que no era invencible y que existía la posibilidad (e incluso la probabilidad) de que él no sobreviviera.

En estos últimos capítulos de verdad que Yoon Sung me desesperó con sus mood swings; te amo, pero no puedo estar contigo; no me hables, no me mires, pero vivo buscándote; te ignoro, pero te miro de lejos… DE…SES…PE…RAN..TE…

Honestamente prefiero a Mr. Jerky McJerk, porque este Yoon Sung muerto de amor y lánguido por los rincones de verdad que me sacó por el techo. Sólo vi la luz cuando él le pidió que lo esperara, que si él sobrevivía quería estar con ella.

Es una pena que nos tuvieran en un desespero de vida por veinte episodios, para resolver la historia de amor en dos minutos. No es justo que hayan dedicado tanto tiempo a la venganza (aunque debo decir que al final quedé muy satisfecha por ese lado, con apenas una cosa que hubiera deseado que no pasara) y que no hayan podido darnos un poco más de sustancia en el departamento del amorcito tierno. Después de tanto drama, nos dejaron con una maleta, una mirada y una sonrisa (y que conste que ni siquiera fue la mejor sonrisa de Lee Min Ho). ¿Y se supone que me conforme con eso? Andwee! Shiruh! Chincha shiruh!

Y yo me conformaba con poco. Con que él la hubiera abrazado al final yo hubiera terminado con una sonrisa de oreja a oreja. ¿Honestamente era demasiado pedir?

Pero bueno, A fin de cuentas terminé haciendo las paces con City Hunter porque realmente hay muchas cosas del drama que me encantan como para permitir que los últimos dos minutos me lo dañen. Tuve que conformarme con ver nuevamente el beso del episodio nueve.

Muchos de estos detalles que me encantaron son completamente irrelevantes para la historia. Como ver al presidente en un pojangmacha bebiendo soju con el fiscal Young Joo. O la adicción de Ahjussi con el equivalente coreano del Home Shopping Network y Yoon Sung peleándole porque le maxeaba las tarjetas.

También la escena en la que Yoon Sung le lee un cuento a un nene de unos cinco o seis años de quien se había hecho amigo mientras las mamás de ambos recibían tratamiento en el hospital. ¡Súper cute!

Y el hecho de que la hija del presidente (Goo Ha Ra, del grupo de K-pop KARA) tuviera un crush con Yoon Sung desde que lo vió por primera vez (pero, ¿quién la culpa?) y siempre buscaba la manera de metérsele por los ojos mientras que él vivía rechazándola. Ella estaba segura de que iba a morir de amor por él, claro, hasta que conoce al fiscal y el desenamoramiento fue instantáneo; hasta le quitó a Yoon Sung el café que acababa de prepararle (con espuma en forma de corazón y todo) para dárselo a Young Joo. Lo mejor es la cara de ofendido que pone Yoon Sung y la de absoluta satisfacción de Young Joo, y el hecho de que la reacción de ellos no tiene nada que ver con la hija del presidente, sino con la competencia que tienen entre ellos desde que vieron por primera vez (LOL!)

También me encanta en el episodio once cuando Yoon Sung envía a Ahjussi a poner un tracker en el bastón de Jin Pyo y la reacción de Ahjussi es, por supuesto, morirse de miedo, Yoon Sung le dice que si algo sale mal que le envíe un text con “XYZ”. Y éste es el otro detalle con que el drama hace referencia al comic.

El drama es en realidad muy bueno, aún a pesar de que yo hubiera querido ver un poco más de romance. Después de todo se puede argumentar que no es una comedia romántica, es en realidad un drama de acción y la trama principal es la venganza. La historia es muy buena y las actuaciones son excelentes. La cinematografía me dejó con la boca abierta; las tomas parecen más bien de una película que un drama y se ve súper brutal.

Lo pueden ver con subtítulos en inglés aquí.

Para otros dramas, entren aquí.

Lee Min Ho en City Hunte

14 thoughts on “City Hunter – mi primer drama de acción

    • Saeko Nogami? Sí sale en el manga. Ella es policía y siempre está contratando a Ryo para que la ayude con casos que tienen que ver con la mafia y así. De hecho, en los primeros capítulos ella lo contrata para que la ayude a encontrar a su hermanita que estaba desaparecida.

  1. Pingback: Sexiest Vampire Alive… o Gregori el rey del disco | Nuestro Rincón de Lectura

  2. Pingback: Man of Honor o Young Love Jae In « En Mi Patio

  3. I was curious if you ever thought of changing the structure of your website? Its very well written; I love what youve got to say. But maybe you could a little more in the way of content so people could connect with it better. Youve got an awful lot of text for only having one or 2 pictures. Maybe you could space it out better?

  4. Pingback: Sungkyunkwan Scandal – Mi caso más grave de SMLS « Nuestro Rincón de Lectura

  5. Pingback: Alcanza tus sueños con Dream High « En Mi Patio

  6. Pingback: Strongest Chil Woo – Mi más grande guilty pleasure « En Mi Patio

  7. Pingback: Fugitive: Plan B – Veinte episodios de pura acción « En Mi Patio

    • Hola Alejandra! Bueno,yo ya dije que no me encantó el final. En realidad, como se supone que la historia del drama es una precuela del comic, yo lo que esperaba era que mataran a Nana y vieramos algo del hombre cínico que es Ryo Saeba. Pero en el drama como que quisieron darles a todos un final feliz, pero sin comprometerse mucho. Sacaron al presidente, pero él se fue a vivir tranquilo en el campo; Eun Ah fianlmente se dio cuenta de que Yoon Sung estaba enamorada de Nana y se casó con Ki Joon; la hija del presidente abrió su propio café; el papá de Nana finalmente se murió sin pena ni gloria pero ella se fue para EU con Yoon Sung, la mamá y Ahjussi. Todos los malos recibieron su merecido y los buenos vivieron felices para siempre.
      And the City Hunter drives off into the night…

¿Qué te parece? Estás de acuerdo, nada que ver, etc.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s